Diez objetos para organizar una escape room en casa

Las salas destinadas a este fin se han extendido por toda Europa. Un concepto innovador, que puede ser trasladado a nuestros hogares

17.04.2020 | 19:29
Jóvenes participantdo en el Escape Room.

A estas alturas del confinamiento probablemente ya hayas jugado a todos los juegos de mesa posibles, hayas visto tus series favoritas y leído los libros que tenías pendiente. Faltan ideas sobre qué podemos seguir haciendo para que las horas se nos hagan más cortas, sobre todo en familia.

Una buena opción puede ser crear tu propia escape room en casa. Estamos ante una modalidad de juego que se ha puesto muy de moda en los últimos años, surgiendo centenares de salas destinadas a este fin por toda Europa. Un concepto innovador, que ha conquistado a millones de jugadores y que puede ser trasladado a nuestros hogares.

La partida comienza entrando en una habitación de la que no podremos escapar. A partir de ese momento se activa una cuenta atrás. Por delante, tendremos una hora para descifrar los enigmas que esconde esa habitación, y lograr salir de ella antes de que el tiempo se agote. Esta es la premisa de toda escape room que se precie, y aquí encontrarás las claves sobre qué objetos necesitas para conseguir que el juego sea todo un éxito.

Objetos para encerrar las pistas

El juego se basa en ir encontrando diferentes pistas, que nos ayudarán a ir avanzando. Si queremos darle un poco más de emoción, te recomendamos que éstas estén encerradas o escondidas en objetos de diversa índole. También puedes ayudarte de algunos trucos que te detallamos a continuación.

1. Maletines
Encajan en cualquier escape room, y son ideales ya que normalmente para abrirlos debemos introducir una combinación, o usar una llave. Coloca dentro documentación o pistas importantes para desvelar desafíos. Ofrecen multitud de posibilidades, todo depende de nuestra imaginación.

2. El teléfono fijo
Si tienes una línea fija, puedes hacer una llamada en algún momento del juego para dar ambientación, para facilitar un acertijo o para ofrecer una pista al equipo. Seguro que se sobresaltarán cuando vean que alguien les habla desde el otro lado de la línea.

3. Objetos fuera de contexto
Coloca un objeto fuera de su lugar de referencia. Si la historia se desarrolla en la sala, puedes mover un sillón o si es en la cocina, colocar un plato boca abajo en la mesa. Es ahí donde los invitados deben localizar la pista que les ayude a seguir avanzando.

4. Tú móvil
El reto puede comenzar averiguando cómo desbloquear el teléfono móvil. Una vez es desbloqueado, podemos acceder al número de teléfono al que los invitados deben llamar para descubrir la solución.

5. Candados con combinaciones
Los candados ayudan a cerrar elementos que pueden ser fundamentales en el juego, como por ejemplo una caja con asas. Podemos cerrar una caja de herramientas y guardar en su interior las instrucciones para comenzar el juego o la llave que nos ayudará a abrir la puerta para salir de la sala.

6. Reorganiza una foto
Divide una fotografía en varias imágenes y crea tu propio puzzle. Una vez los jugadores se hayan dado cuenta de que la instantánea está desordenada, y la hayan completado correctamente, encontrarán el código secreto o la pista que les ayude a seguir jugando.

7. Una caja fuerte pequeña
Quién no ha tenido la típica caja fuerte pequeña con una combinación. Incluirlas en nuestra escape room añade misterio y son especialmente interesantes, ya que su precio es asequible. Las hay digitales, en las que debes introducir directamente un código o clásicas, en las que debes girar la rueda hasta dar con el número en cuestión. Podemos añadir más tensión a la prueba limitando el número de códigos que podemos introducir hasta dar con la clave correcta. La caja fuerte se bloqueará, por ejemplo, al insertar tres códigos erróneos.

8. Zumo de limón
Exprime zumo de limón en un vaso y moja en él un pincel. Ayúdate del pincel para escribir sobre un papel la pista en cuestión, creando una tinta invisible que solo podrá verse con el calor. Este código dejará sorprendidos a tus invitados.

9. Mensaje al revés
Conocida como escritora especular, era utilizada por Leonardo Da Vinci para dificultar la lectura de sus anotaciones. No te pediremos que la realices a mano, pero puedes conseguir este tipo de escritura con la ayuda de un ordenador. Basta con que crees un cuadro de texto, insertes el código a resolver con una fuente bonita o que imite la escritura a mano, y lo inviertas. Cuando pongas el papel frente al espejo, el texto se leerá sin problema.

10. Superposición
Para realizarlo serán necesarias dos hojas de papel distintas. Al poner una sobre la otra a contraluz, revelarán un mensaje. Tendrás que escribir un texto en el que falten algunas letras o palabras, y el resto en la otra hoja que tus invitados encontrarán más adelante. Al principio estará sorprendidos sobre qué han hallado exactamente, pero seguro que más tarde caerán en la cuenta.