ENCUENTRO DEIA: EMPLEO Y EMPRENDEDORES

Una carrera de fondo para llegar a la meta del trabajo

El empleo, motor de la economía, y el emprendimiento como salida al mercado laboral son objeto de atención por parte de instituciones y entidades como los Behargintza, que ejercen de 'ventanilla' cercana para informar, orientar, formar y apoyar a quienes buscan trabajo o quieren poner en marcha su propia empresa, con las dificultades que ello conlleva

17.12.2019 | 19:40
Los expertos reunidos en las instalaciones de DEIA ponen el factor humano en el eje de sus actuaciones en materia de empleo y emprendizaje. Foto: Jose Sampedro

LA entrada en el mercado laboral no es tarea fácil y en muchos casos necesita de orientación, apoyo e incluso ayuda económica. En esta materia ha profundizado el Encuentro DEIA: Empleo y Emprendedores, de la mano de expertos como José Miguel Medrano, responsable de Promoción Económica del Ayuntamiento de Santurtzi; Joseba Oleagoitia, coordinador de Mungialdeko Behargintza; y Jon Matías, director técnico y co-fundador de Keynetic Technologies.

Una radiografía del desempleo en Bizkaia y en los municipios y comarcas representados enmarcó los contenidos a abordar, mostrando que en Bizkaia, el índice de paro ronda el 11,8% frente al 10,8% de Euskadi, habiendo en octubre de 2019, 66.039 personas desempleadas registradas en los servicios públicos de empleo, según el SEPE (Servicio Estatal de Empleo) y Lanbide-Servicio Vasco de Empleo.

Cabe destacar que de las 155.772 personas que demandan empleo en Bizkaia, están en desempleo 66.039. Ello indica que en octubre de 2019 había 89.733 personas trabajando pero que querían cambiar de trabajo o mejorar en su situación laboral. Lo que achacan los expertos reunidos a "la precarización de las condiciones laborales de los últimos años".

José Miguel Medrano resalta la elevada tasa de desempleo en Ezkerraldea, que ha motivado que en las políticas de empleo del Gobierno vasco hayan dedicado programas específicos a esta comarca. Así las cosas, la intención del Área de Promoción Económica del Ayuntamiento de Santurtzi es "impulsar las políticas de desarrollo y de impulso a la creación de empleo".

En contraposición, en el entorno de Mungialdea se contabilizan 807 personas desempleadas, registrando el municipio de Mungia, cabecera de la comarca, un índice de paro en octubre del 9,2, -frente al 15% de Santur-tzi- nivel por debajo del de Bizkaia (11,8%) y de Euskadi (10,8%), confirma Joseba Oleagoitia.

Añadido a los datos de empleabilidad, Jon Matías trae a colación la fuga de talentos, a su modo de ver "un elemento oculto que es importante tener en cuenta porque son gente formada aquí que se ha ido fuera en busca de empleo".

En relación con el perfil del desempleado en Bizkaia, el coordinador de Mungialdeko Behargintza observa una brecha de género de 11,97 puntos porcentuales. En concreto, del total de personas desempleadas, el 55,98% eran mujeres. Hay 7.905 mujeres más desempleadas que hombres. Y a su vez, más de la mitad del desempleo registrado, el 51,59% se concentra en el estrato de las personas con 45 o más años de edad. Un aspecto este en el que trabajan en los Behargintza.

Servicios

Ofrecer información es fundamental para encauzar la búsqueda de empleo en estas entidades. Así, el asesoramiento en materia de empleo está integrado en uno de los cuatro pilares de Mungialdeko Behargintza. "Ofertamos un servicio de orientación individualizada con el objeto de alcanzar el objetivo profesional. A tal fin, somos centro colaborador de Lanbide-Servicio Vasco de Empleo, agencia de colocación homologada por el SEPE, colaborando con las diferentes administraciones públicas y empresas para la puesta en marcha y desarrollo de programas específicos".

En concreto, Mungialdeko Behargintza ha registrado 1.392 personas atendidas en 2019 hasta octubre, de las cuales, 1.240 pertenecen a colectivos con especiales dificultades de inserción laboral, así como 231 personas nuevas registradas y 180 insertadas laboralmente.

En Santurtzi, dentro de SanturtziLan facilitan el acceso a una experiencia profesional mediante la intermediación laboral y la puesta en marcha de planes de empleo locales. Ello, como en Mungialdeko Behargintza, sobre los pilares de la orientación, cursos de formación, ayuda al autoempleo y creación de empresas. "En estos momentos tenemos más de 2.000 usuarios registrados que reciben información a través de la página web, por un boletín expreso quincenal con todas las ofertas de empleo que podemos gestionar como agencia de colocación y toda la información de ofertas de empleo de otras instituciones o empresas, así como de los cursos que gestionamos orientados a través de la Diputación Foral de Bizkaia y de Lanbide, además de la oficina de asesoramiento y tutorización diaria", argumenta José Miguel Medrano.

Todo ello "en coordinación con Lanbide para aprovechar sinergias y poner a nuestros usuarios las herramientas que permitan mejorar su acceso al mercado de trabajo", corrobora Joseba Oleagoitia. Para él, la figura del orientador es fundamental dado que acompaña a la persona desempleada en el itinerario personalizado de acceso al mercado laboral, ayuda a la consecución de sus objetivos profesionales y aporta información útil y conocimiento para la realización de una búsqueda activa de empleo. En la actualidad, Mungialdeko Behargintza cuenta con tres personas destinadas a la orientación laboral, servicio de centro de empleo, realización de talleres para trabajar habilidades y diferentes aspectos a tener en cuenta para acceder al mercado de trabajo, impartición de formación cualificante fruto de las necesidades detectadas en el marco de la prospección empresarial, etc. Además, recuerda que tiene también su propio desarrollo web con las ofertas de trabajo actualizadas día a día.

AUTOEMPLEO

Al abordar el emprendimiento como salida laboral y las dificultades que entraña, el co-fundador de Keynetic Technologies ve diferencias en función del ámbito en el que se cree la empresa. Si bien considera que "hay bastantes ayudas focalizadas a temas tecnológicos, al tratarse de un producto de ciberseguridad "debemos dar solución a un mercado global", advierte.

"Uno de nuestros principales retos es buscar lo diferenciador de la tecnología para competir y ser una alternativa para las empresas clientes frente a otros productos que ya están en el mercado internacional. Y por otro lado, el reto es también la capacidad del equipo a nivel de recursos, con el tiempo como el bien más escaso", incide. Su director técnico concibe Keynetic Technologies como una startup que "como toda empresa necesita clientes y toda la estructura de cualquier empresa. Las ayudas vienen bien durante el camino pero la empresa debe ser rentable, tener clientes y orientarse. La mejor forma de financiación realmente es la confianza de los clientes y la apuesta por tu tecnología. La clave es dotarse de un buen equipo, ofrecer un producto sólido y ser eficientes para dar respuesta adecuada", sentencia.

Tras un doctorado orientado a producto, con aplicabilidad y cercanía al mercado y a problemas reales, Jon Matías y su socio focalizaron el apoyo, acompañamiento y ayudas a través de ZITEC, "que viene a ser un encuentro entre UPV/EHU y Diputación de Bizkaia", precisa.

Aparte de las ayudas institucionales y de rodearse de un buen equipo, al modo de ver del responsable de Promoción Económica del Ayuntamiento de Santurtzi, una de las principales dificultades a la hora de emprender es "encontrar el nicho de mercado por el que puedes entrar, habiendo hecho un análisis previo de la situación y de la propia persona emprendedora. En este punto, es importante "creer en el propio proyecto y visualizarte desarrollando esa iniciativa". No obstante, los expertos reunidos en el encuentro expresan con rotundidad que "no toda persona vale para liderar una iniciativa empresarial". El coordinador de Mungialdeko Behargintza lo argumenta aduciendo que "el emprendimiento no es para todos, dado que la persona promotora tiene que tener una pasta especial. Aparte del saber hacer asociado a la actividad a desarrollar ha de tener una visión, capacidad de trabajo y sacrificio. El factor humano es básico. Y hace falta también conocimiento de una realidad cambiante a la que hay que adaptarse teniendo que ser gestores y con capacidad para la toma de decisiones, con una mentalidad abierta".

Con tales premisas se identifica el director técnico de Keynetic Technologies, Jon Matías, como emprendedor. "Yo estoy asumiendo el perfil que tengo como persona. Me gustan los retos y soy perseverante".

Como desarrolladores de solución técnica se adaptan a la que consideran "mejor forma de abordar cada situación". De esta forma, desde el principio han ido evolucionando y complementando su herramienta para el mercado de la ciberseguridad de forma progresiva con los elementos que ayudan al negocio".

Emprender, por tanto, no es una salida fácil. "Tienes que ser fuerte y estar mentalmente preparado para afrontar las dificultades y nuevos retos en un camino largo", insiste José Miguel Medrano. Ello debido a que "la realidad cambiante y las incertidumbres hacen que las personas emprendedoras tengan la necesidad de adaptarse", según estima el coordinador de Mungialdeko Behargintza,.

Y precisamente, a su juicio, hacer frente a la adversidad requiere diseñar el itinerario mediante un plan de negocio, que ha de ser una herramienta viva para alcanzar la meta deseada.

La clave para afrontar las dificultades que vayan surgiendo es la información. "La persona promotora tiene que ser como una esponja que vaya recogiendo la información asociada al contexto y a la realidad que está desarrollando en el día a día de su negocio. Una esponja para asimilar conocimientos que enriquezcan su proyecto y le permitan una toma de decisiones lo más acertada posible", dice Joseba Oleagoitia.

"En la hoja de ruta que hay que establecer, cada cual debe ser consciente de sus recursos para lograr su objetivo en el mercado", añade José Miguel Medrano. Y un paso más da Joseba Oleagoitia, para quien "esto es una carrera de fondo, hay que funcionar por fases y objetivos intermedios. No hay resultados a corto plazo".

El ecosistema de agentes que apoya a las personas promotoras debe diagnosticar y ver el grado de maduración de su idea empresarial para abrirles los ojos y que tomen sus propias decisiones con la información que se les facilite. Así lo viven también en el Ayuntamiento de Santurtzi, especialmente en el área del comercio, en la que trabajan en gran medida. "Abrir un comercio no es levantar la persiana y ya está, sino que hace falta un estudio previo, conocer el mercado y especializarse en algo que te diferencia del resto". En este sentido, Jon Matías reivindica la importancia del factor diferencial, "clave para que los clientes seleccionen tu producto frente a otro".

En suma, la persona emprendedora debe ser "todoterreno", asumir conocimientos y estar atenta al mercado y a la competencia, lo que lleva a José Miguel Medrano a entender el emprendizaje como "una actitud, hay que ponerle pasión y tiempo. Hay que nacer con ese espíritu emprendedor y luego desarrollarlo". En esta reflexión centra su papel el coordinador de Mungialdeko Behargintza: "Estamos para intentar encajar todas las piezas con toda la ilusión posible".

Todo ese asesoramiento, acompañamiento, formación y el trasvase de conocimiento es una labor importante que están realizando desde los ayuntamientos y "en la que tenemos que insistir", apuntala José Miguel Medrano. Afirmación que Joseba Oleagotia refuerza: "El factor humano es básico y luego están las herramientas que les facilitamos las distintas entidades". En concreto, En Mungialdeko Behargintza se realizan talleres mensuales dirigidos a las personas que tienen una inquietud en materia de emprendimiento con objeto de centrar su idea y orientarles hacia la inserción laboral por cuenta propia o ajena. Se han efectuado 10 talleres con 72 participantes.

Con todo, los expertos juzgan la decisión y la determinación como factores fundamentales, pero "acompañados por un realismo, de tal forma que conduzca a una asunción de retos asumibles, con un componente crítico y un control de posibles incidencias que puedan producirse".

A partir de ahí, Jon Matías cree importante tener un equipo nivelado para sacar adelante el trabajo.

Nichos de mercado

Cada comarca o municipio responde a una realidad socioeconómica diferente. En la zona de Mungia y Mungialdea, el mayor dinamismo viene de la mano de los negocios de servicios dirigidos a la comunidad, sector turístico u hostelero y las iniciativas vinculadas al sector primario. En 2019, a 31 de octubre, llevan 30 negocios puestos en marcha con apoyo del Behargintza.

Por su parte, en Santurtzi, los nuevos negocios se enfocan hacia el sector servicios, fundamentalmente de comercio y hostelería. Disponen de dos polígonos industriales, Balparda y El Árbol, con empresas asentadas allí.

Desde Santurtzi

Lan se ha dado apoyo a la creación de 36 comercios durante 2018. "Hemos participado en su proceso y desarrollo y a final de año hicimos un reconocimiento a todas aquellas personas que con el asesoramientos de nuestros técnicos han montado su negocio".

"El fomento del emprendimiento en Mungia y Mungialdea como alternativa de desarrollo personal y profesional se viene efectuando desde que se creó Mungialdeko Behargintza en 2001. Desde 2016, las actuaciones de fomento del emprendimiento destinado a la juventud en Mungialdea pivotan sobre el programa de Diputación Foral Udal Gaztedi Mungialdea, que abarca actuaciones que se impulsan por parte de los ayuntamientos de Arrieta, Bakio, Fruiz, Gamiz-Fika, Gatika, Laukiz, Maruri-Jatabe, Meñaka y Mungia. Mungialdeko Behargintza actúa como soporte técnico asociado al programa que se podría resumir en dos actuaciones diferenciadas. Por un lado, el fomento del emprendimiento en los cinco centros escolares de Mungia para alumnado de Bachillerato y Formación Profesional (Bentades Ikastetxea, IES Mungia BHI y Larramendi Ikastola, IES Mungia FP y OLH Mungia FPB) con 10 horas de tutorización para cada una de las 12 aulas participantes.

Un total de 223 alumnos y alumnas trabajarán su iniciativa empresarial, constituyendo grupos promotores para desarrollar su proyecto, compitiendo con el resto de ideas empresariales trabajadas en su centro en el Gazte sortzaileen 3. azoka. En esta feria se efectúa un show room en el que cada equipo promotor dispone de un espacio donde presenta y expone su proyecto.

El Gazte sortzaileen 3. azoka tendrá lugar el próximo 4 de diciembre en Olalde Aretoa con la posterior entrega de reconocimientos a los equipos promotores participantes en el marco del Gazte sortzaileen 4. ekitaldia del 11 de diciembre.

La filosofía es que los chavales vean el emprendimiento como una alternativa y cómo detrás de cada negocio hay una idea que responde a una necesidad, así como lo necesario para poner en marcha esa idea y después ser capaces de vender ese proyecto al jurado", expone Joseba Oleagoitia. "En esta tercera edición participan el 100% de centros formativos de la comarca y la acogida ha sido muy buena entre la juventud", se congratula.

Y por otro lado están las ayudas de 1.000 euros para hacer frente a inversiones por parte de personas jóvenes emprendedoras de hasta 30 años de edad que hayan montado el negocio en el último ejercicio.

Una iniciativa que Jon Matías alaba, porque supone "que empiecen a experimentar con esos planteamientos, ya que al final es una etapa formativa más y la formación es necesaria. Además, cuando están motivados, su capacidad de desarrollo a nivel de tecnología con las herramientas disponibles hoy en día es brutal". En lo que se muestra plenamente de acuerdo el coordinador de Mungialdeko Behargintza.

Con el mismo objetivo de difundir y apoyar la cultura emprendedora, los Ayuntamientos de Ezkerraldea y Meatzaldea han llevado a cabo este año el XI Concurso de Ideas Empresariales entre alumnos de centros formativos en su mayoría. En Santurtzi ha habido alta participación y han conseguido incluso premios. "Son actuaciones -a su modo de ver- muy importantes para apoyar, estimular e incentivar a personas que en muchos casos ni pensaban que podrían desarrollar sus capacidades de emprendizaje y lo han podido hacer a través de estas posibilidades que se les brindan. Como en el caso de Mungialdea, "la acogida está siendo muy buena, sobre todo por parte de gente joven con capacidades, voluntad y ganas a los que brindamos un espacio para poner sobre la mesa sus ideas", enuncia José Miguel Medrano, sin olvidar los talleres de iniciación al emprendimiento, tutorización personalizada, etc, desde SanturtziLan.

La labor de los Behargintza como "correa de transmisión" es aplaudida por el co-fundador de la startup Keynetic, puesto que facilita "el compartir con otros emprendedores la experiencia, lo que resulta muy valioso, ya que es una referencia para orientarse".

Trasvase de conocimiento

Ese trasvase de conocimiento lo catalogan como fundamental en Mungialdeko Behargintza, y lo focalizan en Mungia On. "Las agencias de desarrollo local jugamos un papel importante en ello, dado que somos el último eslabón entre el aparato de la Administración y los agentes económicos, somos los agentes más cercanos a la pyme, a la micropyme y a la persona promotora local. No podemos dar soluciones del siglo XIX o del XX a los problemas y retos que se nos plantean en el siglo XXI, hay que cambiar formas de actuar y adaptarnos a los tiempos dando las soluciones apropiadas. Y todo ello pasa por la información y el conocimiento".

Desde Mungialdeko Behargintza disponen del citado paquete formativo, Mungia On, destinado a agentes socioeconómicos y personas emprendedoras que recoge toda esta filosofía, que busca trasvasar el conocimiento en materia de gestión empresarial, realizando a su vez píldoras formativas sobre el manejo de las nuevas tecnologías y aplicación de las mismas en el día a día de los negocios, así como de nuevas maneras de hacer las cosas y cambios normativos como la Ley de contratos o los planes de igualdad, etc. Somos la ventanilla más cercana a ese agente socioeconómico o a esa persona con una inquietud empresarial dentro del ecosistema de agentes de apoyo de Bizkaia".

En cuanto a la necesidad de adaptarse al cambio en la cultura empresarial, el responsable de Promoción Económica del Ayuntamiento de Santurtzi insta a "adecuarse a los cambios que la sociedad y el desarrollo económico nos van imponiendo". El gran reto es "saber adaptarse y dar respuesta a las necesidades de la pyme y la micropyme de nuestro entorno por parte de la persona promotora", agrega Joseba Oleagoitia.

En sintonía respecto a la importancia del trasvase de conocimiento entre emprendedores, recuerdan también desde los Behargintza que "como entes facilitadores, si es necesario canalizamos a otras agencias la necesidad que tenga cada iniciativa empresarial para solventarla".

De este modo desarrollan estas entidades su labor en favor del empleo día a día. "Nos debemos a los ciudadanos y a sus necesidades y ahí estamos con los recursos destinados a la mejora de su empleabilidad, apoyar la creación de empresas y ayudar en su consolidación desde el ámbito local. Buscamos, junto a Lanbide, prestar nuestros servicios de apoyo al acceso al mercado laboral para consecución de los objetivos profesionales de la gente, bien sea inserción por cuenta propia o ajena. Para ello tenemos un equipo humano de tres orientadoras laborales que gestionan el centro de empleo, los talleres y la formación que se impulsa desde Mungialdeko Behargintza, siempre ajustada a las necesidades detectadas en el mercado de trabajo a través de la prospección empresarial".

Espacios de oportunidad

Mungialdea y Santurtzi son entornos diferenciados pero con gran potencial para el desarrollo e implantación de actividad económica. Como espacio de oportunidad para emprender, Santurtzi alude a sus dos polígonos industriales y al Elkartegi foral con un espacio para emprendedores y todos los servicios para iniciarse. "Su buena ubicación y comunicaciones juegan a su favor, lo que junto a los servicios de tutorización que prestamos desde SanturtziLan confluyen para hacerle un municipio atrayente para los emprendedores, mirando al mar y al monte", concluye José Miguel Medrano.

También Mungialdea se perfila como un entorno competitivo en cuanto a disponibilidad de suelo para implantación de nueva actividad económica, fácil acceso viario y cercanía a los centros nodales y de distribución. En los cinco polígonos industriales de Mungia hay 287 empresas implantadas y en crecimiento. Y en el entramado urbano de esta localidad, cabecera y referente comercial de la comarca, el comercio y hostelería alcanzan las 269 implantaciones "siendo un entorno dinámico para realización de pautas de consumo y por ello, para el desarrollo y aprovechamiento de oportunidades de negocio", pondera Joseba Oleagoitia.

A su vez, la sociedad Foral Azpiegiturak dispone, en Belako 2 Elkartegia, en el que tiene pabellones para implantación de actividad económica, de un espacio de trabajo compartido destinado al emprendimiento. Se trata de un concepto novedoso en Mungia con el que Azpiegiturak, S.A.M.P., en colaboración con Mungialdeko Behargintza, pretende dar respuesta a las necesidades empresariales actuales permitiendo el uso de los espacios públicos destinados a las personas emprendedoras de una forma más eficiente y favoreciendo la creación de entornos de interacción entre proyectos y aprovechamiento de las sinergias que puedan darse entre las distintas iniciativas empresariales, permitiendo, a su vez, el ahorro en costes de implantación de los nuevos negocios.