Inmobiliaria Ortuondo, garantía de buena compra

Se ha convertido en un referente en el sector, al que avalan sus más de 40 años de trayectoria en Bilbao

09.02.2020 | 03:29
Profesionales de Inmobiliaria Ortuondo, dirigidos por Antón Ortuondo, en su oficina de la Gran Vía bilbaina. Fotos: Jose Sampedro

Ortuondo es sinónimo de agencia inombiliaria seria y de confianza, con un prestigio ganado en el día a día durante más de 40 años de trayectoria en la capital vizcaina. Desde que en 1976 abriera sus puertas de la mano de Antón Ortuondo, focaliza sus servicios en Bilbao centro y Gran Bilbao, centrándose en valoraciones, venta y alquiler de propiedades inmobiliarias, viviendas, locales comerciales, oficinas y pabellones industriales.

La buena respuesta ofrecida a sus clientes es uno de los avales de Inmobiliaria Ortuondo a lo largo de los años, lo que le ha valido la confianza de compradores y vendedores, a los que buscan dar un servicio de calidad, cercano y personalizado, según asegura Antón Ortuondo.

En su andadura como agencia inmobiliaria en el centro de Bilbao (Gran Vía, 58), desde la dirección de la empresa, el propio Ortuondo afirma que han apostado por la innovación. "Hay que amoldarse a los nuevos tiempos. Internet te obliga a hacerte visible en la red y así nos hemos ido adaptando a la realidad cambiante. Hay que estar actualizado al cien por cien para dar cada vez mejor servicio al cliente".

En vanguardia Una puesta al día continua para estar en vanguardia cuando se trata de la compra, venta o alquiler de inmuebles.

Con todo, han sobrevivido con éxito a los momentos difíciles en el sector inmobiliario. De hecho, su actividad al frente de la empresa le ha llevado a superar tres grandes crisis que marcan otros tantos hitos en el devenir de Inmobiliario Ortuondo. Así, les plantearon dificultades la crisis de la reconversión industrial en los años 80, posteriormente la crisis de 1992 y la última, en 2008, que "ha cambiado el mundo". A este respecto, Antón Ortuondo se muestra satisfecho de haber superado tales coyunturas. "Sobrevivir con éxito es garantía de confianza", indica.

Desde su óptica de experto agente de la propiedad inmobiliaria percibe que "el mercado de la vivienda está empezando a remontar, poco a poco, aunque todavía no ha recuperado los precios del año 2007, si bien otros campos inmobiliarios como el de oficinas y locales comerciales en zonas que no sean muy céntricas se han quedado muy atrás, porque los usos y costumbres han cambiado". A su modo de ver, el trabajo on line ha modificado ese panorama y por su parte, las grandes multinacionales han establecido su sede central en la capital, con lo que han dejado de ser relevantes otras zonas del país.

Desde la dirección de Inmobiliaria Ortuondo se muestran complacidos por su trayectoria y centra su ilusión y esfuerzo en "dejar a los sucesores el legado de esta empresa de origen familiar en un buen nivel".

Involucración Consciente de que "en esta profesión los milagros no existen", Ortuondo manifiesta que a la agencia inmobiliaria que dirige le distingue su involucración en cada operación de compra-venta. "Damos a los bienes del cliente un tratamiento personalizado, sintiéndolos como si fueran nuestros a la hora de trabajar con ellos", confiesa satisfecho.

Con esta filosofía trabajan en el día a día como intermediadores entre comprador y vendedor, en base a "un número importante de contactos", con los que componen una notable cartera de clientes. "Los clientes vuelven, y esa es la mejor prueba de que hacemos un trabajo correcto", argumenta Antón Ortuondo con orgullo, al tiempo que subraya la fidelidad del cliente bilbaino. "Aquí funciona también mucho el boca a boca", añade.

Dada la ubicación del despacho, en el centro de Bilbao, trabajan en su mayoría con un cliente de perfil medio-alto que busca comprar o vender pisos y oficinas en el centro de la urbe. A ellos responden con un equipo de profesionales con experiencia que ayuda a esta firma bilbaina a destacar en medio de la proliferación de inmobiliarias conocida en los últimos tiempos.

Por otro lado, Antón Ortuondo opina que el asesoramiento es fundamental en materia de compra-venta, en especial cuando el objetivo del cliente es la inversión inmobiliaria, y en este capítulo desarrollan también una intensa labor. "Este es otro de nuestros frentes de actividad, con clientes que poseen cierto potencial económico".

En paralelo, Inmobiliaria Ortuondo ofrece servicio de tasación y ha jugado un papel importante como "partícipe de numerosos negocios que se han creado en el centro de la capital vizcaina con su labor comercial de alquiler de locales, por ejemplo".

Todo sobre la base de "ofrecer un buen servicio al comprador y al vendedor", que constituye su eje de actuación. Que ambos estén satisfechos es su razón de ser.

Lo último Lo más leído