El pulso de las nucleares amenaza con prolongar la escalada de la luz

De anticipar los cierres, el hueco de la nuclear sería cubierto por fuentes más caras como el gas

16.09.2021 | 01:05
Central nuclear de Cofrentes, en Valencia.

Las principales empresas eléctricas del Estado emitieron ayer miércoles un comunicado criticando duramente las medidas anunciadas por el Gobierno de Pedro Sánchez para contener el precio de la luz y advirtiendo de que, si el Ejecutivo lleva a cabo sus planes, podrían poner fin a la producción de energía nuclear de forma anticipada. Esto traería una "subida espectacular" del coste de la electricidad en España, señalan Álvaro Campos y Jon Terés, profesores del departamento de Ingeniería Energética de la UPV/EHU, al tener que reemplazarse este método de producción por otras tecnologías más caras.

El sustituto sería principalmente el gas natural a través de centrales de ciclo combinado, precisan, cuyo coste en los mercados internacionales es una de las razones detrás del pico histórico que marca el precio de la electricidad estos días. Más allá del resultado de las medidas del Ejecutivo, el coste del gas siempre va a ser mayor que el de una fuente barata como la energía nuclear.

De ahí que la amenaza lanzada ayer miércoles por las eléctricas pueda suponer un fuerte incremento en el coste de producción y, por tanto, en el recibo de los hogares.

casi una cuarta parte


La energía nuclear supone algo más del 22% del total de electricidad generada en el Estado español. No habría en todo caso un problema de falta de suministro (de hecho ya hay pactado un cierre progresivo de los reactores en funcionamiento de aquí a 2035), ya que España cuenta con una elevada potencia instalada.

"Hay una sobrecapacidad productiva, ese no sería el problema. La cuestión es que ese porcentaje del mercado se tendría que cubrir con tecnologías más nuevas y por tanto más caras", inciden Campos y Terés, que, al margen de los números concretos actuales, predicen un "golpe muy fuerte en la factura" si la nuclear desaparece.

La electricidad transita estos días en máximos históricos (el megavatio por hora roza hoy jueves los 190 euros), y para hacer frente a este pico el Gobierno español ha puesto sobre la mesa una serie de medidas que tocan los bolsillos de las empresas eléctricas.

Entre otros cambios se plantea la devolución de los beneficios caídos del cielo, un dinero que las eléctricas perciben en concepto de la energía generada en las centrales no emisoras de CO2 antes de 2005, y que podría suponer 2.600 millones.

Tras la aprobación del decreto ley en el consejo de ministros, las grandes eléctricas como Naturgy, Endesa o Iberdrola, lanzaban ayer miércoles duras advertencias al Ejecutivo a través de las principales patronales del sector, incluyendo la amenaza de dejar de producir energía nuclear. Un cierre anticipado que a priori se toma más como un amago para presionar a Sánchez que como una posibilidad real. De hecho el cierre de las nucleares requiere de una serie de formalidades burocráticas que impedirían un apagón de la noche a la mañana, como apuntan los dos profesores de la UPV/EHU.

Desde Unidos Podemos y otras fuerzas de izquierda se ve el aviso de las eléctricas como "un chantaje", incluso surgen voces a favor de la nacionalización de estas compañías. El propio Pedro Sánchez señaló ayer en el Congreso: "Vamos a defender los intereses de los ciudadanos por encima de cualquier interés particular y de cualquier presión".

Hoy precisamente acudirán representantes de las centrales nucleares de Iberdrola y Endesa al Congreso para informar de la actividad de sus instalaciones en los últimos años. Aunque la comparecencia ya estaba programada, la sesión se produce en un momento de máxima tensión entre las compañías y el Ejecutivo.

Las comparecencias se enmarcan en los informes de actividades realizadas por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) en 2017, 2018, 2019 y 2020, dentro de la ponencia encargada de las relaciones con el CSN.

máximo histórico

188,88€

nuevo máximo. El precio de la luz continúa su ascenso sin freno y alcanzará este jueves un nuevo máximo histórico: 188,18 euros el megavatio hora, según se precisó en la subasta de este miércoles.

Solo un día después de que el Gobierno de Pedro Sánchez planteara nuevas medidas para rebajar la factura de la luz, entre las que se incluye la recuperación de incentivos millonarios que percibían las eléctricas, se vuelve a registrar un máximo histórico en la misma. Este es tres veces mayor que el precio registrado el año pasado en las mismas fechas, cuyo valor fue de 51,05 euros el megavatio hora. La razón principal de esta fuerte subida es la presión que ejerce el precio del gas, que en España casi se ha duplicado en lo que va de año.

198,85€

pico más alto. El pico máximo del precio de la electricidad se producirá entre las 22.00 y las 23.00 horas, momento en el que se acerca a los 200 euros (198,85 euros por megavatio hora). El mínimo, por su parte, llegará entre las 04.00 y las 07.00 horas de la mañana situándose en el entorno de los 180 euros.

críticas al gobierno

Sedigás pide un trato similar

Rebajar la fiscalidad. La patronal gasista Sedigas ha criticado que en las medidas establecidas por el Gobierno español para frenar la subida de la energía no se rebaje la fiscalidad que afecta a los consumidores de gas y reclama un trato similar al que se le ha dado a la electricidad, a la que se han suspendido y rebajado impuesto en la factura. Sedigas pide "un trato justo al gas" y ha lamentado que el Ministerio para la Transición Ecológica no utilice los mismos criterios para todas las energías a la hora de proteger a los consumidores vulnerables, mostrándose disconforme con que no se reduzca la fiscalidad a los consumidores de gas en las nuevas medidas.

noticias de deia