Tres grupos industriales solicitarán a VGP el alquiler o la venta de parte de La Naval

Muestran su interés por negociar con el grupo belga y lanzar proyectos del sector naval

17.03.2021 | 00:45
Vista general de la zona industrial de la ribera de Sestao y de las instalaciones de La Naval, en una imagen captada ayer.

Los tres grupos industriales que han presentado una oferta por las instalaciones de La Naval mantienen su interés por el astillero. Su intención es alquilar o comprar parte del terreno y poner en marcha proyectos de carácter industrial. En estos momentos están a la espera de la adjudicación de las instalaciones a VGP, lo que se producirá las próximas semanas, y formalizar su petición.

Fuentes cercanas al proceso afirman que en algunos casos ya se han iniciado los primeros contactos, que básicamente han consistido en llamar a la puerta del grupo logístico belga y hacerse visibles de cara a la partida que se jugará tras la liquidación del último gran astillero vizcaino. Los primeros tímidos movimientos de estas tres compañías –de las que dos de ellas prefieren mantenerse de momento en el anonimato– tienen una base sólida: VGP está obligado a destinar un 51% del suelo de La Naval a uso industrial y deberá buscar por tanto compañeros de viaje que desarrollen esa actividad.

Infografía del proyecto logístico de VGP. Foto: VGP Group

Según los cálculos de UGT, las ofertas de los tres grupos que han sido descartados por el administrador concursal en la adjudicación directa permitirían generar 700 empleos en la ribera de Sestao. Una cifra que podría aumentar de forma progresiva a medida que se consolidan sus proyectos.

En principio, las tres compañías plantean usos relacionados en mayor o menor medida con el sector naval. Aunque oficialmente no se conoce la filiación de las empresas, entre los nombres que han sonado las últimas semanas está Prenaval, una empresa con sede en Barakaldo que podría haberse fijado en el astillero para seguir creciendo.

Eólica marina

Se trata de una de las históricas empresas auxiliares de la órbita de La Naval, especializada en el diseño, prefabricación y montaje de los bloques de los grandes barcos que se ensamblaban en el astillero y que en los últimos años ha dado el salto a actividades como las energías renovables, uno de los usos que se ha barajado de cara al futuro de la zona. De hecho, la única oferta industrial que ha trascendido es la de ACS –a través de su filial Cobra– y Marina Meridional, que plantean destinar parte del astillero a la fabricación de estructuras eólicas marinas.

A la espera de que se confirme el nombre de las otras dos empresas, las fuentes consultadas aseguran que los tres grupos industriales también se han puesto en contacto entre ellos de cara a analizar la posibilidad de una alianza, ya sea para tomar una posición común en la negociación con VGP o incluso para complementar sus proyectos partiendo de que comparten una base productiva naval.

Ese sería uno de los principales argumentos para mantener una actividad del sector industrial marítimo en las instalaciones de La Naval, lo que posibilitaría la generación rápida de empleo, ya que no serían necesarias grandes modificaciones para iniciar la producción.

Los sindicatos temen que el perfil industrial sea residual y tienen como ejemplo el uso logístico de la antigua Babcock que ha generado "un número muy reducido de puestos de trabajo y de baja calidad".

Lo que no hay ninguna duda y la VGP "lo tiene muy claro", sostienen otros agentes ligados a la operación, es que el 51% del suelo del astillero debe tener un uso industrial. Así lo ha trasladado en su oferta al administrador concursal, en la que el grupo belga plantea un "proyecto logístico industrial".

Es habitual que los parques logísticos de VGP reserven terreno para actividades manufactureras, en ocasiones combinando la fabricación con el almacenamiento. En otras localizaciones, VGP ha apostado por el alquiler en lugar de la venta. En este caso tendrán la premisa de destinar más de la mitad de los 300.000 metros cuadrados a usos industriales y de momento cuenta con tres potenciales clientes. Un buen punto de apoyo para poner en marcha el proyecto.

El astillero se ha adjudicado al mejor postor, como dictan las reglas de los concursos de acreedores en fase de liquidación, y la operación rondará los 36 millones de euros, con lo que los acreedores recibirán poco más de una cuarta parte de la deuda contraída por Construcciones Navales del Norte.

noticias de deia