El mercado laboral vasco resiste a pesar de la oleada de ERTE de la hostelería

El incremento de los expedientes en noviembre rompe seis meses de recuperación pero continúa bajando el paro

08.12.2020 | 01:13
El sector comercial también aguarda con expectación el desarrollo de la campaña navideña.

El cierre de la hostelería truncó en noviembre el proceso de reducción de los expedientes de regulación temporales de empleo en Euskadi. Tras encadenar seis meses con bajadas en el personal afectado a partir del máximo registrado en abril, el mes pasado el dato repuntó en un 45,5% –con especial protagonismo de Gipuzkoa en ese crecimiento–, muy por encima de la media del Estado (28,3%). Son ritmos calculados a partir de los datos del Ministerio de Inmigración y Seguridad Social, que, en cualquier caso, hace una valoración positiva del comportamiento del mercado laboral en el contexto de las últimas medidas tomadas para frenar la segunda ola del coronavirus.

A su juicio, la cifra de noviembre "muestra una estabilización respecto a los datos de los meses anteriores, a pesar del incremento de las restricciones administrativas" decretadas las últimas semanas. Además, subraya que el incremento de los ERTE es "compatible con el aumento de afiliación a la Seguridad Social en los últimos meses.

repunte de afectados
 

Lo cierto es que los números actuales están muy lejos del máximo alcanzado a finales de abril, cuando casi 138.000 vascos tenían su empleo suspendido, según la estadística del Ministerio. El dato se situó al cierre de noviembre en 31.144, lo que supone cerca de 9.800 trabajadores en ERTE más que en octubre y representan un 4% del total del Estado, donde 746.900 personas estaban en suspensión laboral el último día de noviembre.

El incremento registrado en Euskadi es menor del que se podía prever tras la bajada de la persiana en los bares y restaurantes. La Comunidad Autónoma Vasca está entre las que mayores restricciones han aprobado para hacer frente a la segunda ola de la pandemia. No solo en el capítulo de la hostelería, también en lo relativo al cierre perimetral de las ciudades, lo que ha reducido en parte la actividad comercial.

La situación sigue siendo delicada y todo apunta a que la campaña navideña será menos intensa este año. Habrá menos contrataciones de lo habitual y no se rescatará del limbo de los ERTE a todos los trabajadores. Sin embargo, en términos de empleo se llega a ese momento en una situación relativamente favorable ya que el mercado laboral vasco está resistiendo el impacto del rebrote de los contagios y logró encadenar en noviembre tres meses de bajada del desempleo.

Las miradas están puestas en parte en la reapertura de la hostelería –el alcalde de Donostia, Eneko Goia, afirmó el lunes que podría producirse el próximo fin de semana–, una decisión que permitiría salir del ERTE a parte de los trabajadores del sector.

El órgano en el que las administraciones vascas consensúan la respuesta a la pandemia, LABI, se reúne el miércoles miércoles para decidir como aplican en Euskadi la relajación de las restricciones pactado la semana pasada en Madrid. Y el sector hostelero confía en que la fecha de reapertura sea casi inmediata.

La estadística del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones no desglosa por comunidades los sectores a los que pertenecen los trabajadores en ERTE. Sí lo hace a nivel estatal, donde un total de 226.008 empleados de negocios ligados al servicio de comidas y bebidas estaban en suspensión laboral el último día de noviembre, lo que supone casi el doble que en octubre. Son casi un tercio de los afectados y la siguiente actividad más afectada el la de los hoteles, con 108.400.

Las mujeres lideran el incremento
 

Volviendo a Euskadi, en análisis por género de los datos refleja que el mercado laboral también penaliza en este caso a las mujeres. El número de trabajadoras vascas en ERTE se incrementó en un 49% en noviembre, frente al 29% de los hombres. La mano de obra de la hostelería es en gran medida femenina y a finales de noviembre el 52% de los afectados en Euskadi eran mujeres. En octubre, el porcentaje era del 48,5%.

Por territorios históricos, destaca el incremento registrado por Gipuzkoa, que prácticamente ha duplicado en la segunda ola sus trabajadores en expediente temporal de empleo. En concreto ha pasado de 6.340 en octubre ha 12.101 en noviembre. De modo que ha dado un salto de suponer el 29,6% de los ERTE vascos hasta rozar el 39%, según los datos del Ministerio de Seguridad Social.

Bizkaia, que sigue siendo el territorio más afectado con un 47,7% del total de los expedientes, fue con un 26% de crecimiento el que tuvo un comportamiento menos negativo, seguido de Araba (+27,6%).

repunte de los erte

45,5%

El cierre de la hostelería ha relanzado la presentación de expedientes de regulación de empleo en Euskadi. La evolución de noviembre ha roto la tendencia positiva de los últimos meses, pero el sector confía en recuperar el pulso este mes.