Los sindicatos de la estiba rechazan aceptar un arbitraje del Preco

Se mantienen las negociaciones, con la situación de los 103 temporales de la ETT sobre la mesa

28.10.2020 | 01:14
El paro en el Puerto de Bilbao tiene muchos damnificados, entre ellos los transportistas, no directamente ligados al conflicto.

El pulso entre estibadores y empresas en el Puerto de Bilbao con el convenio colectivo en primer plano, pero en realidad con la liberalización de la actividad de la estiba por detrás, sigue en marcha pues como era previsible la reunión en el seno del Preco no logró desbloquear el conflicto de la estiba, marcado por una huelga que dura ya cerca de una veintena de días, pues los sindicatos rechazaron la propuesta de arbitraje efectuada por las empresas que operan en la logística de mercancías en el puerto vasco, y que implica el sometimiento al laudo arbitral y la renuncia a la convocatoria de paro.

Los sindicatos con representación en el colectivo de estibadores del Bilboestiba, unas 320 personas, esgrimieron el argumento de que un arbitraje sería, en todo caso, un último recurso y que aún hay margen para la negociación. De hecho se ofrecieron a abrir un mesa para sentarse a hablar, algo que hicieron por la tarde.

En relación a la convocatoria de paro en el acto de conciliación celebrado tampoco hubo acuerdo porque los sindicatos: Coordinadora, ELA, LAB, Kaia y UGT se ratificaron en su solicitud de que se cumpla íntegramente el convenio colectivo de los estibadores portuarios de Bilbao, en especial el artículo 1, que regula su ámbito funcional, de forma que tanto Bilboestiba como Cosco CPS, Bergé Marítima, SLP, y Toro y Betolaza sigan contratando estibadores para la realización de las tareas descritas en el convenio.

Por lo tanto, sin arbitraje y sin conciliación, las empresas y los sindicatos se reunieron  más de cuatro horas con un sólo tema sobre la mesa: la readmisión de los 103 estibadores que no forman parte de la plantilla fija de Bilboestiba pero que llevan años trabajando en los muelles a través de la ETT de Randstad, y a los que al iniciarse el conflicto se les dejó de contratar, en principio por no haber cumplido los servicios mínimos de un fin de semana, y, por tanto, se les prohibió acceder a las instalaciones portuarias pues al no tener contrato son personal laboral ajeno.

Esta petición de los sindicatos, en especial de ELA, no se concretó en acuerdo alguno salvo en que hoy se celebrará una nueva reunión entre las empresas y los sindicatos.

En la reunión matutina, celebrada en formato virtual, se analizaron los dos caminos abiertos en el seno del Preco. En primer lugar se abordó el acto de conciliación que los sindicados habían planteado tras denunciar a las empresas por incumplimiento del convenio colectivo al dejar las tareas complementarias fuera de la órbita de los estibadores, algo que las empresas de estiba consideran recogido en la nueva normativa de liberalización del sector.

En segundo lugar se abordó la propuesta de arbitraje planteada por las empresas y que para que s ponga en marcha en el Preco precisa de la firma de las dos partes puesto que supone el sometimiento voluntario al laudo que establezca el árbitro designado. Y aquí los sindicatos rechazaron la opción.