ELA se movilizará contra la venta del grupo médico IMQ

El sindicato teme su desarraigo y que suponga una pérdida de empleo

17.10.2020 | 01:05

bilbao – Delegados del sindicato ELA en las empresas del Grupo IMQ han convocado para este lunes una concentración ante la Clínica Zorruzaurre, y el viernes ante el Palacio Euskalduna, sede de su Junta de Accionistas, para denunciar que los intentos de venta de la firma "no garantizan el mantenimiento de los casi 6.000 puestos de trabajo que el grupo tiene de forma directa o indirecta ni el arraigo" de la compañía, por lo que piden a los accionistas que voten para que "el centro de la toma de decisiones siga en Bizkaia".

En una comparecencia en la sede del sindicato en Bilbao, los representantes de ELA criticaron ayer que la "grave crisis interna en la que el grupo está inmerso", se está produciendo "sin ningún tipo de control por parte de la mayoría de los accionistas y en un contexto de máximos históricos de beneficios".

En ese sentido, Oihana Lasagabaster y Mario Puga recordaron que "los acontecimientos se van sucediendo de manera continua, y los ceses y dimisiones en los consejos de administración están a la orden del día, todos ellos dirigidos a continuar con una hoja de ruta donde lo único que prima es la venta de la compañía".

A juicio de los portavoces de la plantilla, "estas negociaciones que el Consejo está llevando a cabo, y que intentarán ser aprobadas en la próxima Junta de Accionistas del 23 de octubre, tienen como objetivo la venta de la compañía, con la excusa de que no habrá en el futuro en la CAPV nuevos médicos que puedan ser accionistas".

En este contexto, desde el punto de vista de ELA, con esta operación "no se garantiza el control de la compañía, ni el empleo, ni las condiciones de trabajo de las casi 6.000 personas a las que da empleo el grupo médico de forma directa e indirecta".

En este punto, denunciaron que, de los 26 puntos del orden del día de la Junta de Accionistas del próximo viernes 23, "ni uno solo de ellos habla de empleo y condiciones de trabajo de la plantilla", hecho que resulta "muy preocupante para ELA, habida cuenta de la importancia de los temas a tratar en dicha junta". A la Junta están llamados los 1.046 accionistas médicos con voto con que cuenta el Grupo IMQ.

ELA, que cuenta con más del 63% de representación en los diferentes comités de empresa del grupo IMQ y sus sociedades, quiere denunciar, con estas movilizaciones, que "las negociaciones se están desarrollando sin informar a sus delegados sindicales" ya que "no hay transparencia y el malestar y la preocupación existente en las diferentes plantillas del grupo es latente y palpable".

Desde ELA, y "en nombre de todas las personas empleadas en el grupo IMQ", piden a "todos y cada uno de los accionistas que puedan votar el día 23 que las decisiones que adopten, garanticen el arraigo y el centro de toma de decisiones en Bizkaia, y que mantengan todos y cada uno de los empleos, así como las condiciones laborales de los trabajadores" porque "el futuro de quienes trabajamos en IMQ es su responsabilidad".

Las concentraciones han sido convocadas por las delegaciones sindicales de ELA en el Igualquemisa, IMQ Seguros, Agencia de Seguros, las clínicas de Virgen Blanca y Zorrotzaurre, CVSS Radiología e IMQ Analíticas, Amsa e Igurco.

Los delegados de ELA recordaron que IMQ "es un proyecto empresarial de más de 85 años y, a día de hoy, un modelo con resultados históricos y recursos destacados que permite tener un futuro para todos", por lo que, para lograr ese objetivo "promoverán las acciones que consideren oportunas para conseguirlo, sin descartar ningún tipo de movilización".