Iberdrola centra en Bizkaia el I+D de las redes eléctricas inteligentes

Pone en marcha en Bilbao, con la Diputación Foral, el Global Smartgrid Innovation Hub

22.09.2020 | 18:26
El Centro de Operación de Distribución (COD) de Larraskitu que acogerá al hub de innovación de redes en 2021 fue visitado ayer por Galán y Rementeria.

En un mundo en plena transición energética, impulsar la innovación y la digitalización en el sector eléctrico es, además de una necesidad, la vía para abrir nuevas oportunidades de negocio. Por ello Iberdrola, en colaboración con la Diputación Foral de Bizkaia, -que facilitará la interacción del ecosistema de la eléctrica con los mecanismos fiscales para la innovación desarrollados por la institución foral y los instrumentos para acelerar la consolidación de startups-, pondrá en marcha en 2021 una iniciativa de innovación bajo la denominación Global Smartgrids Innovation Hub, en las instalaciones de Larraskitu (Bilbao).

El centro mundial de desarrollo redes inteligentes de Iberdrola, presentado ayer por el presidente de la compañía, Ignacio Galán, y el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, tiene como objetivo acelerar la modernización de las citadas redes inteligentes dentro de una iniciativa que espera contar con la colaboración de empresas proveedoras y startups que podrán participar desde este centro en el desarrollo de sus equipos futuros.

El Global Smartgrids Innovation Hub espera contar con cerca de 200 profesionales y la eléctrica vasca tiene ya identificados unos 120 proyectos de innovación por unos 110 millones de inversión que quiere desarrollar en el nuevo centro tecnológico.

Como se recordará, desde las instalaciones de Larraskitu Iberdrola monitoriza parte de las redes eléctricas de la compañía en el norte de la península ibérica y gestiona mediante sistemas digitalizados y controlados telemáticamente la conexión de las subestaciones eléctricas y los diferentes circuitos de suministro de electricidad.

El sector eléctrico del País Vasco, formado por empresas plenamente competitivas a nivel internacional, considera que en los próximos años se va a producir una importante oportunidad de desarrollo del negocio porque la transición energética y la modernización de las redes eléctricas figura en estos momentos entre los grandes proyectos estratégicos de la Unión Europea y de hecho se espera que parte de los fondos articulados por Europa para impulsar la economía y salir de la crisis del covid se centrarán en la realización de inversiones para renovar infraestructuras eléctricas.

No hay que olvidar que, por ejemplo, la apuesta por el coche eléctrico en el momento que se empiece a masificar hará necesario el contar con redes inteligentes para controlar los momentos de máxima demanda de carga o para gestionar la energía almacenada en los vehículos si fuese preciso.

Por ello, en los próximos años, según Iberdrola, será clave el desarrollo tecnológico de los equipos que permiten el suministro de energía eléctrica desde el lugar en el que se genera, cada vez más distribuida con la proliferación de los parques eólicos y solares, hasta el punto de consumo.

Inversión en I+D


Como se ve con esta iniciativa, Iberdrola, -aunque ha incrementado un 115% su inversión anual en actividades de I+D+i, relacionadas con las renovables, las redes eléctricas, el almacenamiento y las soluciones para el consumidor, hasta sumar cerca de 2.000 millones de euros-, quiere descargar labores de I+D+i en proveedores, de los que el País Vasco cuenta con importantes referentes.

Sería un paso más en la relación tradicional que ha existido entre Iberdrola y los fabricantes vascos de equipos eléctricos, para quienes la compañía eléctrica presidida por Galán actúa como tractora.