Cara y cruz en la siderurgia vasca: ACB reabre y Sidenor, a ERTE

La acería de Sestao de Arcelor Mittal vuelve a producir y la de Basauri prepara recortes

21.09.2020 | 01:14
La planta de ACB Sestao, del grupo Arcelor Mittal, ha vuelto a producir bobinas de acero laminado en caliente

 El sector siderúrgico vasco no atraviesa por sus mejores momentos. Euskadi solo produce el 21% del acero del Estado español cuando en 2007, antes de la anterior crisis económica, las acerías vascas elaboraban el 40%, con más de 7 millones de toneladas, cifra que el pasado año se redujo a algo menos de 3 millones de toneladas. Pero dentro de esta evolución en estos momentos hay un cara y cruz: Arcelor Mittal ha reabierto la planta de ACB Sestao mientras Sidenor, –curiosamente la única empresa siderúrgica vasca que ha superado los niveles productivos de 2007–, ha puesto encima de la mesa un ERTE hasta finales de 2021 por la caída de la demanda esperada.

En el caso de ACB, la moderna acería compacta de horno eléctrico que sustituyó a la histórica Altos Hornos de Vizcaya, la dirección de Arcelor Mittal reanudó ayer la producción en la planta de Sestao tras permanecer parada desde marzo pasado por la drástica caída de la demanda derivada de la pandemia de coronavirus. Los responsables de la empresa, según Efe, han decidido reanudar su actividad productiva en base a ciertos signos de recuperación de la demanda existente.

La recuperación de la producción supone la vuelta a la actividad de los 205 trabajadores que integran la plantilla de la planta de Arcelor Mittal en Sestao y que se encontraban en ERTE, expediente de regulación de empleo temporal.

Está previsto que tras su regreso a la actividad la acería mantenga el nivel de producción que tenía antes de su parada, es decir, de unas cuarenta mil toneladas de acero al mes. En cualquier caso muy lejos de las 125.000 toneladas que ha llegado a alcanzar.

Con unos precios de las bobinas de acero laminadas en caliente de los 383 euros por tonelada, Arcelor Mittal, afirma que produjo en torno a 1,3 millones de toneladas de acero en Euskadi en 2019, considera que un ligero aumento de la demanda tras el parón del segundo trimestre por el confinamiento justifica la reapertura de Sestao. Como se recordará la planta de ACB se está especializando en determinados tipos de productos de mayor valor añadido como aceros al boro, de gran dureza, para series pequeñas de equipos de corte o maquinaria agrícola.

ERTE EN SIDENOR

Y frente a esa relativa buena noticia, la dirección de Sidenor ha expuesto esta pasada semana a los representantes sindicales el expediente de suspensión de empleo temporal, ERTE, con una reducción de la actividad del orden del 38%, que quiere poner en marcha hasta finales de 2021 para paliar el descenso en la demanda de acero.

La planta de Basauri, la principal del grupo y donde se encuentra la acería que el pasado año elaboró unas 760.000 toneladas, tendría una reducción de actividad del 35% durante los próximos 15 meses.

Las plantas alavesas de Gasteiz y Legutio verán una reducción del 20% de las jornadas laborales, mientras que el recorte alcanzará hasta el 50% en las de Azkoitia, Reinosa y en las oficinas centrales en Basauri. En la última adquisición, la catalana de Polinyá del Vallés, se prevé una reducción del 25%.

La compañía vasca anunció la necesidad de presentar un ERTE como alternativa que permita evitar la destrucción de empleo ante la desaceleración que ha experimentado su mercado y en especial el que está ligado a la industria del automóvil destino del 70% de las ventas.

Acerías

Arcelor Mittal. La planta de ACB Sestao, con 205 trabajadores, vuelve a producir con un objetivo de 40.000 toneladas de acero al mes.

Sidenor. La empresa ha presentado una propuesta de ERTE por 15 meses para 1.593 trabajadores que afectaría a todas las plantas del grupo. En la acería de Basauri que produjo 760.000 toneladas de acero el pasado año se contempla una afección del 35%, lo que equivale a 140 días naturales.