Javier González Louzao: "No sabemos cuándo volverá la normalidad"

La empresa Kider no ha parado su actividad, pero espera poder trabajar a pleno rendimiento con los eventuales

27.04.2020 | 00:09

urduliz – No todas las empresas han parado su actividad. Algunas han podido seguir con el trabajo, aunque en la mayoría sigue la angustia y la preocupación por proteger a la plantilla de los contagios. Es lo que ocurre, por ejemplo, en Kider, una empresa situada en Amurrio dedicada al mobiliario de establecimientos de alimentación. Javier González Louzao, del sindicato USO, es el presidente de su comité de empresa: "Nosotros lo único que hemos parado ha sido el permiso retribuido en la primera semana. La empresa optó por mandarnos a casa en esos días. En la segunda semana comenzó un poco la actividad para trabajar de cara a la exportación. Parte de nuestra labor es para la industria de la alimentación, porque fabricamos muebles, estanterías€ Había pedidos y cosas pendientes que había que hacer y por eso hemos estado ahí. Dentro de lo que cabe nuestra situación no es mala".

Además de a importantes firmas de Francia o Portugal, Kider tiene entre sus clientes a Eroski o Carrefour, por lo que ha tenido que suministrar material a estas tiendas esenciales durante la crisis. Pero a pesar de que la compañía no ha sufrido un golpe tan duro como en el resto del ecosistema productivo, el representante de la plantilla confirma que han tenido desencuentros con los dirigentes de la firma: "Nuestra pelea ha sido que la empresa entendiera que lo del covid-19 no era un chiste, como parecía hace unas semanas, y justo antes del estado de alarma todavía nos miraban un poco como las vacas al tren. A partir del estado de alarma se ha empezado a tomar otras medidas, como el teletrabajo. A petición del comité de empresa han ido dando mascarillas a parte de la plantilla, a la que no puede mantener más de dos metros de distancia".

"No sabemos cuándo volverá la normalidad", lamenta Javier González Louzao, "hemos rebajado la producción. Cuando estamos a pleno rendimiento trabajamos con un gran volumen de eventuales. Incluso solemos tener tres turnos de trabajo. Ahora solo tenemos turnos de mañana y tarde y el trabajo lo estamos desempeñando los trabajadores fijos. Pero no es por falta de trabajo, es por el retraso de los pedidos. Luego habrá que afrontar esos pedidos y, supuestamente, habrá más contratación y aumentará la plantilla".

"Nuestra pelea ha sido que la empresa entendiera que el covid-19 no era un chiste"

javier gonzález louzao

Comité de empresa de Kider