Junta de Accionistas telemática

Iberdrola apoya la actividad y adelanta compras por 3.800 millones a su red

Galán señala que pese al coronavirus la empresa seguirá invirtiendo y aumentará el beneficio

03.04.2020 | 00:34
El presidente Galán y el secretario Martínez Simancas, en el auditorio vacío de la Torre Iberdrola

BILBAO – La pandemia de coronavirus ha condicionado la junta de accionistas de Iberdrola, obligando a celebrarla, de forma pionera en el Estado, de forma telemática pero no ha restado ni un ápice a la capacidad de la compañía para generar riqueza y dar servicio. Y para ayudar a paliar, en la parte que le toca, el parón de la actividad económica, la empresa vasca se ha comprometido a adelantar pedidos a su red global de proveedores, muchos de ellos vascos, por importe de 3.800 millones de euros este año y a mantener sus inversiones, cuando medio mundo las están paralizando, hasta alcanzar el récord histórico previsto de 10.000 millones de euros a lo largo del presente 2020.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, destacó en un discurso mucho más humano y menos técnico que en otras ocasiones, que el grupo eléctrico acelerará durante este año y "cuando sea posible" las citadas inversiones de 10.000 millones porque en su opinión "invertir es la mejor opción para relanzar la actividad económica" cuando termine el confinamiento.

"Hay que generar demanda porque la liquidez no basta si falta actividad por ello hemos adelantado pedidos a los proveedores", afirmó el presidente de la compañía.

Fruto de esta política inversora, según recordó Galán, el grupo contempla contratar a 5.000 personas este año con lo que la plantilla superará los 40.000 trabajadores. Gracias a las inversiones en ciernes Iberdrola pondrá en marcha plantas con capacidad de generar electricidad por 4.500 MW adicionales.

Ignacio Galán aprovechó las preguntas de un accionista para enviar un mensaje de optimismo a los ahorradores "muchos de ellos pensionistas" que confían en la empresa sobre las previsiones para este año tan complicado.

El presidente de Iberdrola reiteró a los 600.000 accionistas, de ellos unos 90.000 vascos, que gracias "al plan de inversiones previsto, junto con la contención de los gastos e incluso asumiendo los costes de las medidas extraordinarias que hemos adoptado y los desembolsos para la adquisición del material sanitario, nos llevan a esperar, con los datos que tenemos a la fecha, que en 2020 el beneficio neto pueda superar el de 2019, y que el dividendo crezca en esa misma línea".

Tras la junta, Galán visitó el centro de distribución de Iberdrola en Larraskitu, en Bilbao, que da servicio a dos millones de personas.

Juan Manuel González Serna, nuevo vicepresidente

Menos vascos en el Consejo

Sale Inés Macho. El nombramiento del empresario madrileño Juan Manuel González Serna, el máximo responsable de Galletas Siro-Cerealto, como nuevo vicepresidente de Iberdrola tras la salida del consejo de administración de la hasta ahora vicepresidenta, la bilbaina Inés Macho Stadler, reduce el número de personas de origen vasco en el consejo de administración de la eléctrica. El crecimiento de la compañía, su internacionalización y la menor presencia relativa de capital vasco ha hecho que ahora solo queden tres consejeros de origen vasco, Iñigo de Oriol, Xabier Sagredo y Sara de la Rica. En 2007, antes de la crisis, había ocho.