La economía mundial, en jaque por el coronavirus

El último informe de Markit advierte de que los indicadores son igual o más preocupantes que los de la última crisis financiera

09.03.2020 | 01:38

– La situación de la economía global se encuentra en su punto más delicado desde la crisis financiera y el índice de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) se sitúa en 46,1 puntos –el más bajo desde 2009–, debido a los efectos del coronavirus de Wuhan (COVID-19) en el sector manufacturero y de servicios. El dato se desprende de la encuesta mensual de la consultora IHS Markit para calcular el PMI, un indicador macroeconómico que refleja la situación económica basándose en los datos recabados por un sondeo realizado a los gestores de compras de las empresas más representativas de cada país.

Durante una conferencia web para explicar el análisis el pasado viernes, el jefe de economía de negocios de IHS Markit, Chris Williamson, detalló que los datos económicos analizados muestran unas cifras igual o más preocupantes que durante la última crisis financiera, especialmente en el continente asiático y con China liderando la desaceleración económica global. En la encuesta, IHS Markit observa una disminución importante en los datos del sector manufacturero y en el de servicios a nivel global, que ha afectado a China, Corea del Sur y Taiwan con especial virulencia.

En este sentido, Williamson observa que especialmente la zona euro y, en menor medida, EE.UU. han mostrado un poco más de fortaleza desde que se inició la crisis derivada del patógeno, pero también se han visto golpeados. "En Europa parece que, por ahora, hay más resiliencia", expresó Williamson en la comparecencia, y añadió que la dureza de esta crisis depende de la capacidad y velocidad de recuperación de la cadena de suministros.

impacto en europa De momento, en el país más afectado por el COVID-19 en territorio europeo, Italia, Markit prevé, a raíz de los datos de su encuesta, que la situación derivará en una recesión económica.

Destacó el ejemplo del Reino Unido, que a su juicio también está "mostrando resiliencia" y atribuye este hecho a una aparente confianza de los mercados tras las elecciones de diciembre de 2019 que otorgaron una mayoría amplia al partido conservador de Boris Johnson para encarar las negociaciones post-Brexit. Sin embargo, Williamson apuntó que el panorama para el Reino Unido es todavía "un poco difícil e incierto" puesto que aún tienen que negociar la relación futura con la UE, especialmente en términos comerciales.

Además, a juicio del ejecutivo, si la confianza decae en Reino Unido y las preocupaciones por cómo se gestiona el escenario post-Brexit afectan a la economía, cabe esperar que la crisis del coronavirus profundice esta situación y tenga al final un impacto significativo. Entre los países más afectados y cuyo PMI se ha visto más dañado se encuentra Japón, según manifestó el ejecutivo de Markit. "Lo que ocurre en Japón es que el sector manufacturero ya había sido golpeado por la guerra comercial y ahora se ha visto más afectado aún por la crisis del coronavirus", señaló.

Entre los malos pronósticos para Japón y la resiliencia Europea, Markit ve cómo EE.UU. está a medio camino entre esas dos situaciones, con un PMI que ha caído a niveles similares a cuando se produjo un cierre de la administración federal en 2013. El único sector beneficiado a nivel global por esta situación es el farmacéutico y biotecnológico.

En cualquier caso, en opinión de Williamson, las señales que se sustraen de la encuesta muestran que aunque el avance del COVID-19 se ha acelerado, todo parece indicar que la economía china se empezará a recuperar relativamente pronto y arrastrará de forma positiva al resto de economías una vez que eso ocurra, especialmente en el sector manufacturero.