A partir del 1 de enero de 2021

Empresas y autónomos vizcainos deberán usar el software de Hacienda

El sistema ha sido presentado por el diputado de Hacienda, José María Iruarrizaga

18.12.2019 | 08:36
Los ingresos de Hacienda de Bizkaia son 0,2% inferiores.

BILBAO. El sistema ha sido presentado este martes por el diputado foral de Hacienda de Bizkaia, José María Iruarrizaga, en una rueda de prensa. Se implantará a lo largo de 2020 y será obligatorio el 1 de enero del 2021 para las cerca de 100.000 empresas y autónomos de Bizkaia, sea cual sea su sector de actividad o volumen de negocio.

La otra novedad es que, con la información recibida, la Hacienda Foral de Bizkaia enviará ya hechas propuestas de declaración de IVA, IRPF e Impuesto sobre Sociedades a todas las empresas y autónomos. Hasta ahora Hacienda no había hecho nunca borradores de IVA y Sociedades, como sí hace con el impuesto de la renta.

Según los cálculos de Hacienda, actualmente, un 20 por ciento de las ventas no se declaran, es decir, una de cada cinco facturas se borran y van a la caja "B", aunque los datos provienen de empresas inspeccionadas porque había sobre ellas sospechas de fraude, por lo que el fisco entiende que el fraude general es menor.

Uno de los métodos más habituales es la doble contabilidad para ocultar ventas. Como ejemplo, la Agencia tributaria acaba de comunicar a la Hacienda vizcaína que al investigar a fabricantes de software de doble uso han aparecido 73 contribuyentes vizcaínos que lo usaban. Ahora, la inspección vizcaína investiga a estos defraudadores que se arriesgan a una sanción de sesenta mil euros.

Aunque la obligación de facturar mediante este nuevo sistema se establecerá el 1 de enero del 2021, la Hacienda vizcaína abrirá un plazo de suscripción voluntaria el 1 de julio de 2020.

El nuevo sistema conllevará un coste de adaptación del software, de las impresoras de tickets -tienen que ser capaces de imprimir códigos QR- y de los terminales de venta (TPV).

Consciente de este coste, Hacienda va a crear una deducción del 30 por ciento de los gastos para implantar el nuevo sistema. Como ejemplo, un autónomo que se gaste doscientos euros en la renovación se deduciría 46 euros como gasto en el IRPF y otros sesenta en la deducción de la cuota. Así, el coste real sería de 94 euros.

Las facturas que se emitirán llevarán también un código QR, que va a permitir al cliente comprobar si esa factura se ha declarado o no a Hacienda. Con activar el código a través de un teléfono móvil se pondrá en conocimiento de Hacienda esa factura.

Además de en la facturación, también habrá cambios en los libros de registro de operaciones económicas de autónomos y empresas, donde se apuntan los ingresos y los gastos, los modelos llamados 140 -para personas físicas- y 240 para jurídicas-.

Así, desde el 1 de enero del 2021 será obligatorio llevar el modelo 140 en la sede electrónica de la Diputación y remitir la información trimestralmente. Actualmente, la remisión se hace anual y ya se hace por internet, pero no es obligatorio llevar el libro registro en la sede electrónica.

El modelo 240, el de las empresas, entrará en vigor en la misma fecha y también será obligatorio llevarlo en la sede electrónica de la Diputación.

Con la información que los contribuyentes remitan a través de estos dos libros de cuentas, la Hacienda Foral de Bizkaia enviará ya hechas propuestas de declaración de IVA, IRPF e Impuesto sobre Sociedades a todas los empresas y autónomos.

La nueva normativa fija además sanciones por incumplimiento que van desde veinte mil euros por no usar el software de Hacienda hasta ochenta mil euros por ser reincidente en el uso de software de doble contabilidad.
EFE

noticias de deia