Parejas

Tempestad Albisu

23.02.2020 | 06:15
Peña II celebra uno de sus últimos tantos en el choque del Labrit.

El de Ataun, con un buen Peña II, da una exhibición en el Labrit, sepultando las opciones de Elezkano II-Rezusta de entrar en el 'play-off' del Parejas

Duración: 65:90 minutos de juego.

Saques: 1 de Peña II (tanto 5).

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 598 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 9 de Elezkano II, 1 de Rezusta, 11 de Peña II y 5 de Albisu.

Errores: 2 de Elezkano II, 3 de Rezusta, 3 de Peña II y 5 de Albisu.

Marcador: 1-0, 1-1, 1-2, 2-2, 2-3, 3-3, 4-3, 4-4, 4-7, 7-7, 7-13, 9-13, 9-14, 11-14, 11-17, 13-17, 13-18, 15-18, 15-19, 18-19 y 18-22.

Incidencias: Partido correspondiente a la décimo cuarta jornada de la liguilla de cuartos de final del Campeonato de Parejas de la LEP.M disputado en el frontón Labrit de Iruñea. Buena entrada. En el primer partido, Alberdi-Salaverri ganaron a Egiguren V-Erostarbe .

 Jon Ander Albisu fue ayer el sepulturero de los campeones del Parejas de 2017, Iker Irribarria -sustituido ayer por Danel Elezkano- y Beñat Rezusta. El zaguero de Ataun fue un puñal. Fue una tormenta, una tortura, un torbellino. Tornasolada su presencia, un reflejo de sol, se convirtió en un leviatán en el Labrit de Iruñea: el kraken. Fue amo. Fue señor. Fue monarca. Fue emperador: trono de oro y corona de cristal. Realizó un trabajo industrial para amplificar el eco de un amanuense Jon Ander Peña, que debutaba en un estelar de tamaño calado después de dar un nivel estratosférico en Promoción. El sustituto de Unai Laso resolvió el puzle final del envite, al que Albisu llegó cansado del trote pero pletórico de forma. Se rompió las manos el público a aplaudir sus pelotazos, llenos de genio, llenos de acierto, mordiscos continuos a Rezusta, que no logró hacer daño con su zurda nerviosa, que pareció contagiarle todo el cuerpo. Los de Aspe, que se jugaban todo o nada, estuvieron incómodos, por momentos romos. Únicamente les salvaron los instantes de clarividencia de Danel Elezkano, invitado en un partido que se transformó en cuestión de estado para la empresa de Eibar, de ahí la sustitución contra natura de Irribarria -campeón del Manomanista y finalista del Parejas de 2019- a un palmo del final de la liguilla de cuartos de final. Albisu se merendó el choque y echó paladas de tierra encima del dueto. Martillo y cincel. Escultor de victorias.

De hecho, tal fue el protagonismo del bulldozer de Ataun, con una derecha de quilates, el hombre del brazo de oro, como Frankie Machine y su baraja de naipes, que hizo carne Otto Preminger en Sinatra, que en un final dubitativo por el cansancio, se le fueron tres pelotazos que no amargaron el sabor de boca de su actuación. Los números no engañan. Albisu terminó cinco tantos y cometió cinco yerros, tres seguidos en el epílogo del partido. No obstante, en ese tránsito de nubes (del 15-19 al 18-19), Peña II asumió la responsabilidad en los cuadros alegres, empaquetando el partido con un dos paredes agresivo que levantó al público, más que nada porque venía de otros dos remates de arquitecto, y una paradita estupenda. El partido se cerró con un fallo de Rezusta con la derecha. Los de Aspe, más necesitados, fueron con el marcador en contra toda la contienda, fuera de foco. Están eliminados del Parejas y los de Baiko meten matemáticamente en el play-off a sus compañeros de empresa, Olaizola II-Urrutikoetxea. Efecto dominó: el aleteo de una mariposa en Japón provoca un huracán en Nueva York. Tempestad Albisu.

Ocurre que, en un inicio quizás tormentoso, en el que la tensión llenó las maletas de los cuatro contendientes, el zaguero de Ataun se vistió de domingo. Tarde de gloria. Albisu tiene ángel. Es grande. Albisu tiró del carro. Albisu se sacó lustre: una exhibición en labores defensivas -fue el pelotari con más aportación laboral del cuarteto- y otra en ataque. De sus derechazos nacieron los ganchos en el mentón que rompieron la cita.

Siempre en retaguardia los colorados, los destellos de Elezkano II fueron sus únicos salvavidas, dado que Peña II jugó serio y sin estridencias. El choque estuvo igualado hasta el cuarto tanto y, a pesar de que se registró una igualada más (7-7), los azules se escaparon en el luminoso para nunca más perder pie. Manejaron distancias de hasta seis tantos (7-13 y 11-17) para solventar la papeleta final. El huracán de Ataun rompió amarras. Peña II se anotó once tantos en un extraordinario debut. Otra buena noticia para Baiko, que encuentra una perla en el pecho del delantero tolosarra. Ha dado un salto. La empresa, Olaizola II y Urrutikoetxea ya pueden respirar.

noticias de deia