Una derrota con mucha historia

El Zuazo paga un mal segundo periodo con una amplia derrota ante un Bera Bera que no fue tan superior

03.02.2020 | 06:21
La contundente defensa guipuzcoana desesperó a las jugadoras del Zuazo

Zuazo 16

Bera Bera 29

ZUBILETA EVOLUTION ZUAZO: Sánchez (1), Velasco, Hernández (1), Manrique (2), Gil, González, Barros, Aalla, Loidi (5), Encina (1), Bengoetxea (2), Erauskin (1), De Andrés, Fernández-Agustí (2) y González de Garibay (2).

SUPER AMARA BERA BERA: Arrojería, Oliveira (2), Pizzo (2), Gil (3), Menéndez, Boada, Echeverría (5), Cesáreo (4), Prieto, O-Mullony (3), Cardoso (2), Do Santos, Arderius (5), Castellanos, Etxeberría (2), Morenon (1) y Lais.

Parciales: 1-2, 2-6, 4-9, 7-12, 8-13, 12-15 (al descanso); 13-16, 14-17, 14-20, 15-24, 15-26 y 16-29.

Árbitros: Enric Escudé y Rolan Sánchez (C. Catalán) excluyeron a las locales Hernández, Barros y Encina; y a Oliveira y Cesáreo del Bera Bera.

Incidencias: Unos 900 espectadores en Lasesarre.

bilbao - Se cumplieron las predicciones y el Super Amara Bera Bera se llevó de Lasesarre dos puntos que le permiten seguir en lo más alto de la clasificación de la Liga Guerreras Iberdrola. Es decir, el Zubileta Evolution Zuazo encajó una dura derrota ante el líder incontestable. Protagonizó un tropiezo de los que duelen y no por lo abultado del resultado, sino porque por momentos, las de Joseba Rodríguez creyeron en sí mismas y a punto estuvieron de dar la sorpresa de la jornada. De rascar algo ante un Bera Bera que tan solo ha cedido dos empates esta temporada. El resto, son victorias. De hecho, tras un arranque dubitativo, las rojinegras consiguieron recomponerse y se marcharon al descanso tan solo tres tantos abajo (12-15). Sin embargo, una mala segunda mitad en la que un apagón ofensivo provocó que solo consiguieran marcar cuatro goles hizo que las guipuzcoanas se fueran alejando en el luminoso hasta culminar con el sangrante resultado final.

Los trece goles de diferencia no reflejan el esfuerzo que tuvo que hacer el todopoderoso Bera Bera para llevarse el derbi. Y eso que el encuentro en Lasesarre comenzó de cara para las azules, que exhibieron su poderío y dominaron los tiempos. Sin embargo, el Zuazo mantuvo la compostura y se sintió cómodo al rebufo. Pero cuando las de Imanol Álvarez cerraron filas, controlaron con demasiada facilidad la primera línea rojinegra. Impidieron los pases a la pivote, robaron balones clave y abrieron una pequeña herida a la contra. Las guipuzcoanas aprovecharon la velocidad de Etxebarria para ponerse cinco arriba. Y entonces el Zuazo reaccionó. Un tiempo muerto de Haito reactivó a sus jugadoras, rotó el banquillo, puso aire fresco sobre el parqué y el conjunto barakaldarra regresó al encuentro. Incluso en inferioridad, las locales tuvieron mejores minutos que su rival. Aalla levantó un muro en su portería y Loidi se gustó ante su público. Con todo, el Bera Bera supo trabajar y supo sufrir, sobre todo en el cierre de la primera mitad y en el comienzo de la segunda, cuando el Zuazo engrasó la maquinaria y le puso alas. Así, el líder supo ganar desde su temible defensa.

Porque si es cierto que el juego de las de Haito puso en problemas al Bera Bera, también lo es que en ningún momento esos buenos momentos se tradujeron en una ventaja en el marcador. La victoria siempre estuvo del lado azul, sobre todo en una segunda mitad en la que el Zuazo solo pudo marcar cuatro goles. Y es que, a veinte minutos del final, la luz rojinegra se fundió y la maquinaria no supo jugar a oscuras. Renata Lais se hizo gigante. Desesperó a jugadoras, cuerpo técnico y afición. Y, mientas, el ataque guipuzcoano siguió a lo suyo. Continuó sumando a pesar de la buena actuación de Aalla. Las azules se agazaparon en torno a su portería para después salir a la contra y, cuando el Zuazo se quiso dar cuenta, la distancia ya era desalentadoramente insalvable. Así, con los brazos bajados, las rojinegras se dejaron llevar hasta el bocinazo final, lo que permitió al Bera Bera conseguir una diferencia excesiva.

A dos sobre el descenso A pesar de la derrota, el Zuazo continúa fuera de los puestos de descenso, pero a tan solo dos puntos de distancia. De hecho, la victoria del Porriño en el feudo del Alcobendas (21-22) pone la salvación mucho más cara. Por ello, las rojinegras ya están centradas en su siguiente encuentro, que tendrá lugar el próximo sábado (18.00 horas) en el feudo del Elche, tercero en la tabla.