Badajoz 0-1 Amorebieta

Llora Amorebieta de alegría tras la gesta épica de su equipo

El conjunto vizcaino firma la sorpresa en una noche épica para imponerse al Badajoz, el que era el mejor equipo de toda la Segunda B, y sella su primer ascenso al fútbol profesional

22.05.2021 | 23:50
Los jugadores del Amorebieta celebran el ascenso sobre el césped del Nuevo Vivero.

Llora Amorebieta de alegría tras la gesta épica de su equipo. Esas que marcan a toda una generación; esas que llegan cuando uno menos se lo espera; esas que hay que celebrar por todo lo alto por si no vuelven a repetirse. Que le quiten a uno lo bailado. Con todo en contra, en el escenario más complicado y ante más de 7.000 espectadores en plena pandemia del coronavirus, el Amorebieta selló su ascenso a Segunda División tras imponerse por la mínima al Badajoz, el rival más temible de todos, el gran favorito para subir, que hasta hoy únicamente había perdido dos partidos. El de anoche fue el tercero, el más doloroso, que a su vez fue el más feliz del conjunto zornotzarra, que la próxima campaña se estrenará en el fútbol profesional. Diez años después de disputar una fase de ascenso a la categoría de plata y caer a las primeras de cambio, en la temporada más difícil, condicionada indudablemente por el covid, el Amorebieta es de Segunda.

El 'Viverazo', a menor escala pero similar a aquel 'Centenariazo' que firmó el Deportivo al imponerse al Real Madrid en el Santiago Bernabéu en la final de Copa del 2002, lleva a una población de menos de 20.000 habitantes, la décimo segunda localidad en población de Bizkaia, a codearse codo con codo con equipos históricos como el Zaragoza, el Tenerife, el Málaga o el Oviedo. Palabras mayores. Un gol de pillo de Iker Bilbao en la primera mitad le bastó al Amorebieta para lograr el ascenso en un partido en el que, cómo no, tuvo que sufrir. Fue entonces cuando emergió la figura del veterano Mikel Saizar, 38 años de puros reflejos y sangre fría, para salvar dos goles cantados del Badajoz.



El conjunto zornotzarra, fiel a su estilo, lo bordó en la primera mitad. Atenazado por los nervios, por la presión añadida de jugar ante su público y sentirse favorito para ascender, al Badajoz costó imponer su estilo en el partido y fueron los azules quienes se sintieron más cómodos en la primera mitad. Muy bien plantados en el verde, cerrando cualquier espacio y sin conceder apenas ocasiones, fueron los vizcainos quienes llevaron el partido por donde quisieron, al menos fue así en la primera mitad.

Tras un saque de banda colgado al corazón del área llegó el que a la postre fue el tanto del ascenso, obra de Iker Bilbao, quien aprovechó el rechace del guardameta Royo para adelantar a su equipo y, sin saberlo, convertirse en uno de los héroes de su equipo. No hubo una reacción inmediata del Badajoz, muy gris, al que le costó quitarse de encima la presión de su rival, al que no supo, hasta bien entrada la segunda parte, cómo meterle mano. Saizar, muy atento, evitó cualquier peligro de los pacenses en un ejercicio de solvencia y mucha concentración.

SAIZAR, SALVADOR


Sin salirse ni un ápice de su idea de juego, poco preciosista pero sí efectiva, el Amorebieta supo mantener la cabeza fría a la vuelta de vestuarios. Con el paso de los minutos el Badajoz se fue adueñando del partido, encerrando en su campo a los azules, pero sin generar excesivo peligro a pesar de colgar infinidad de balones al área. Enormes los tres centrales, grandísimo el trabajo de Orozko para pelear por balones largos imposibles y ganar un puñado de segundos, y superlativa la figura de Saizar, que se vistió la capa de Superman para sacar un gol cantado de César Morgado con una estirada de película a quince minutos para el final.

Ese fue el primer aviso de un Badajoz que dispuso de otra buena ocasión que sacó casi bajo palos Beñat Garro y que en el tiempo de añadido, con el portero pacense en el área azul, dispuso de otras dos acciones como para poner el empate. Lo evitó primero Saizar, quién sino, y luego la defensa, casi bajo palos. Ahí se murieron las aspiraciones del Badajoz y se hizo realidad el sueño del Amorebieta, un equipo formado por jugadores de Euskal Herria, que la próxima temporada jugará en Segunda División. Zorionak, azules!



LA FICHA

Badajoz: Kike Royo; Dani Fernández, Pablo Vázquez, César Morgado, Tomás Sánchez; Sergi Maestre, Álex Corredera, Jesús Clemente (Min. 62, Antonio Otegui), Dani Aquino (Min. 82, Forgas), David Concha (Min. 78, Alayeto); y Gorka Santamaría (Min. 62, Adilson).

Amorebieta: Saizar; Aldalur, Aimar (Min. 46, Garro), Arregi, Irazabal, Seguín (Min. 86, Beñat Leiza); Mikel Álvaro (Min. 79, Ekaitz Molina), Iker Bilbao, Larruzea; Unzueta (Min. 64, Obieta) y Orozko.

Gol: 0-1: Min. 22; Iker Bilbao.

Árbitro: Raúl Martín González (Comité de Las Palmas). Expulsó a Narváez, del Badajoz, estando en el banquillo. Además, amonestó a XXX, del Badajoz; y a Aldalur, Mikel Álvaro, Orozko y Beñat Leiza, del Amorebieta.

Incidencias: Final del 'play-off' de ascenso a LaLiga SmartBank, disputada en el Nuevo Vivero de Badajoz ante más de 7.000 espectadores, de los que en torno a medio millar llegaron de Zornotza.
noticias de deia