Joseba Orbegozo recupera la sonrisa en el Sodupe

13.11.2020 | 00:45
Joseba Orbegozo, antes de un entrenamiento con el Sodupe.

Tras casi dos años en blanco por dos roturas de ligamento cruzado, vuelve a sentirse futbolista en el Sodupe

NO es del todo cierto eso de que Joseba Orbegozo (Elorrio, 1997) ha recuperado la sonrisa. Y es que tiene el don de ser una de esas personas que nunca la pierden, pese a que motivos no le han faltado en los últimos tiempos. En febrero de 2019, en su estreno en Segunda B en las filas del Amorebieta, se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Tras la operación y una larga recuperación, el lateral zurdo se reintegró al grupo y entró en convocatorias, sin llegar a saltar al verde. Pero en un entreno a finales del año pasado, volvió a sufrir idéntica lesión. Misma rodilla, mismo ligamento. Le tocó repetir todo el proceso. Después de casi dos años en blanco, vuelve a sentirse futbolista en el Sodupe, donde ha recalado cedido. De hecho, el pasado domingo jugó los 90 minutos en el triunfo ante el Ariznabarra.

La lograda en tierra alavesa fue la primera victoria liguera del cuadro encartado, lo que para Orbegozo supuso "una doble satisfacción". "Al principio del partido tenía una sensación algo extraña, pero cuando acabó estaba muy contento por haber podido jugar otra vez un partido completo después de todo lo que he pasado", manifiesta. En los dos choques anteriores, había entrado desde el banco en el tramo final. "Poco a poco, voy cogiendo confianza y conociendo a los compañeros", indica el zurdo que ya destacó en el Sodupe en la campaña 2017-18 y en la segunda vuelta de la 2016-17. "Ha cambiado bastante la plantilla, pero todavía siguen unos pocos y me ha facilitado la adaptación", explica el elorriarra, que recientemente ha terminado un doble Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y Educación Primaria.

Desde el Hurtado de Saratxo dio el salto en 2018 de Tercera a Segunda B al fichar por el Amorebieta. Disputó nueve partidos en el arranque de curso, pero su progresión se frenó en seco con la primera rotura de cruzado. El mazazo fue aún mayor a finales del pasado año, cuando ya estaba de vuelta. "Lo más duro fue la recaída. La primera vez es algo nuevo y te vas adaptando. En la recaída, enseguida sabes lo que te viene otra vez y lo largo que se va a hacer. Le das muchas vueltas a la cabeza y te hundes. La recuperación es larga y exigente. Entrenar solo era lo que más difícil se me hacía", recuerda. "Han sido dos años largos de narices. Por suerte, he tenido mucho apoyo de la familia, amigos y compañeros", reconoce.

Por suerte y gracias a su sacrificio, "la rodilla está muy bien". "Algún día da un poco de guerra, pero nada serio, lo normal tras dos operaciones y tanto tiempo sin jugar", apunta el futbolista que desea "intentar recuperar poco a poco el nivel y la confianza que tenía antes de la lesión". Para ello, "salió la opción de ir cedido al Sodupe para coger minutos. Ya conocía a la directiva y a compañeros, así que era una buena opción", detalla. El cuadro encartado está integrado en el subgrupo B, en el que la igualdad es extrema con nueve de los once conjuntos separados por solo un punto.

La suya es una de las pocas caras nuevas llegadas este curso al Sodupe. "Creo que tenemos un buen equipo", considera el jugador forjado en las canteras de Eibar y Real Sociedad. En Zubieta, donde militó sus tres años de juvenil, coincidió con gente que ahora juega en Primera como Guevara, Zubeldia, Aihen, Zubimendi, Gorosabel, Barrenetxea u Oyarzabal. Este último, cuando alcanzó el primer equipo txuri-urdin, declaró que Orbegozo era el mejor amigo que había hecho en el fútbol: "Siempre ha tenido algo especial y toda la vida ha sido muy bueno, es muy inteligente. Pero no me imaginaba que iba a ser el mejor de la Real y uno de los mejores de la liga, e incluso del mundo".

HORARIOS DE LA 5º JORNADA

El Sodupe buscará su primera victoria en el Hurtado de Saratxo mañana a las 17.30 horas ante el Vitoria. En su subgrupo, con vizcainos en liza, mañana también se disputa el Cultural-Ariznabarra (18.00) y para el domingo quedan San Ignacio-Santurtzi (12.00) y Anaitasuna-Urduliz (16.30). El Basconia descansa. En el subgrupo A, mañana se juegan Gernika-Urgatzi (17.00), River-Aurrera (17.30) y Deusto-Balmaseda (17.30). El domingo, turno para Real C-Somorrostro (11.30) y Tolosa-Santutxu (16.30).