SEGUNDA DIVISIÓN B

Aimar hace estallar Urritxe en el 94

El Amorebieta se estrena con un agónico triunfo ante el Laredo gracias a un gol en el último segundo

18.10.2020 | 01:25
Iker Seguín se zafa de un rival en el encuentro de ayer ante el Laredo. Foto: José Mari Martínez

Amorebieta2

Laredo1

AMOREBIETA: Saizar, Aldalur, Aimar, Arregi, Irazabal (Min. 55, Garro), Seguín, Iker Bilbao, Larrucea (Min. 68, Ekaitz), Etxaburu (Min. 68, Mikel Álvaro), Orozko y Obieta (Min. 85, Unzueta)

LAREDO: Rafa, Rasines, Goñi, David Sanz (Min. 65, Peredo), Argos (Min. 77, Siafá), Vinatea, Saúl García (Min. 65, Álvaro), Álex Pérez, Toboso, Faouzi (Min. 77, Manu) y Juancar (Min. 65, Riki).

Goles: 1-0: Min. 38; Obieta. 1-1: Min. 67; Peredo. 2-1: Min. 94; Aimar.

Árbitro: Adrián Calvo Martínez (La Rioja). Amonestó al local Aldalur; y a los visitantes Goñi, Vinatea y Riki.

Incidencias: Unos 250 aficionados en Urritxe.

Amorebieta – Desde la campaña 2011-12, temporada de su debut en Segunda División B, llevaba el Amorebieta sin estrenar el campeonato liguero con victoria. Ayer consiguió acabar con ese gafe, aunque con mucho sufrimiento. Pese a que los espectadores –solo socios locales– que accedieron a Urritxe no podían levantarse de sus asientos, muy pocos debieron de ser capaces de cumplir la norma por la forma en la que se produjo el triunfo. Y es que llegó con un gol en el último suspiro, en la última jugada del choque. En un lance a pelota parada, los zornotzarras colgaron el cuero al área rival, en la que se formó un barullo tras una serie de rechaces, resuelto por Aimar para firmar el definitivo 2-1. Además, con suspense, ya que el balón tocó en el larguero antes de traspasar la línea.

Pese a que el duelo arrancó con un aviso de Etxaburu, a los zornotzarras les costó asentarse y se jugó más cerca de su área que de la del Laredo. Poco a poco, los azules fueron haciéndose dominadores y empezaron a arrinconar a su rival a base de juego directo. Una volea de Irazabal obligó al portero visitante a estirarse al cuarto de hora, cuando cazó un rechace en un lance a pelota parada.

Aprovechando la estrategia buscó también el gol Obieta tras un servicio de Larrucea, pero un defensa taponó el intento. Un misil de Seguín tampoco encontró puerta. A punto estuvo de caer el 1-0 en el 36, después de un centro de Aldalur que fue cabeceado por Orozko. El poste evitó que la afición zornotzarra celebrara su primera diana del curso. Lo hizo dos minutos después, cuando una peinada de Orozko propició que Obieta se plantase ante Rafa e inaugurase el marcador. El delantero gernikarra, que brilló como azul en la 2016-17, demostró que ha regresado a Urritxe con la escopeta cargada.

Como ya ocurrió en la primera mitad, el Laredo salió algo más enchufado de los vestuarios. E igual que había pasado antes, el Amorebieta fue de menos a más para ir imponiendo su ley sobre el verde. El técnico cántabro apostó por un triple cambio en el 65 y le salió de lujo. Y es que Peredo, uno de los recién entrados, enganchó un latigazo que se coló en la red pese a que impactó antes en el guante de Saizar y en la madera.

Tras el mazazo, los de Iñigo Vélez se volcaron a por la victoria. Orozko estuvo cerca en el 70, pero sin suerte. La parroquia de Urritxe reclamó un posible penalti sobre Obieta en el 80. Para su desdicha, el colegiado señaló una falta realizada previamente sobre Aldalur fuera del área. La tribuna estuvo a punto de caerse en el 87, cuando la rosca de Orozko lamió el poste. Los cántabros se mostraban conformes con el punto. El Amorebieta no. Y el premio, aunque tardó, le acabó llegando en el último intento.