Liga de Campeones

La rotunda venganza del Bayern

26.02.2020 | 06:16
Gnabry celebra.

CHELSEA: Caballero; Alonso, Christensen, Rudiger, Azpilicueta (Pedro, Min. 73), James; Jorginho, Kovacic, Barkley (Min. 61, Willian); Mount y Giroud (Min. 61, Abraham).

BAYERN DE MÚNICH: Neuer; Pavard, Boateng, Alaba, Davies; Thiago (Min. 90, Goretzka), Müller, Kimmich; Coman (Min. 66, Coutinho), Gnabry (Min. 85, Tolisso) y Lewandowski.

Goles: 0-1: Min. 51; Gnabry. 0-2: Min. 54; Gnabry. 0-3: Min, 76; Lewandowski.

Árbitro: Clement Turpin (Francia) amonestó a Jorginho y expulsó a Marcos Alonso (m. 83) por parte de los locales y amonestó a Thiago y a Kimmich, del Bayern.

Incidencias: Stamford Bridge, 36.761 espectadores.

londres - Los aficionados del Chelsea recordaban antes del partido la Copa de Europa y el gol de Didier Drogba en 2012 a los alemanes y al final es lo que único que les quedó, el recuerdo. El Bayern de Múnich, en su versión más devastadora, goleó a los londinenses dejándoles con pie y medio fuera de la Champions.

En la reedición de la final de 2012, en la que el Chelsea levantó su primera y única Copa de Europa, el Bayern se vengó en el corazón Blue, con dos tantos de Serge Gnabry y uno de Robert Lewandowski (que ya suma 11 en la competición).

El Chelsea se lo veía venir y puso protecciones. Metía cinco defensas. Para resguardarse y ganar más profundidad con la que conseguir centros para Giroud. Esto le entregaba el balón y el dominio al Bayern, algo previsible. A los ingleses les valía con aguantar y aprovechar alguna que tuvieran.

El Bayern tuvo el cuero y las oportunidades. Pero Caballero, por quinta vez titular delante de Kepa Arrizabalaga, sostenía al Chelsea. Pero Gnabry bajó una pelota con el pecho, se la deslizó en profundidad a Lewandowski y el polaco, consciente de la posición de sus compañeros, la puso atrás casi sin mirar. En segunda línea llegó Gnabry para el 0-1.

Este resultado ya mataba al Chelsea, pero tres minutos después otra vez el polaco en profundidad, cabalgada de Gnabry y definición cruzada. Lewandowski redondeó con el tercero. Para terminar de rematarlo, Marcos Alonso se autoexpulsó dándole un puñetazo a Lewandowski en una jugada sin balón. - Manuel S. Gómez

noticias de deia