Fichaje de Braithwaite

La gran chingada del Barcelona

22.02.2020 | 06:16
Bartomeu, Braithwaite y Eric Abidal, en el acto de presentación, el pasado jueves

Javier Aguirre opta por el sarcasmo para evaluar el fichaje de Braithwaite, que ha indignado al fútbol

La cuestión es que el Barça, en lo que se ha entendido como un flagrante caso de abuso de poder, decidió pagar los 18 millones de la cláusula de rescisión de Braithwaite, quitándole al Leganés a un jugador vital en su lucha por eludir el descenso y sin tener margen legal para, a su vez, poder fichar a un sustituto. Esto no ocurre en ninguna liga europea, Y todo eso poco después de que el Sevilla se llevara, aunque al amparo del mercado de invierno, a otro puntal ofensivo del equipo pepinero como era el marroquí Yussef En-Nesyri.

"Los que están son buenísimos jugadores"; "me lo tomo como una lesión"; "¿qué quieren que haga? ¿que llore?", alegó ayer Aguirre para finalmente resumir su visión de la jugada con una rotunda frase: "Yo creo que nos chingaron, así se dice en mexicano". Sobre la palabra en cuestión el diccionario de la RAE aclara que se trata de un adjetivo malsonante con varias acepciones, pero la que se ajusta al caso es concluyente "ha sufrido daño".

En lo inmediato, el Leganés disputará hoy una auténtica final en su carrera por la permanencia frente al Celta, en Balaídos y sin Braithwaite, su referencia en ataque y con una sombría estadística, puesto que el equipo madrileño todavía no ha ganado ningún partido a domicilio.

El pasado jueves, en la breve ceremonia de su presentación como jugador del Barça, en donde solo se admitieron dos preguntas, el delantero danés no se cortó un pelo. "Era algo que contemplaba (fichar por el club azulgrana), porque la fe mueve montañas", dijo. De repente, lo que parecía ser un parche se ha convertido en una operación de futuro en toda regla en previsión, quizá, de que pueda convertirse algún día en un portento. A sus 28 años, Braithwaite firmó hasta el 30 de junio de 2024 y su cláusula de rescisión es de 300 millones de euros.

Pese a entrenar un solo día y como no podía ser menos, el nuevo fichaje azulgrana fue convocado para el encuentro de hoy ante el Eibar, fecha en la que el equipo blaugrana se reencontrará con su afición en pleno fragor del Barça gate, con su presidente Josep Maria Bartomeu enredado en una crisis digital que ha convulsionado el universo culé.

balones fuera y mucha crítica Quique Setién optó ayer por tirar balones fuera cuando fue preguntado al respecto. "Os puedo asegurar que no influye", dijo y sobre Martin Braithwaite, una petición personal del técnico cántabro, todo fueron elogios. Está por ver en qué se traduce todo esto sobre el terreno de juego y en los 14 encuentros ligueros que restan, ya que el delantero danés no puede competir en la Champions.

El caso sigue desatando un clamor en el mundillo futbolístico. Luis Rubiales ya avisa que pedirá la anulación de la norma que permite atropellos semejantes. Entre las muchas voces que se han alzado, Javier Clemente, a través de las redes sociales, la califica de "una manera diplomática de comprar partidos y además legal" y Julio Salinas, que mañana correrá en Sevilla nada menos que un maratón, considera un "desastre" y "fuera de lugar" la contratación de Braithwaite y sus circunstancias.

noticias de deia