Fracasa la "gran acción" del Tsunami

La plataforma independentista admite que esperaban mayor repercusión

19.12.2019 | 06:20

barcelona - La plataforma anónima Tsunami Democràtic reconoció que la "gran acción" que habían preparado para difundir el lema Spain, sit and talk (España, siéntate y habla) durante el clásico "no ha sido exitosa" debido a la actuación policial.

En un comunicado difundido en las redes sociales, esta plataforma independentista, investigada en una causa por terrorismo abierta en la Audiencia Nacional, asegura que no pondrá "excusas" porque tenían prevista una "gran acción" para "reforzar" la presencia de su lema en el estadio, que no han podido llevar a cabo con éxito debido a la intervención de los Mossos d'Esquadra.

Por contra, Tsunami celebra el "éxito" de haber logrado que el lema Spain, sit and talk haya acaparado, a su juicio, la atención mediática durante los días previos al clásico y que han logrado que el lema estuviera presente, aunque en menor medida de lo planeado inicialmente, en el campo y las gradas.

Mientras en los alrededores del Camp Nou se producía disturbios entre los Mossos d'Esquadra y algunos de los manifestantes de la movilización del Tsunami Democràtic, el ambiente del clásico fue reivindicativo sin apenas afectar el desarrollo del encuentro.

pelotas amarillas Solo en una ocasión se tuvo que interrumpir el encuentro, cuando varias decenas de pelotas de plástico amarillas fueron lanzadas por algunos aficionados desde la grada en el minuto 55 de un partido sin chispa en el césped.

Aunque como siempre el club había preparado un mosaico que cubría todo el Camp Nou con los colores azul y grana en ambos goles y los de la senyera en el lateral y en la zona de tribuna, un segundo mosaico, el de Spain sit and talk, fue también protagonista al inicio del clásico. Tras esa petición en inglés, llegaron los primeros gritos de "¡independencia!", la primera acción de protesta en el estadio. Mientras las gradas reivindicaban consignas políticas, en el césped Marc Márquez, el seis veces campeón del mundo de MotoGP, realizó el saque de honor.

Más allá de los momentos reivindicativos, el aficionado barcelonista vivió el clásico como siempre, animando a su equipo, aunque con menos sintonía de lo habitual debido al juego algo replegado de sus jugadores. - DEIA/Efe

noticias de deia