Kepa aplaza la Eurocopa

españa deja escapar la victoria ante noruega en el minuto 93, por un penalti cometido por el guardameta

09.02.2020 | 18:20
King celebra su gol, una pena máxima cometida por Kepa. Foto: Afp

Noruega1

ESpaña1

NORUEGA: Jarstein, Elabdellaoui, Nordtveit (Min. 30, Hovland), Ajer, Aleesami, Selnæs, Johansen (Min. 63, Sorloth), Berge, Henriksen (Min. 83, Johnsen), Odegaard; y King.

ESPAÑA: Kepa, Jesús Navas, Sergio Ramos, Raúl Albiol, Bernat (Min. 88, Íñigo Martínez), Busquets, Saúl, Ceballos (Min. 64, Cazorla), Fabián, Oyarzabal (Min. 78, Rodri) y Rodrigo.

Goles: 0-1; Min. 47; Saúl. 1-1: Min. 93; King.

Árbitro: Michael Oliver (ING). Amonestó a King por Noruega; y a Rodrigo, Busquets, Ramos, Fabián y Kepa por España.

Incidencias: Encuentro de la fase de clasificación a la Eurocopa 2020 disputado en el estadio Ullevaal, lleno, con 28.000 espectadores en sus gradas, 500 de ellos españoles.

noruega - La selección española cortó en Oslo su racha triunfal camino de la Eurocopa 2020 y aplazó en el minuto 93 la fecha de su clasificación matemática por un penalti de Kepa como castigo al peor de sus partidos en el grupo, el día en el que Sergio Ramos hizo crecer su leyenda. Ayer España protagonizó su encuentro más irregular de la fase de clasificación. Jugó una primera parte con dudas e inseguridades defensivas. Estática, sin referentes ofensivos cuando tuvo el balón, amparándose en la segunda juventud de Jesús Navas como único referente para generar algo de desequilibrio ofensivo. Pareció arreglarlo en el segundo acto, con una mejoría pasajera cuando bajó a la pelea que propuso Noruega, pero fue castigada cuando el partido se acababa.

Noruega se creció después de un inicio en el que un remate abajo de Oyarzabal le hizo temer lo peor. No encontró a una España con hambre. Lo cambió por la calculadora que le permite especular sabiendo que el trabajo está hecho camino de la Eurocopa. Con poco más a lo que agarrarse que la brillantez de Odegaard y lanzando algún contragolpe, más la estatura de King, Noruega logró instalar la duda en España. No encajó bien la pareja Ramos-Albiol, aunque Raúl acabó haciéndose gigante en los últimos minutos.

De Fabián depende gran parte de la inspiración ofensiva de España. Cuando apareció siempre inventó algo. Noruega lo logró con centros laterales y las subidas de Elabdellaoui que generaron superioridad ante Bernat. Se topó con Kepa, firme hasta su grave error final. Inició su partido sacando abajo un testarazo de King tras un centro de rabona del lateral noruego.

En las jugadas a balón parado depositaban sus esperanzas los futbolistas noruegos, mientras que España necesitaba fútbol y lo encontró durante pocos minutos tras el descanso. Nada más reanudarse el juego llegó su premio. Pase al espacio de calidad de Ceballos, centro de Bernat rechazado y un disparo desde la frontal de Saúl que se envenenó con bote para complicarle la noche a Jarstein.

Pero Noruega se mantenía en pie y prometía guerra en la última fase del partido. Su seleccionador metía a todos sus delanteros, a cada cual más alto, y encerraba a España. Fue cuando Albiol mejoró su noche. Salvador lanzándose en carrera ante King, metiendo el cuerpo al delantero para que no marcase en carrera. Ramos, el día que superó a Casillas para convertirse en el jugador con más partidos en la historia de la selección española, tenía la mente en añadir un nuevo gol a un día histórico y acabó recibiendo una cartulina que le impide jugar en Suecia.

El arreón de Noruega encontró el premio en los últimos segundos. La firmeza de Kepa ante todas las llegadas se desplomó en una acción en la que que midió mal. Llegó antes al centro Elabdellaoui y lo atropelló. El penalti lo convirtió King para mantener las esperanzas de su selección y cortar la victoriosa racha de España.

noticias de deia