ÚLTIMA HORA
Euskadi registra 334 nuevos positivos por coronavirus, 172 de ellos en Bizkaia
VALENCIA 2 - ALAVÉS 1

El Alavés sigue en penumbra

Un apagón cuando mejor jugaba el ‘Glorioso’ lo aprovecha el Valencia para tomar aire y su afición para criticar al propietario del club, Peter Lim

09.02.2020 | 17:29
Dani Parejo celebra su gol.

Un apagón cuando mejor jugaba el ‘Glorioso’ lo aprovecha el Valencia para tomar aire y su afición para criticar a Peter Lim

Valencia2

Alavés1

VALENCIA: Cillessen, Wass, Garay, Gabriel Paulista, Jaume Costa, Ferran Torres (Min. 70, Diakhaby), Parejo, Coquelin, Cheryshev (Min. 92, Rubén Sobrino), Rodrigo (Min. 59, Manu Vallejo) y Maxi Gómez.

ALAVÉS: Sivera, Ximo Navarro (Min. 73, Aleix Vidal), Laguardia, Rodrigo Ely (Min. 84, Borja Sainz), Duarte, Burke, Pina (Min. 21, Pere Pons), Manu, Luis Rioja, Joselu y Lucas Pérez.

Goles: 1-0: Min. 27; Maxi Gómez. 2-0: Min. 83; Parejo, de penalti. 2-1: Min. 89; Lucas Pérez.

Árbitro: Prieto Iglesias (Comité navarro). Amonestó por el Valencia a Wass y por el Alavés a Manu, Duarte y Sivera. Tarjeta roja a un integrante del banquillo del Alavés (m. 91).

Incidencias: Mestalla, unos 39.000 espectadores. En el minuto 55 la iluminación del estadio perdió intensidad y el árbitro detuvo el juego. Fue el momento del encuentro en el que más arreciaron las críticas al propietario del club, Peter Lim, y al presidente, Anil Murthy. El juego estuvo parado cuatro minutos.

valencia - El Valencia se quedó con los puntos ante un buen Alavés en un partido en el que fue superior durante la primera mitad, pero en el que se vio dominado en la segunda, aunque el 2-0 y lo tarde que llegó el tanto forastero propició el triunfo local.

Fue un partido intenso, con un final emocionante en el que cuando se barruntaba el 1-1 llegó el 2-0, pero en el que al final el equipo vasco incluso pudo haber empatado.

El primer tiempo fue del Valencia, que tuvo el balón e impuso su juego ante un Alavés que no hizo un fútbol especialmente defensivo, pero que apenas tuvo llegada ante la meta de Cillessen.

Los jugadores de Albert Celades sacaban el balón de atrás y se acercaban a la meta rival con desdobles por ambas bandas o con balones interiores al pie para Rodrigo. En una de esas acciones llegó el gol del primer periodo cuando Parejo profundizó para Rodrigo que cedió a Maxi Gómez, también por el centro, para que este batiera la meta rival con un disparo raso ajustado al palo.

Cambió la dinámica del choque en el comienzo de la reanudación, con un Alavés más presionante, capaz de cerrar espacios para que el Valencia no saliera y con más recuperación de balón. Cuando mejor estaba el Alavés y peor lo pasaba el Valencia, la bajada de potencia eléctrica en el campo paró el partido durante casi cinco minutos. Al reanudarse el juego, Celades sorprendió con la salida de Ferran Torres y la entrada en el campo de Diakhaby para jugar como medio de contención, quizá como consecuencia de que el Alavés se había mostrado mucho más vertical desde el descanso.

El equipo visitante no solo estaba obligado a tratar de empatar, sino que se había dado cuenta de que las posibilidades de lograrlo eran reales ante un Valencia que había dado un bajón notable en su juego respecto al primer periodo y que apenas llegaba a la meta de Sivera.

A un cuarto de hora del final, el equipo local trataba más de mantener el 1-0 que de cerrar el encuentro con un segundo tanto, pero en una jugada aislada Parejo provocó un penalti de Sivera y convirtió el 2-0 previa revisión del VAR.

El tanto puso muy cuesta arriba el encuentro para el Alavés y dio sosiego al Valencia, que había sufrido mucho a lo largo del segundo periodo, pero el gol de Lucas Pérez dio paso a una prolongación en la que el conjunto visitante tuvo opciones de igualar, lo que provocó un final agónico para la afición local.