Ángel Castro Presidente del sestao river

“Un ‘play-off’ como presidente es un sufrimiento y un sinvivir”

09.02.2020 | 05:59
Castro, en Las Llanas.

Ángel Castro estrena en medio del 'play-off' su segundo mandato al frente del Sestao River, después de que nadie optara a las elecciones a la presidencia

Sestao - El Sestao River recibe mañana al Poblense (19.00 horas) con el objetivo de hacer bueno el 1-1 con el que regresó la semana pasada de Mallorca. Su presidente confía en superar la penúltima estación de cara al deseado ascenso a Segunda B.

¿Qué te llevó a presentarte a la reelección después de cuatro años nada fáciles?

-Han sido cuatro años muy intensos en los que la junta directiva hemos hecho un gran grupo humano. Tras sopesar pros y contras, vimos que estábamos todos con mucha ilusión y ganas, además, sabíamos que nadie se iba a presentar como candidato ya que este es un pueblo pequeño y, al final, todo se sabe.

¿Por qué le cuesta al socio dar el paso para presentarse como candidato?

-Es la línea en los clubes que nos rodean: En el Barakaldo no se ha presentado nadie por dos veces, igual que en el Balmaseda. En el Portugalete, Edu Rivacoba lleva muchos años, tal y como el presidente del Leioa, Javier Landeta. Es diferente, en cualquier caso, seguir que entrar. La directiva que sigue ya tiene experiencia de cuatro años y en ese sentido no cuesta tanto como empezar desde cero. Este cargo exige mucho tiempo, esfuerzo, dedicación, muchos sinsabores y alguna que otra alegría... Es complicado juntar una plancha para un presidente que lleva cuatro años, con que juntar una plancha para empezar de cero cuesta muchísimo más. Pero en cualquier caso, somos una especie a extinguir; esto no va a mejorar sino que, con los años, va a ir a peor. La gente tiene otras preocupaciones y otras inquietudes, e invertir el tiempo sin obtener nada a cambio no interesa.

¿Cuáles son los puntos fuertes de esta directiva?

-Yo diría que somos una junta directiva muy cercana, que siempre está en el pueblo, cerca del socio, y se interesa por sus preocupaciones e ilusiones. El socio es soberano y de todo se puede aprender para mejorar.

¿Con qué momento se queda de su primer mandato?

-En estos cuatro años... -lo piensa detenidamente- yo diría que el día de la victoria contra el Toledo en el play-off. Fue un momento de mucha alegría, de ver Las Llanas con un montón de aficionados y de superar una eliminatoria, ya que desde el ascenso en 2011 no habíamos vuelto a superar ninguna.

¿Qué momentos han sido los más difíciles?

-Sobre todo lo más difícil fue la primera temporada. El equipo hizo una muy buena campaña, entrando en Copa y faltando muy poquito para entrar en el play-off, pero en una situación económica muy negativa, con 40.000 euros de déficit. Para otros clubes no será mucho, pero para un club como el River era un agujero muy importante. Al final, hemos estado pagando durante tres años aquella situación y una de las consecuencias fue el descenso hace dos temporadas. Pero actualmente la situación es inmejorable en lo económico, y creo que ha sido nuestro mayor logro.

¿Cuáles son los objetivos para estos próximos cuatro años?

-Lo primero de todo, lograr una situación desahogada en el plano económico. Si la economía va bien, habrá más opciones de que, en lo deportivo, el equipo funcione. Por otro lado, lograr el ascenso a Segunda B pero no para estar en mitad de la tabla, sino para ser un equipo que luche por estar arriba.

Retornando al 'play-off', ¿con qué sensaciones se volvió de Mallorca el pasado domingo?

-Obtuvimos un empate que, sobre el papel, es bueno y que todos hubiéramos firmado antes de empezar la eliminatoria. Sin embargo, la sensación es agridulce porque vimos un partido increíble: Contra diez y luego, contra nueve, fallamos dos penaltis, el gol de ellos nos lo hicimos nosotros... Sí que se podía haber logrado un resultado más amplio y jugar aquí más tranquilos, pero estamos en un play-off y no cabe un momento para la tranquilidad.

¿Cómo vive un presidente un 'play-off' de momento ilusionante? ¿Se escapa la euforia o más bien hay que ser cautos?

-El play-off lo vivo como un sufrimiento y un sinvivir. En Toledo hablaba con el presidente y decíamos: "Al que pase la eliminatoria, todavía le quedan cinco sufrimientos". La verdad que es una pasada lo que se sufre en un play-off, la intensidad que hay en cada momento... Y no tiene nada que ver con la liga regular en cuanto a los viajes y todo lo que rodea a cada partido. Ojalá nos queden todavía tres sufrimientos aunque, si logramos el ascenso, habrá merecido la pena sin duda.