La nueva orla del ciclismo vasco

Una docena de ciclistas de Euskal Herria, siete de ellos dentro del WorldTour, cambian de equipo o acceden al profesionalismo para acometer la próxima temporada

02.01.2022 | 00:15
Algunos de los integrantes vascos del Movistar: Aranburu, Elosegui, Oyarbide, Lazkano y Gorka Izagirre.

EL ciclismo, atado a sus usos y costumbres, posibilita que un equipo anuncie el fichaje de un ciclista de manera oficial después del 1 de agosto, pero no puede mostrar su indumentaria y su cambio de identidad hasta que gire el calendario. Es entonces cuando se fija la nueva fotografía y quedan grabados los trasvases y fichajes del zoco ciclista, siempre con el punto necesario de frenesí. El mercado es una coctelera agitada en un deporte nómada, donde los vínculos, salvo excepciones, no suelen prolongarse demasiado. La fidelidad no es el credo principal del ciclismo, donde todo se supone más etéreo. Por eso en cada curso que nace son notables las mudanzas. El recién estrenado 2022 no es ajeno a esa precepto. Las variaciones configuran un novedoso escaparate.

Se altera la decoración de las piezas de buena parte del tablero vasco en el WorldTour. Sobresale la incorporación de Omar Fraile, que lucirá el traje de etiqueta del lujoso Ineos, donde estará al servicio de los líderes en un equipo que apuesta inequívocamente por las jerarquías, muy lejos de la cultura de guerrilla del Astana. El ciclista de Santurtzi accede a la formación británica después de una singladura de cuatro campañas en el Astana, en las que el ciclista vizcaino encontró la gloria con la victoria de una etapa del Tour. Fraile, actual campeón de España de ruta, deja el equipo Vinokourov y se alista al Ineos durante al menos dos campañas. En la escuadra ideada por David Brailsford, Fraile se unirá a Jonathan Castroviejo, que continuará dos temporadas más en el equipo británico. El getxotarra es una de las piezas básicas de un equipo que tratará de recuperar la hegemonía de antaño frente al poder esloveno de Pogacar y Roglic.

Ion Izagirre estrenará los colores del Cofidis. El de Ormaiztegi, otro excomponente del Astana, se suelda durante un año a la estructura francesa en un movimiento extraño porque el contrato estándar se sitúa en los dos años. Más allá del continente, el contenido señala al guipuzcoano como una apuesta firme de la formación gala. Izagirre, vencedor de etapa en Giro, Tour y Vuelta, es un ciclista muy versátil y con capacidad rematadora. Posee un currículo más que notable. Su objetivo cuando capitanee el equipo serán las vueltas de una semana y se convertirá en un apoyo fundamental de los líderes del equipo en las grandes vueltas. Será el alfil de Guillaume Martin. Dotado de un gran gen competitivo, Izagirre otorgará más hueso y rango al Cofidis, que considera una gran refuerzo la llegada del guipuzcoano.

Su hermano Gorka regresará al Movistar, formación en la que rodó con anterioridad entre 2014 y 2017. Gregario de lujo, conocedor extraordinario de las corrientes internas del pelotón, el de Ormaiztegi servirá de báculo a Enric Mas, líder del Movistar. Izagirre aportará trabajo, calidad y carácter a un equipo del que se desprendieron Miguel Ángel López y Marc Soler. Gorka apuntalará la columna vertebral de una escuadra que vivirá la despedida de Valverde. El mayor de los Izagirre otorgará solidez. A la estructura de Eusebio Unzué también se sumará Álex Aranburu, uno de los ciclistas con más proyección. El de Ezkio procede del Astana, donde conoció el WorldTour. Aranburu se ha adaptado formidablemente a las exigencias de la categoría. Es, sin duda, un fichaje de lo más estimulante para el Movistar. El guipuzcoano posee instinto ganador y se envuelve de maravilla en el terreno de las clásicas. Potente y veloz, Aranburu se ha cosido para tres años al Movistar, donde esperan su descorche.

El mismo camino de Aranburu lo recorre Óscar Rodríguez, que cambiará el azul celeste kazajo por el azul marino del Movistar. Vencedor de una etapa en la Vuelta de 2019, en la cima de La Camperona, con el maillot del Euskadi-Murias, Rodríguez tratará de seguir creciendo después de dos campañas en el Astana en las que tuvo que poner sus piernas al servicio de los líderes. Su segundo puesto en la clásica del Mont Ventoux y la tercera plaza en la general de La Route d'Occitanie señalan al de Burlata para mayores logros si confían en él y obtiene la confianza necesaria.

ascensos y debuts 

Al renovado Movistar se impulsa Oier Lazkano. El gasteiztarra descubrirá el WorldTour. Poderoso rodador, Lazkano, procedente del Caja Rural, es una apuesta de futuro. Al igual que Aranburu ha firmado para tres campañas. Lazkano ha dejado detalles interesantes en su aventura en el Caja Rural. Lazkano, apenas 21 años, venció una etapa en la Vuelta a Portugal de 2020 tras una fuga en la que demostró su empuje. El pasado curso fue un fijo en las alineaciones de su equipo en las pruebas del WorldTour que disputó. Jon Aberasturi comparte historia con Lazkano. El velocista, que se hizo con una victoria en el Tour de Eslovenia, también escala al WorldTour. Aberasturi aterrizará en el Trek para abrirse paso en los esprintnes. Es el retorno del alavés a la máxima categoría después de correr en el Euskatel-Euskadi en 2013. Finalizada aquella breve experiencia, Aberasturi corrió en México y Japón hasta que se asentó en el Caja Rural previo paso por el Euskadi-Murias.

Mikel Nieve, uno de los grandes clásicos, recorrerá el camino inverso a los 37 años. El leitzarra, que se enfundó en la élite los maillots del Euskaltel-Euskadi, Sky y el BikeExchange (heredero del Mitchelton) no encontró acomodo en la máxima categoría del ciclismo tras una campaña complicada por culpa de las caídas. Nieve se enrolará en el estructura navarra, que le acunó cuando fue aficionado. Vestido con los colores del Caja Rural conquistó Nieve el Valenciaga. En ese mismo rango, el de los equipos ProTeam, el Euskaltel-Euskadi acoge la escalada de Unai Iribar, Xabier Isasa y Asier Etxebarria. Los tres acceden desde el filial del equipo naranja, el Laboral Kutxa. También desde el campo amateur abre la puerta del profesionalismo Igor Arrieta, que correrá en el Kern Pharma. Arrieta se crió en la lanzadera del Lizarte. El próximo curso será uno de los novicios en el la nueva orla del ciclismo vasco.

ciclocross de ormaiztegi

Los izagirre se miden en casa

50 aniversario. El ciclocross de Ormaiztegi, que celebra sus bodas de oro con la modalidad, será testigo del duelo entre los hermanos Izagirre, que se enfrentan en su pueblo natal hoy. Ion y Gorka fueron primero y segundo en el Campeonato de Euskadi de la especialidad la pasada semana. Serán, por lo tanto, los favoritos en una carrera en la que también estará Jonathan Lastra así como los especialistas. Todos ellos se enfrentarán a un circuito con 2.500 metros de cuerda en el que se intercalan los tramos de tierra con algunos de asfalto y hormigón. La prueba élite masculina comenzará a las 13.00 horas, mientras que la carrera de féminas arrancará a las 12.00 horas. El de Ormaiztegi, la prueba más veterana del calendario estatal, será el último ciclocross de la temporada vasca.

Los fichajes

WORLDTOUR. Fraile pasa del Astana al Ineos. Ion Izagirre, del Astana al Cofidis. Gorka Izagirre regresa al Movistar. Aranburu y Rodríguez dejan Astana por el Movistar. Lazkano y Aberasturi parten del Caja Rural. El primero, al Movistar y el segundo, al Trek.

PROTEAM. Mikel Nieve deja el BikeExchange para correr en el Caja Rural. Iribar, Isasa y Etxebarria debutan con el Euskaltel-Euskadi. Arrieta se estrena con el Kern Pharma.

noticias de deia