El landismo opta al podio de París

El alavés, premiado con el trofeo de la combatividad, tiene esperanzas de continuar con la remontada

09.02.2020 | 10:01
Thibaut Pinot y Mikel Landa compartieron el tramo final de la ascensión de la decimoquinta etapa del Tour.

EN la cima de Foix Prat d'Albis, Mikel Landa se imagina sobre los Campos Elíseos de París, en el podio que se le escapó por un segundo en 2017. La imagen acude a él después de un ataque de los suyos. Valiente, Landa voló desde lejos. Tomando riesgos. Guerreando. Es su estilo. Insobornable. El todo o nada. "El landismo nunca ha muerto", dijo el de Murgia, que recibió el trofeo al ciclista más combativo de la etapa después de su exhibición en la última jornada de los Pirineos. El alavés fue sexto en el Tourmalet y ayer logró la tercera plaza. Por eso a Landa le duele la caída que le retrasó dos minutos en la general camino de Albi: "Es verdad que el día que me caí perdí mucho tiempo -me sigue dando mucha rabia, espero no echar de menos esos dos minutos- y hablar de la victoria es demasiado, pero creo que el podio aún es posible". Landa llega al día de descanso con excelentes sensaciones, los Alpes aguardando su ofensiva y es séptimo en la general después de adelantar cuatro puestos. Landa se encuentra a 4:54 de Alaphilippe y a poco más de tres minutos de Kruijswijk, tercero. "Me gustaría ganar una etapa y hay jornadas muy duras en Alpes por delante", analizó el de Murgia.

El despliegue de Landa por los Pirineos ha sido más que notable. Brilló en el Tourmalet y se subrayó con fuerza en Foix Prat d'Albis aunque no pudiera rematar con la victoria. "Ayer (por el sábado) me quedé con pena, me quedé un poco vacío al final y estuve fuera de la disputa de la etapa. Hoy (por ayer) tenía buenas sensaciones y queríamos intentar algo. Hemos salido con idea atacante y nos ha costado porque los demás se la olían. Por eso nos ha costado tanto que se hiciese la fuga y meter a los tres adelante. Los compañeros han estado muy comprometidos en la fuga, Andrey y Marc han dado todo por mí en esa aproximación? Les estoy muy agradecido", apuntó Landa. El escalador vasco era consciente de que "Yates iba por delante y tenía claro que sería muy difícil luchar por la etapa. Es un corredor con mucha calidad, que ha ido levantando el pie muchos días".