El Lointek Gernika, contra el Mersin un enemigo estelar

El Lointek Gernika inicia en Maloste una complicada primera eliminatoria de la Eurocup ante el Mersin

15.12.2021 | 00:28
Tiffany Hayes es la máxima anotadora del ÇBK Mersin.

El Lointek Gernika Bizkaia superó sobre la bocina la fase de grupos de la Eurocup tras una trayectoria muy complicada en un grupo muy duro y como premio le ha tocado medirse en el primer play-off, con el primer duelo hoy miércoles en Maloste (20.00 horas) a un equipo aún más complicado que los tres anteriores, probablemente el mejor de todos los que ha tenido delante en sus cinco participaciones anteriores. El CBK Mersin, antes conocido como Çukurova, es un club fundado en 2015 que quiere hacerse un nombre en Europa a pasos agigantados y con mucho dinero, claro. El conjunto turco, que no ha empezado muy bien su liga y por ello Aziz Akkaya ha sustituido en el banquillo a Olcay Orak, marcha invicto en la Eurocup con una media de casi 85 puntos por partido y es uno de los grandes favoritos al título. No es extraño porque su plantilla es espectacular, además de veterana.

Para el conjunto gernikarra, esta eliminatoria es un desafío al más alto nivel que tiene que afrontar como siempre con la rotación mermada respecto a los compromisos ligueros por cuestiones reglamentarias que dejan fuera a Lashann Higgs y Margaret Roundtree. En cambio, el CBK Mersin llegará a Maloste con siete jugadoras que no tienen nacionalidad turca: Shavonte Zellous, Yvonne Turner, Quanitra Hollingsworth, Kristine Anigwe, Temy Fagbenle, Tiffany Hayes y Jasmine Thomas. Su currículo es demoledor: entre todas acumulan 1.324 partidos en la WNBA. Hayes, ex del Avenida, es su máxima anotadora en la Eurocup con 18,7 puntos por partido. Zellous se va a 14,7 con casi 40% en triples en siete lanzamientos y Anigwe promedia 14 puntos y 13 rebotes. Y las jugadores turcas del Mersin, con escaso protagonismo, son internacionales absolutas.

El enemigo es, por tanto, estelar y va a exigir del Lointek Gernika un excelente rendimiento para al menos llegar viva la semana que viene a la ciudad turca "una eliminatoria muy complicada", como la califica Mario López. "Jugamos ante un gran equipo, que tienen enormes individualidades, poderío físico en el juego interior y desequilibrio en el uno contra uno exterior. Más que nunca hay que defender colectivamente y controlar el rebote", apunta el técnico gernikarra. El partido ante el Bembibre fue justo lo opuesto de lo que pretende para hoy el equipo vizcaino. "Hay que circular mejor el balón, elegir mejor los tiros y acertar. En definitiva, hay que hacer un partido perfecto", añade Mario López. "Lo del sábado fue un palo, pero tenemos ganas de dar el 100% ante otro equipo muy fuerte y muy físico. Hay que estar concentradas del minuto 1 al 40", apunta la capitana Belén Arrojo, que espera que "Maloste esté lleno y nos impulse porque va a ser clave".

"Es un rival con grandes individualidades, poderío físico y desequilibrio en el uno contra uno"

mario López

Entrenador del Lointek Gernika Bizkaia


noticias de deia