Cadi La Seu 58 - 50 Lointek Gernika

Sin daños colaterales para el Lointek Gernika

El Lointek Gernika paga con una derrota asumible ante el Cadi La Seu su escaso acierto de cara al aro

23.03.2021 | 00:47
Bjorklund tuvo un mal día en el tiro, como todo el equipo.

Cadi La Seu 58

Lointek Bizkaia 50

CADI LA SEU: Raventós (6), Etxarri (8), Peña (8), Bahi (11), Dornstauder (10) -cinco inicial- Resimont (0), Díaz (12), Pujol (1), Geldof (2), Mestres (0).

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA: Cornelius (3), Buch (2), Bjorklund (11), Roundtree (8), Colhado (0) -cinco inicial- Lo (10), Arrojo (0), Ivanovic (5), Ginzo (8), Ariztimuño (3).

Parciales: 16-7, 28-17 (descanso), 47-36 y 58-50.

Árbitros: Munar, Ávila y Peláez. Eliminaron a Etxarri.x

Tenía Mario López la mosca detrás de la oreja antes de su equipo se midiera al Cadi La Seu en uno de los partidos aplazados en su día por el covid. Decía el técnico del Lointek Gernika Bizkaia que en la cancha pirenaica a sus jugadoras siempre les ha costado lograr buenos porcentajes de tiro. Pues bien, esos augurios se cumplieron y el conjunto vizcaino sumó una derrota porque se quedó en solo cincuenta puntos y en un acierto poco superior al 30%. El choque recordó a algunos del inicio de temporada cuando el conjunto gernikarra, cuando ejercía de visitante, fallaba lanzamientos desde todas las distancias hasta acabar consumido por la impotencia.

Margaret Roundtree anotó la primera canasta del partido tras un buen movimiento del balón, pero a partir de ahí todo lo que se escuchó en la mayoría de los ataques del Lointek Gernika fue el sonido del hierro. Muchos movimientos bien ejecutados acababan sin premio, incluso en tiros cómodos cerca del aro, y el Cadi La Seu, que no se jugaba nada, se anotó un parcial de 14-0 que obligó a las visitantes a ir a remolque en busca de la victoria que necesitaba para certificar la cuarta plaza.

Pese al movimiento de banquillo en busca de frescura, era imposible avanzar en el marcador con solo cinco canastas anotadas de dos puntos en veinticinco lanzamientos antes del descanso, dos triples de ocho lanzamientos y uno de cuatro en tiros libres. Con todo, la desventaja parecía asumible porque tampoco las catalanas estaban especialmente brillantes ni acertadas. El Lointek Gernika tenía que mejorar claramente su producción y así fue. Un parcial de 4-12 le colocó a cinco puntos (34-29) y un triple de Ivanovic recortó a tres (37-34) con trece minutos por delante. Pero el problema fue que esa falta de constancia no dejaba margen de error en defensa y un par de fallos defensivos dejaron triples liberados a Laura Peña y Georgina Díaz que las exteriores del Cadi, con calidad y talento, anotaron para estirar la ventaja otra vez.

Georgina Bahi volvió a poner lejos al equipo ilerdense (49-36) al inicio del último cuarto, pero las gernikarras encontraron un parcial de 0-7 para recuperar las esperanzas. Sin embargo, llegaron de nuevo los errores, las dudas en ataque y las pérdidas de balón que impidieron apretar el marcador cuando el Lointek Gernika pudo colocarse a una canasta de distancia entrando en los tres minutos finales. A estas alturas, las piernas ya van muy justas, las rotaciones deben ser realizadas con extremo cuidado para evitar lesiones y es difícil mantener los esfuerzos continuados en las dos mitades de la cancha.

La consecuencia fue una derrota sin daños colaterales porque ya es seguro que el Estudiantes será el rival en la primera ronda del play-off por el título que al jugarse, en principio sin público, y a formato de ida y vuelta hace que el factor cancha tenga menos importancia. El Lointek Gernika no necesita forzar la máquina hasta entonces porque el objetivo es tratar de llegar a las eliminatorias en las mejores condiciones posibles, aunque el sentido de la responsabilidad le obliga a no dejarse ir porque el miércoles llega a Maloste el líder Perfumerías Avenida, que persigue el primer puesto en lucha con el Valencia; al día siguiente, toca el derbi ante el IDK Euskotren, que necesita una victoria para asegurar una plaza entre los ocho mejores; y la liga regular acaba el sábado en Tenerife ante un rival que quiere mejorar su posición.

noticias de deia