Bembibre 60-75 Lointek Gernika

El Gernika vence en la cancha del Bembibre

09.02.2020 | 18:27

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE: Quirante (3), Salas (19), Nauwelaers (9), Llorente (9), Ajemba (4) -cinco inicial-, Butina (8), Conde (8) y Manning (0).

LOINTEK GERNIKA: Ocete (7), Dietrick (7), Arrojo (16), Milic (15), Lo (4) -cinco inicial-, Wojta (15), Díez (3), Mazionyte (0), Roundtree (3), Aritimuño (5).

Parciales: 13-19, 27-37 (descanso), 47-57 y 60-75.

Árbitros: Uruñuela, Carpallo y Hurtado. Sin eliminadas.

Incidencias: Media entrada en el Bembibre Arena.

Bilbao - El Lointek Gernika se quitó el mal sabor de boca de la pasada jornada con su victoria en la siempre complicada cancha del Embutidos Pajariel Bembibre (60-75). El conjunto del Bierzo llegó necesitado de victorias después un mal inicio que le llevó a ocupar el farolillo rojo de la clasificación y las gernikarras tuvieron que trabajar para sacar adelante el encuentro. Sin embargo, la calidad de las visitantes acabó imponiéndose y en el tercer cuarto terminaron por romper definitivamente el encuentro. Belén Arrojo, con 16 puntos, y Nikolina Milic, con 22 de valoración, fueron las más destacadas del encuentro.

Al Gernika le costó entrar en el partido. Las gernikarras decidieron realizar un par de modificaciones y optaron por un quinteto con dos cincos puros. Mario López juntó a Nikolina Milic y a Nogaye Lo, con la intención de meter músculo en la zona y aprovecharse de la falta de centímetros de las jugadoras interiores del Bembibre. Esa táctica, unida a una buena presión a toda la cancha, le dio una ligera ventaja, pero no le fue suficiente para romper el partido.

El Gernika no podía marcharse en el marcador, pero al mismo tiempo el Bembibre tampoco supuso una gran amenaza. Las ventajas siempre fueron gernikarras y los esfuerzos de las del Bierzo resultaron estériles. Mario López insistió en la idea de meter músculo a su quinteto y destrozar por desgaste a su rival. Con cuatro jugadoras capaces de hacer daño desde el poste bajo y brazos muy largos para defender, el conjunto vizcaino dio su primer golpe antes del descanso, llegando a ganar por 20-35, solo un arreón final del Bembibre igualó ligeramente las cosas (27-37).

Las locales llegaron a colocarse a seis puntos en la segunda parte (40-46), pero el Gernika supo imponer su jerarquía y no dejarse sorprender. Las vizcainas ajustaron en defensa y en ataque movieron con acierto la pelota para romper definitivamente el choque y ganar por 60-75. - J. V. L.

noticias de deia