Obradoiro-Bilbao basket

Cita de rachas y mucha cautela

El Bilbao Basket visita la cancha del Monbus Obradoiro sin fiarse del mal inicio del conjunto gallego

09.02.2020 | 17:23
El entrenador del RETAbet Bilbao Basket, Alex Mumbrú.

El Bilbao Basket visita la cancha del Monbus Obradoiro sin fiarse del mal inicio del conjunto gallego

Bilbao - La ilusión es la sensación que domina a la afición del Bilbao Basket. Dos partidos y dos victorias. Pocos hubieran pensado que los bilbainos estarían en esta situación en el arranque de la ACB, y más teniendo en cuenta la categoría de los rivales: un Iberostar Tenerife diseñado para estar en la parte noble de la tabla y el siempre temible Valencia Basket. La euforia está presente entre los seguidores del club, pero no domina a la plantilla. Los dos triunfos sirven para fortalecer la idea de juego y ganar confianza con respecto a los siguiente partidos. Sin embargo, los pies siguen en el suelo y la cautela domina a los dirigidos por Álex Mumbrú. Ganar en la Liga Endesa es complicado y jugar ante un rival tocado como el Monbus Obradoiro no es garantía de éxito. Son necesarios cuarenta minutos y los bilbainos deberán aplicarse al máximo en el choque que les medirá a los gallegos a partir de las 18.00 horas en Santiago.

La cancha de Fontes no es una plaza de grandes recuerdos para el Bilbao Basket. En el multiusos gallego el club bilbaino vivió uno de los capítulos más duros de su reciente historia. El conjunto entonces dirigido por Jaka Lakovic se enfrentó al Monbus Obradoiro con el agua al cuello y el descenso ya muy presente. La victoria era una necesidad imperiosa y el Bilbao Basket comprendió esa urgencia con un inicio de partido demoledor, en el que rondó la veintena de puntos a su favor. Pero aquel año todo lo que pudo salir mal, salió mal. Con la moral tocada, la reacción gallega no fue respondida por los visitantes y el partido se igualó hasta llegar a los dos últimos dos segundos con dos puntos de ventaja para el Bilbao Basket. Saque de banda, una ayuda demasiado larga de Dejan Todorovic y un tiro de ocho metros liberado de Albert Sabat que entró para dejar a los hombres de negro prácticamente descendidos, hecho que se consumó la semana siguiente en Miribilla ante el Baskonia.

Aunque el baloncesto cambia muchísimo de un curso a otro y los antecedentes sirven de poco. Lo que el Bilbao Basket tratará de mantener igual será la tendencia de los dos equipos en este inicio de temporada y mantenerse así en la senda de la victoria.