Genesis Invitational

Una reacción final para seguir vivo

Jon Rahm finaliza undécimo a cuatro golpes de los líderes en la tercera jornada del Genesis Invitational

16.02.2020 | 06:15
Jon Rahm se dispone para golpear en el Genesis Invitational.

bilbao - Otro domingo más la candidatura de Jon Rahm estará presente en un torneo del PGA Tour. El vizcaino deberá realizar una importante remontada en el Genesis Invitational y en la parte alta de la clasificación hay grandes nombres del circuito mundial, varios de ellos conocedores del número 1 del mundo. Sin embargo, el golfista de Barrika está ahí, en un segundo plano pero completamente preparado para realizar el ataque final. Descartarle es una temeridad y ayer demostró que hasta el último hoyo está dispuesto a plantar batalla. Fue una jornada gris, con los birdies bastante esquivos para Rahmbo, pero en el tramo final logró bajar del par en dos de los tres últimos hoyos y transformó de lleno su tarjeta. Rahm finalizó undécimo a cuatro golpes de los líderes del torneo, el australiano Adam Scott, el estadounidense Matt Kuchar y el norirlandés Rory McIlroy.

El campo de Riviera se resiste a entregar birdies este fin de semana. Los greenes serpenteantes complicaron las cosas a los golfistas en los primeros días y ayer apenas se pudieron ver tarjetas extraordinariamente bajas. Rahm sufrió esas características del recorrido en los primeros nueve hoyos. Acertó a la hora de coger la mayoría de las calles, pero le faltó acertar con los hierros y con el putt para materializar su buen día desde el tee. Solo tuvo problemas serios en el hoyo 9, al mandar fuera la bola con el disparo inicial, pero el vizcaino se las ingenió a la perfección para salvar el par.

Rahm no se conformó con cumplir el trámite en Riviera y entregar una tarjeta de par. No se lo podía permitir si quería mantenerse con opciones de hacerse con el título. El vizcaino aceleró en la segunda parte del recorrido y empezó a buscar con más ahínco los birdies. Lo logró en el 11, pero en el 12 un bogey frenó la reacción. El barrikoztarra se quedó entonces con la obligación de hacer un final sobresaliente. Ese era el objetivo y lo cumplió. Su potencia a la hora de golpear la bola le crearon dos opciones de birdie en el 16 y 17 que no desperdició antes de cerrar su vuelta con un par en el 18.

noticias de deia