La estrambótica vida de Manolita Chen

La actriz Pepa Zaragoza y el director de escena José Troncoso acercan al Teatro Arriaga la figura de la exitosa vedete y empresaria española que consiguió abarrotar teatros en el franquismo a base de puro entretenimiento

05.01.2022 | 00:39
Durante la obra de teatro Pepa Zaragoza plasma las vivencias e infortunios de Manolita Chen desde que, siendo una adolescente, participó en las Charivaris.

Con el sugerente eslogan ¡Piernas, mujeres y cómicos para todos ustedes, simpático público!, Manolita Chen consiguió atraer a miles de espectadores a lo largo y ancho de la geografía española durante décadas. Desafiando la censura de la época, la vedete y empresaria madrileña impulsó un singular teatro ambulante por el que pasaron conocidos artistas como Marifé de Triana, El Fary, Fernando Esteso o Bigote Arrocet. En un ejercicio por rescatarla del olvido y homenajearla, la actriz Pepa Zaragoza se convertirá en "la reina del teatro portátil" en un montaje que se ofrecerá del viernes al domingo en el Teatro Arriaga. "La vida de Manolita Chen fue tan estrambótica que al ponerla en escena parece que estás teatralizando lo que ocurrió, pero fue tal cual", asevera José Troncoso, director de la obra.

Manuela Fernández Pérez (Madrid, 1927), más conocida como Manolita Chen, no fue de las artistas que recibían premios ni distinciones por parte de las instituciones. De hecho, fue la propia Pepa Zaragoza quien redescubrió su figura mientras investigaba sobre personajes de barrios de Madrid, concretamente de Chueca, donde genuinamente se ubicaba el Teatro Circo Price donde inició su carrera a comienzos de los años cuarenta con las Charivaris. "Junto a Fernando Sánchez Cabezudo, Pepa Zaragoza se puso a investigar sobre ella, se enamoró de su historia y me propuso que escribiese el espectáculo para su compañía", relata Troncoso, que el pasado octubre presentó en el teatro bilbaino Con lo bien que estábamos, obra avalada con dos Premios Max.



MANOLITA CHEN TEASER from SANRA PRODUCE on Vimeo.


Así es como desempolvaron la vida de esta mujer que fue capaz de levantar un imperio en un mundo gobernado por hombres. "En la obra se muestra a Manolita Chen en todas sus edades, desde que era jovencita y quería bailar con el conjunto de las Charivaris y se enamora de un chino mucho mayor que ella", cuenta el director sobre esta relación que tuvo que enfrentarse a la desaprobación de la familia de ella, que entonces sumaba 16 años mientras que él, Chen Tse-Ping, contaba 40 años. Juntos formaron el Teatro Circo Chino. "Llegaron a tener dos carpas, para poder montar en una ciudad mientras desmontaban en otra", expone Troncoso sobre esta precursora que propició un circo en el que la bandera de la libertad estuviera izada. "Fue una pionera en cuanto al movimiento LGTBI, su circo acogía sin hacer distinciones entre artistas", concreta.

La puesta en escena no elude los episodios más azarosos de la vida de Manolita Chen, a la que incluso en una ocasión se le quemó el teatro. "Tuvo que luchar contra un montón de vicisitudes. Una de esas contrariedades fue que una travesti de Arcos de la Frontera, enamorada de su figura, empezó a imitarla. De ahí comenzaron a llamarla Manolita Chen y se popularizó", explica José Troncoso, quien concreta que todo fue idea de un empresario contrincante de Manolita Chen en los teatros portátiles. Esta situación generó gran confusión entre sus admiradores. "En las obras de teatro, en el fondo, nos gusta que a los personajes les pasen cosas malas para ver cómo solucionan sus problemas. En el caso de esta obra, dramatúrgicamente fue muy sencillo, porque todo lo que le ocurre es terrible, pero gracias a su astucia e ingenio consigue salvar todos los problemas", alega Troncoso.

Exponente

La mayor exponente española de teatro ambulante cuenta con más de 300 temas registrados en la SGAE. "Por la forma de trabajar que tenían, llegaban a un pueblo al mediodía y mientras siguiese habiendo público continuaban hasta la madrugada. Todo ese repertorio, que iba cambiando, era un terreno para que todos los creadores de la época se manifestaran", esclarece el director de la obra. En el teatro de Manolita Chen se forjaron "muchísimos artistas conocidos de la época" como Marifé de Triana, Fernando Esteso, Andrés Pajares, Arévalo, Juanito Valderrama o Las Paquiras. En la obra, de hecho, hay un homenaje a todos estos artistas. "Cuando la estrenamos en Madrid recibimos muchos mensajes de actores y cantantes que se formaron gracias a que ella les dio la oportunidad de girar por toda España", añade.

José Troncoso considera que lo interesante de su propuesta es que se pueden ver en directo réplicas de números ideados por Manolita Chen. "Incluso reproducimos el número lésbico que creó cuando la cosa comenzó a ponerse fea y se planteó reflotar aquello como fuera. Hoy en día despertaría muchísima ternura porque vemos que, de alguna manera, su forma de ver no era nada escandalosa sino incluso algo naíf", revela el director de teatro, quien indica que Manolita Chen "lo pasó fatal" con la censura de la época. Tanto que incluso se negaba a salir a escena cuando los censores iban a inspeccionar sus espectáculos.

Después de varias décadas recorriendo todo el Estado y parte de Marruecos, hasta bien entrados los 80, el teatro portátil fue desapareciendo paulatinamente. "Como dice ella en sus memorias, Noche de fiesta le hizo mucho daño. Era un programa que se emitía a la misma hora en la que ella hacía sus espectáculos y ofrecía cosas similares", recuerda el director gaditano. Los propios ayuntamientos empezaron a contratar a artistas en solitario, que además entraron en los circuitos de televisión y de teatro estable. "Al final terminó por extinguirse", señala Troncoso, quien menciona los trabajos realizados por Juan José Montijano en el ámbito del estudio del teatro contemporáneo.

La llama de Manolita Chen se apagó después de cosechar grandes éxitos en forma de asistencia de público. "Abarrotaba teatros en una época, el franquismo, en la que la gente necesitaba sus obras para evadirse. Ella ofrecía entretenimiento tal cual. Este tipo de artistas parece que ahora pertenecen al mundo casposo, pero en su momento hicieron mucho bien", exterioriza sobre los espectáculos que ofrecía la vedete, que fue duramente vilipendiada por intelectuales de la época. "Francisco Umbral y Manuel Vázquez Montalbán hicieron críticas demoledoras de sus espectáculo. Decían, literalmente, que estaban llenos de maricones, de sarasas", revela Troncoso.

El espectáculo en el que relatan la vida de Manolita Chen se estrenó en julio del año pasado en el Teatro Circo Price de Madrid. "Fue insólito porque no sabíamos a qué tipo de público le iba a interesar, y para nuestra sorpresa se convirtió en un fenómeno. Y lo sigue siendo porque tenemos previsto ir al Teatro Lope de Vega. Su recorrido está por empezar", apunta. Al papel protagonista de Pepa Zaragoza, a quien Troncoso augura muchas alegrías como Manolita Chen, se suman María Jaímez, Nacho Vera, Chema Noci, Isa Belui e Luigi Belui. "¿Qué hay de malo en divertir?", pregunta la actriz principal en una de las escenas de la obra, cuyo objetivo es homenajear a Manolita Chen, precisamente, divirtiendo al espectador.

"Dramatúrgicamente fue muy sencillo, todo lo que le ocurre es terrible, pero gracias a su astucia salva todos los problemas"

"Este tipo de artistas parece que pertenecen al mundo casposo, pero hicieron mucho bien"

José Troncoso

Director de escena


noticias de deia