Nicki Aycox, actriz conocida por su trabajo en la primera temporada de Sobrenatural, murió el pasado miércoles 16 de noviembre a los 47 años. En la serie, Aycox interpretó durante cinco episodios a un demonio que poseyó a Meg Masters y que se convirtió en antagonista de los personajes protagonistas de la ficción, Sam y Dean Winchester, encarnados por Jared Padalecki y Jensen Ackles, respectivamente.

La noticia fue confirmada en Facebook por Susan Raab Ceklosky, la cuñada de la actriz. "Mi hermosa, inteligente, feroz, increíblemente talentosa y cariñosa cuñada, Nicki Aycox Raab, falleció ayer con mi hermano, Matt Raab, a su lado. Nicki y Matt tuvieron una vida maravillosa juntos en California. Sin duda era una luchadora y todos los que la conocían la querían", escribió.

My beautiful, smart, fierce, incredibly talented, and loving sister-in-law, Nicki Aycox Raab, passed away yesterday with...

Posted by Susan Raab Ceklosky on Thursday, November 17, 2022

También el creador de Sobrenatural, Eric Kripke, recordó a Aycox en Twitter. "Muy joven. Era una delicia, me maravilla cómo hizo legendaria una simple palabra como 'mediocre'", manifestó Kripke, a cuya serie estaba previsto que volviese Aycox, pero finalmente los productores se decantaron por la actriz Rachel Miner.

Aunque las causas de su muerte no han trascendido de manera oficial, Aycox fue diagnosticada de leucemia hace un año. De hecho, en sus perfiles de Instagram y Facebook, la actriz publicaba con frecuencia novedades sobre su tratamiento y estilo de vida vegano.

Junto a su rol en Sobrenatural, Aycox también participó con papeles recurrentes en otras series como Providence, CSI, Ed o Caso abierto, y en películas como Jeepers Creepers 2, La chica del tren o Prueba mortal, el último proyecto en el que participó en 2014. Además de su trabajo como actriz, Aycox se presentó en el mundo de la música en 2015 publicando Red Velvet Room.