El callejón de las botxerías

Cuando la ópera rompe el hielo

09.02.2020 | 03:39
Begoña Artabe, Irati Pino, Itziar Araiko y Begoña Goicolea siguieron de cerca la charla.

HAN buscado un enfoque humanista y afectivo, un guiño personal hacia la ópera, una manera de romper el hielo y llegar al corazón de los amantes de la ópera más allá de la academia, de la precisión quirúrgica que exige la lírica para rayar la perfección que tanto se valora en estos campos. Opera bihotzetik, Ópera desde el corazón es el título del ciclo de encuentros y conferencias organizado, a cuatro manos, por DeustoForum y ABAO Bilbao Ópera y dirigido por Luis Gago para darle vida y alma al soldadito de plomo, tan riguroso y estricto, tan exigente cuando los grandes divos y las todopoderosas prima donnas salen a escena. El barítono francés François Le Roux, la soprano estadounidense Roberta Alexander, sir Peter Jonas, indiscutible referente cultural en el Reino Unido, que ocupó el puesto de máximo responsable artístico de la English National Opera en Londres y de la Ópera Estatal de Baviera, en Múnich, fueron los tres primeros ponentes del ciclo que ayer se abrochó en la sala Ellacuria de la Biblioteca-CRAI de la Universidad de Deusto con la presencia del director de orquesta británico David Parry.

No es un cualquiera. No por nada Parry es mundialmente reconocido por su impecable dirección del bel canto italiano y defensor apasionado de la ópera en inglés. Su mensaje trasciende, no obstante, de la técnica empleada. Parry ha hecho realidad el consejo recibido en su juventud: "Cada músico comenzó porque le gustaba mucho la música. El trabajo de los directores es volver a despertar ese amor", dijo. Sonó a Casanova, a presa de todo un cazacorazones.

Con su presencia se clausuró el ciclo que comenzó el 10 de octubre del pasado año. Al broche no faltaron, además del propio Luis, el presidente de ABAO Bilbao Ópera, Juan Carlos Matellanes; José Luis del Val, Guillermo Ibáñez, María Luisa Molina, José Antonio Isusi, Txema Vázquez Eguskiza, Eugenio Behal, María Teresa Aranguren, Beatriz Etxebarria, María Jesús Anuzita, José María Alonso, Maite Olabarria, Ignacio Gutiérrez y toda una corte de gente interesada.

sin techos de cristal Entre los asistentes, muchos de ellos repetidores de los cuatro cursos, bombeaba una idea: ha sido todo un acierto romper los techos de cristal de la ópera, acercar este arte a los campos de los sentimientos, las impresiones, las experiencias y las emociones. A buen seguro firmarían abajo de esta Declaración de los Derechos Humanísticos de la Ópera hombres y mujeres como Teresa Cuadra, Miren Abasolo, Pilar Pagola, Maribel Retolaza, Eli Garate, Begoña Artabe, Irati Pino, Itziar Araiko, Begoña Goicolea, Juan Carlos Martínez, Begoña Iturriaga, Mariasun Bengoetxea, María Luisa Redondo, José Luis García, Idoia Pastor, José María Urrutia, Maite Bengoa y todo un elenco de personas que acudieron a vivir la ópera de cerca, a escuchar sus palpitaciones y sus latidos.

noticias de deia