Loiu reformará la Herriko Plaza para convertirla en el "corazón" del municipio

El Ayuntamiento proyecta un espacio más accesible, moderno y funcional

01.11.2021 | 09:40
Infografía sobre el futuro aspecto de la Herriko Plaza de Loiu.

La Herriko Plaza es uno de los espacios de referencia de Loiu. Se trata del "corazón" del municipio a la hora de acoger todo tipo de eventos como ferias, conciertos, concursos gastronómicos, fiestas, concentraciones de motos, coches, etc. Un centro neurálgico cuya última reestructuración data de 1983 y que, como es lógico, ha sufrido el paso del tiempo. "Transcurridos casi cuarenta años y, con la cantidad de eventos realizados, es innegable que está necesitada de una reforma integral para poder disponer de una plaza moderna y de última generación como se merecen los vecinos y vecinas de Loiu", destaca el alcalde, Josu Andoni Begoña.

En este sentido, con el fin de transformar este área en un espacio "moderno y adaptado a las necesidades actuales", el equipo de gobierno ha dado el espaldarazo definitivo al proyecto para convertir la Herriko Plaza en un espacio más accesible para toda la ciudadanía.

El proyecto contempla convertir la plaza es un espacio funcional que pueda albergar eventos.

Para ello, se ha elaborado un plan de urbanización de la plaza con el que se pretende mejorar sustancialmente los puntos de acceso, incluso con una rampa desde la otra plaza Aronsotegi para salvar las escaleras. Un diseño más moderno, acogedor y funcional que pueda albergar todo tipo de eventos que no estén supeditados a los límites de la actual, que hoy en día "imposibilitan muchos aspectos a materializar", señala el regidor. En estos momentos el edificio histórico del Ayuntamiento de Loiu no ofrece "una imagen clara y acorde a su condición" sobre la plaza que preside. Esto se debe, en parte, a la presencia de arbolado en el interior de la plaza, que impide obtener una imagen frontal completa del Ayuntamiento desde la misma. Pero, sobre todo, se produce por "la disposición de la rampa de acceso al Ayuntamiento", que rompe la "simetría de su alzado y la potencia de su arcada central", apuntan.

Así, este proyecto busca revertir esta situación. Para ello, se trabaja en una solución de accesibilidad a nivel de urbanización, que de una forma fluida sea capaz de conectar la plaza, tanto con la zona del frontón, como con el acceso al edificio consistorial. Con este objetivo se utilizará un sistema de rampa-escalera-grada muy tendida, con pendiente inferior al 4%, que "disuelve los límites entre los diferentes niveles, devolviendo al Ayuntamiento el carácter de centralidad que debe tener", detallan. A ello contribuiría también la implementación de una iluminación ambiental empotrada en el pavimento en perfecta simetría con el edificio consistorial.

De esta forma, el proyecto busca "multiplicar las posibilidades" de uso de la plaza, tanto durante el año como en la celebración de los eventos que se suelen programar. A ello contribuye la generación de un espacio central totalmente diáfano y la disposición de una solución de bancos y pequeñas gradas en todo su perímetro. Además de la iluminación ambiental de la plaza y en la parte perimetral de estancia, se prevé la colocación de dos columnas con proyectores como iluminación de refuerzo para los diferentes eventos que se pudieran dar, así como un nuevo poste eléctrico para las conexiones de los puestos, carpas, conciertos, etc.

La propuesta contempla la mejora de las condiciones de aproximación a la plaza, tanto desde Zabaloetxe como desde Santa Lucía hacia el frontón. En el caso de Zabaloetxe etorbidea, la posición de los nuevos bancos corridos en torno al espacio permite retirar la barrera que supone el muro frente a la plaza, introduciendo en su lugar una zona verde que, además, permite ampliar la acera hasta los dos metros de anchura. Esta solución "abre la plaza hacia la iglesia, ampliando ligeramente el paso de cebra y al mismo tiempo mantiene su protección frente a la carretera", apuntan. En cuanto al acceso desde Santa Lucía, se eliminarán las escaleras introduciendo una rampa "con una pendiente menor al 6%". De esta manera, se mejora la conexión con la plaza Aronsotegi, generando una solución de continuidad entre ambos entornos. En el caso de la conexión con el frontón y el gimnasio se busca que se asomen a la plaza generando una "transición natural", matizan.

La intervención lleva aparejadas otras actuaciones, como "una mejor conexión e integración" de la plaza en el entorno de las calles que le rodean, "solucionar los problemas de accesibilidad" y de comunicación desde allí y hacia el resto del barrio, así como "ampliar la superficie del espacio público". La Herriko Plaza es "el corazón de Loiu" y la apuesta por reformarla persigue que lata "mucho más fuerte y contundente" tras la ejecución de este proyecto cuando albergue "diferentes actos y eventos", subraya el regidor.


1949: Juventud en la obra


Antes de 1983, la anterior reforma acometida se remonta a 1949, cuando se ejecutaron unas obras que fueron realizadas "por la misma juventud del municipio". Una parte importante fue "igualada, limpiada y alicatada" por jóvenes del pueblo, que salían "una hora antes de su jornada laboral", para acompañar y reforzar, "haciendo entre todos un espacio acorde a la parte delantera del Ayuntamiento y también como lugar de recreo de las Escuelas", concluye.

En breve

Reforma. El objetivo es potenciar la condición de centralidad de la plaza como punto de referencia, tanto de la vida de los vecinos de Loiu como de los diferentes eventos y actividades.

Elementos. Contará con un banco corrido-graderío y escalera, acabado en piedra o árido siderúrgico con zonas de descanso en madera, el pavimento será de piedra o árido granítico en varios tonos sobre solera armada, capaz de resistir cargas y maniobras de camiones, iluminación ambiental mediante focos empotrados en el pavimento, recogida de aguas; aparcabicis, monolito y anulación de los baños subterráneos.

Proyecto. La idea ganadora es "una de las más rompedoras y modernas" de todas las presentadas.

noticias de deia