Historia en código binario

Kepa Freire ofrecerá su amplia colección de aparatos telemáticos atesorada durante tres décadas

La exposición de sus objetos formará parte de la 17ª edición de la Feria del Coleccionismo de Mungia

09.02.2020 | 01:16
Kepa Freire posa junto a parte de su colección de telégrafos.Foto: Oier Pérez

La exposición de sus objetos formará parte de la 17ª edición de la Feria del Coleccionismo de Mungia

Mungia - La gente no se equivoca cuando dice que Mungia cuenta con una de las poblaciones más activas del territorio vizcaino. A lo largo de todo el año, el Ayuntamiento local y las diferentes asociaciones de vecinos y vecinas ofrecen una amplia agenda de actividades para que los y las mungiarras, así como las personas de municipios de alrededor puedan disfrutar. Este fin de semana, sin ir más lejos, recalará una de las exposiciones más asentadas en la localidad, la 17ª edición de la Feria del Coleccionismo. El principal centro neurálgico del evento será el polideportivo municipal de Legarda, donde tendrá lugar la zona de truque además de muchas otras exhibiciones. La sala de exposiciones del ayuntamiento acogerá además la colección de aparatos telemáticos de la mano del mungiarra Kepa Freire, quien a lo largo de más de 30 años ha ido adquiriendo telégrafos de diferentes épocas.

"Desde que era muy joven me ha fascinado el mundo de la comunicación y, en especial, los telégrafos. Me parece una auténtica maravilla el ver lo eficaces que son pese a que fueron construidos hace muchísimo. Han sido aparatos de gran relevancia en épocas anteriores y por eso decidí montar mi propia colección", admite Kepa. Será la primera vez que el mungiarra muestre al público su más que nutrida colección en la cual destaca la importancia de objetos de la Primera Guerra Mundial. "Son piezas que tienen un valor incalculable. Sin ir más lejos, me han llegado a ofrecer hasta 35.000 euros por alguno de los telégrafos pero el dinero no puede pagarlo todo. Valoro mucho más el hecho de poder disfrutar en primera persona de herramientas que todavía funcionan perfectamente que cualquier cantidad económica", afirma Freire.

El amor por el mar y el mundo de la navegación han sido la pasarela que guiaron a Kepa a comenzar la fascinante colección que este fin de semana ocupará las mesas de la sala de exposiciones de la casa consistorial. "La navegación ha sido algo que, pese a vivir en un pueblo de interior como Mungia, me ha llamado mucho la atención. De hecho, estudié más de dos años en la Escuela Náutica de Portugalete pero no pude terminar los estudios por circunstancias familiares. Además, al conocer desde dentro el mundo de la mar vi la vital importancia que han tenido históricamente los telégrafos"; subraya un Kepa orgulloso de poder ofrecer a los mungiarras sus preciados aparatos telemáticos.

Y es que en una feria del coleccionismo, no podía faltar una exhibición de tal envergadura. Se trata de un evento que, a juicio de este hombre ya jubilado, es de las citas más destacables del calendario del municipio: "A mí, personalmente, es una cosa que me emociona. Hay colecciones que son realmente sorprendentes y la verdad es que es una feria que tiene una gran aceptación por parte del público porque todos los años viene un montón de gente a disfrutar del mundo del coleccionismo". Un mundo al que Kepa añade un valor incalculable: "El coleccionismo es cultura y todo lo que implica cultura es positivo para la sociedad. Por poner un ejemplo, mi exposición de telégrafos no es solo una pila de aparatos. Va mucho más allá. Detrás de cada objeto y cada colección hay una historia y en este caso más aún, ya que son objetos que han llevado a cabo una función realmente importante en el mundo". Por eso, el mungiarra invita a sus vecinos a pasar por la sala de exposiciones y visitar su amplia colección de aparatos telemáticos. "Es una bonita ocasión para poder mostrar al público un tipo de objetos que representan la cultura mundial. Pero advierto a la gente que hay que ser muy cautos en el mundo del coleccionismo, ya que puede llegar a ser algo realmente adictivo", concluye.