"Es una ventaja poder comprar alimentos elaborados en Enkarterri a la orilla de casa"

Productores participantes valoran la acogida del mercado de temporada de Balmaseda

07.01.2020 | 06:18
Mila Aguirre, de la panadería de horno de leña Saratxaga.

Balmaseda - A las ferias de Gordexola y Galdames celebradas en el mes de diciembre se sumó otra alternativa para abastecerse de productos encartados para los banquetes de Navidad: Gure Lurreko Merkatua, el encuentro semanal en Balmaseda con los alimentos de temporada elaborados en la comarca, un mercado impulsado por Enkarterrialde, en colaboración con el Ayuntamiento. Aunque la primera edición se planteó con fecha de caducidad, ha cosechado una buena acogida en opinión de los productores participantes, que valoran la oportunidad de abandonar sus respectivas explotaciones o establecimientos para acercarse a los consumidores.

Los sábados por la mañana entre septiembre y diciembre se instalaban en la calle Martín Mendia un máximo de diez puestos "de embutido, verduras, queso, guindillas, piparras, pan o repostería distribuidos en dos zonas desde la plaza de San Juan hasta el puente del Millonario", según enumeran desde la asociación de desarrollo rural, aderezados con exhibiciones de cocina en vivo para mostrar el proceso de elaboración de algunos manjares encartados. En la plaza de San Juan tiene lugar también el mercado local de Balmaseda.

"Es una ventaja poder comprar productos elaborados en la comarca a la orilla de casa", señala Mila Aguirre, de la panadería Saratxaga, cuyo obrador se encuentra "en el alto de Humaran, en el camino entre Güeñes y Galdames". "Nos va bien, hay clientes que ya nos conocen y nos han acompañado" desde su anterior emplazamiento en el núcleo de Artxube. El mercado de Balmaseda "supone una ocasión" para difundir el pan artesano en otros ambientes. Desde la Cofradía de la Putxera de Balmaseda, que ha llevado a cabo exhibiciones de cocina en vivo de arroz con leche o peras al vino, Begoña Ortiz de Vallejuelo e Idoia Ortiz destacan que Gure Lurreko Merkatua "ha funcionado estupendamente" al punto de que "la gente ya nos esperaba". La explotación ecológica Ekosumendi de Alonsotegi es otra de las iniciativas que se ha posicionado "más allá de las ferias", según Emeteri Berasategi.

El mercado de Balmaseda se enmarca en una estrategia de difusión y dinamización del sector primario de la comarca que contempla proyectos como Enkarterri Open Lab. Es decir, la puesta en común de retos en el ámbito agroganadero para enfrentarse con garantías al futuro del campo.

noticias de deia