CORONAVIRUS
Las residencias de Bizkaia, libres de coronavirus
Fernando Miravalles Presidente de Ezkerraldenda

“Una sede era lo que le faltaba a Ezkerraldenda para seguir creciendo”

La Federación de Asociaciones de Comercio estrena mañana su nuevo local que está ubicado en la céntrica calle Los Baños de Sestao

17.12.2019 | 19:44
Fernando Miravalles, Presidente de Ezkerraldenda.

La Federación de Asociaciones de Comercio estrena mañana su nuevo local que está ubicado en la céntrica calle Los Baños de Sestao

SESTAO. La Federación de Asociaciones de comercio de Ezkerraldea y Meatzaldea, Ezkerraldenda, estrena mañana su sede en la calle Los Baños de Sestao que aspira a convertirse en punto de encuentro entre el sector y la ciudadanía. De este modo, las ocho asociaciones y el millar de comercios adheridos buscan ganar en visibilidad y en trato directo en una fecha especialmente señalada como las fiestas navideñas que ya se asoman en el horizonte.

De esta manera buscan acercarse aún más a la sociedad... ¿Era una asignatura pendiente?

-Aunque estamos presentes, hasta ahora carecíamos de un punto de referencia físico fijo para la ciudadanía. Era lo que le faltaba a este proyecto para seguir creciendo, ahora seremos más visibles no solo para los comerciantes sino también de cara a la ciudadanía en general.

¿Desde hace cuánto tiempo vienen trabajando para materializar esta iniciativa?

-Llevábamos cerca de dos años trabajando, realizando gestiones para lograrlo. Esta sede era algo necesario y, finalmente, con mucho trabajo de por medio, lo hemos logrado. Con la apertura de este nuevo local no vamos a quitar protagonismo a las asociaciones comerciales de nuestros municipios, al contrario, consideramos que van a adquirir todavía más relevancia.

¿Por qué eligieron Sestao como emplazamiento de la sede?

-Sobre todo, por comodidad, porque yo estoy todo el día en Sestao y, me ofrece más facilidad para acercarme a la oficina si se necesita algo. A partir de aquí, pretendemos que esta sede vaya rotando por los distintos municipios de Ezkerraldea y Meatzaldea dependiendo de quién presida Ezkerraldenda.

Por el momento, desde la calle Los Baños intentarán dar respuesta a los problemas que ha de abordar el comercio.

-Sí, y además de la competencia de las grandes superficies, el cambio de hábitos de consumo de la ciudadanía y la situación económica, nos enfrentamos a otro problema: la falta de relevo generacional en el sector comercial.

Entonces, ¿qué se puede hacer para revertir esta situación?

-Vamos a trabajar en ese aspecto. En este sentido, los comerciantes deben de cambiar el chip. Si se jubilan, pueden vender sus empresas a nuevos emprendedores y nosotros vamos a tratar de llevar a cabo una labor de campo. Los negocios se pueden vender y, con ello, se generarían nuevos empleos entre nuevos emprendedores. Se trata de un proyecto necesario que vamos a impulsar, puesto que esos negocios pueden proporcionar una opción de futuro para otras personas.

Ese es uno de los retos que asumen en una época de cambios constantes en la sociedad.

-Vivimos unos tiempos complicados porque se están produciendo grandes cambios. En estas circunstancias los comerciantes debemos seguir trabajando, aprendiendo y adaptándonos a las necesidades de nuestros clientes. Hay que buscar la fórmula de continuar siendo atractivos para los consumidores. No existe una varita mágica para lograrlo, pero sí creemos que es indispensable dar pasos adelante en aspectos como la tecnología y la gestión de nuestros negocios, entre otros. Hay que intentar aunar el conocimiento del que disponemos acerca de nuestra clientela y darle ese plus a nuestros negocios para seguir distinguiéndonos del resto con la cercanía y los productos de calidad como base. Si lo conseguimos, el comercio local tiene futuro en Ezkerraldea y Meatzaldea.

La puesta en marcha de la sede coincide con la significativa campaña de Navidad que está a punto de arrancar.

-Así es. Esperamos que se convierta en referencia para los comerciantes y la ciudadanía de esta comarca para que Ezkerraldenda reafirme su labor de servir de puente entre el sector comercial y las instituciones. Para eso es muy importante que Ezkerraldenda tenga visibilidad y, para ello, el contar con una sede resulta indispensable. Está en Los Baños, una zona céntrica de Sestao y con buenas comunicaciones.

¿Con qué expectativas la encaran?

-Nosotros siempre nos enfrentamos a los retos con el propósito de mejorar y, sin duda, cada año, la campaña de Navidad representa un gran reto para los comerciantes de Ezkerraldea y Meatzaldea. Sabemos que no será fácil porque hay mucha competencia. No me refiero tan solo a la presencia de grandes superficies, sino también a que no hay que olvidar que Ezkerraldea y Meatzaldea son la zona de Euskadi que cuenta con una mayor concentración de comercios.