Más de 7.000 perros

Barakaldo certificará que las mascotas cuentan con el chip obligatorio

El microchip va asociado a una base de datos y sirve para identificar a los animales en caso de pérdida

09.02.2020 | 07:07
Varios perros juegan en el txakurgune de Lasesarre.

El microchip va asociado a una base de datos y sirve para identificar a los animales en caso de pérdida

BILBAO. El concejal de Medio Ambiente de la localidad fabril, Gorka Zubiaurre, ha indicado a través de un comunicado que Barakaldo cuenta con más de 7.000 perros, un número "importante" que ha llevado a comenzar a ordenar la convivencia con las mascotas.

Para empezar a trabajar en este aspecto, ha asegurado, el Consistorio puso en marcha el proyecto pionero City Dog, con el que se premia a los dueños cívicos de mascotas con talleres o cursos, al tiempo que se ha dotado a la ciudad de cuatro parques para perros, distribuidos en los barrios de San Vicente, Zuazo, Lasesarre y Lutxana.

El concejal ha asegurado que es importante que se siga concienciando a los vecinos de las obligaciones que conlleva tener una mascota en casa, en la medida en, según ha dicho, aún son muchos los perros que salen a la calle sin el chip que les identifica. Zubiaurre ha indicado que no solo es importante que lo lleven puesto porque es obligatorio, sino porque si en algún momento la mascota se pierde, será posible encontrarla "mucho antes".

El microchip es un mecanismo de identificación numérica de pequeño tamaño que se implanta bajo la piel y de carácter inocuo. El chip va asociado a una base de datos, lo que permite identificar a los animales en caso de pérdida al llegar una clínica veterinaria o perrera.

El edil ha afirmado que también sirve para hacer responsables a los propietarios del abandono voluntario de las mascotas, con lo que se conseguiría que abandonar a una mascota "no saliese gratis".

Los agentes recorrerán de manera periódica los parques y txakurgunes de la ciudad, equipados con un lector de microchips y en el caso de las razas potencialmente peligrosas, la Guardia Urbana vigilará que se cumpla la obligatoriedad de que lleven puesto el bozal en la vía pública.