Las obras de Osotu en Güeñes “están a punto de acabar”

El centro que da clases en Zierbena sin permiso apela a la “flexibilidad” de Lakua para trasladarse de cara a septiembre

09.02.2020 | 06:38

Güeñes - Los trabajos de rehabilitación en el antiguo CO.EN.EN para reabrir sus aulas para el proyecto educativo de Osotu "están a punto de terminar", según afirma Ángela Menika, miembro de la asamblea del centro. Falta el visto bueno del Gobierno vasco a "un par de subsanaciones" pendientes y un examen al fin de obra para obtener la autorización con el fin de que las clases comiencen en septiembre en Güeñes. Actualmente se imparten sin permiso de Educación a 65 estudiantes de Primaria en Zierbena, en las instalaciones que liberó el traslado de Digipen. Las familias transmiten su "inquietud" por lo ajustado de las fechas, así como las calificaciones de los niños -matriculados en otros colegios- y piden que no se les suspenda el curso.

"Los plazos están muy marcados y cada día cuenta" para llegar a tiempo a la fecha tope del 28 de junio. El problema radica en que "la anterior constructora no cumplió con lo previsto en el contrato, porque los trabajos en Güeñes debían haber concluido en enero". El equipo actual "está trabajando muy bien y creemos que llegaremos a tiempo", confían. Incluso han programado una jornada de bienvenida a las familias de cara al nuevo curso en las instalaciones del barrio de Lambarri para el 9 de julio "en la que podrán conocer al equipo docente".

Su mayor preocupación es "que nos obliguen a volver a los colegios de origen -en los que están matriculados- con las calificaciones suspendidas". Por una cuestión de días "las consecuencias pueden ser impresionantes para los niños", por lo que apelan a la "flexibilidad". En este sentido, agradecen la disposición mostrada por el Gobierno vasco durante la reunión que mantuvieron la semana pasada. "Aunque no nos han dicho si van a poder promocionar, tampoco nos han dicho que no", eso sí, "nos advirtieron de que si por lo que sea la obra no finaliza tomarán las medidas administrativas o judiciales correspondientes".

Aulas "abiertas" "Sería una pena" para el proyecto que defiende "aulas abiertas" y una "educación emocional" basada en una pedagogía activa dirigida a inteligencias múltiples que desarrolle un pensamiento crítico entre los niños, promoviendo el trabajo cooperativo, la lectura, la búsqueda de información y espacios al aire libre para favorecer la creatividad y la expresión artística.

El cronograma con el que se presentó Osotu para establecerse en Enkarterri contempla una fase inicial en Primaria, con perspectivas de extenderse a otras etapas para abarcar hasta el Bachillerato en un futuro próximo. Dentro de la ley vasca, según lo establecido por el departamento de Educación, tal y como remarcan. - E. Castresana