XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak

Cuando se juntan las emociones y el músculo

Sopela, tierra fértil que nutre Bizkaia de surfistas, se subió ayer a la ola de Hemendik para aplaudir a una delegación de Eskuinaldea y Uribe Kosta campeona y solidaria

22.10.2021 | 00:14
Cuando se juntan las emociones y el músculo de Eskuinaldea.

En un mismo escenario, el trono cultural de Sopela, se reunieron campeones deportivos de los que elevan las emociones a la máxima potencia. Superan desafíos enormes y despiertan el orgullo pasional entre sus amigos, familiares, vecinos y seguidores. Es una alegría que no tiene palabras de expresión. Es esta comarca una tierra fértil para la genética del deporte en todas sus expresiones.

Y los XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak lo demostraron. Fue una gala con aires de Juegos Olímpicos, porque hasta seis galardonados palpitan en este terreno. Pero las múltiples dimensiones de Eskuinaldea y Uribe Kosta también quedaron reflejadas en la ceremonia de ayer, esas dosis de vitalidad, de generosidad, de trabajar por un municipio. Los premiados se juntaron y charlaron, y rieron y agradecieron sus galardones. Estuvo más que bien arropado el triatleta gorliztarra Ander Irigoyen por el surfista Natxo González, de Plentzia, otro campeón al que no hay ola que se le resista. Pero el protagonista era Ander, como el propio Natxo aseguraba. De ahí que en la foto de rigor no dudara en señalarle a él.

Jon Onzain y Daniel Olarra completaron este equipo de ases. La madre de Ander y unas cuantas y orgullosas seguidoras más dieron su cariño también a este hombre de hierro. Otro txapeldun, y nunca mejor dicho por las seis txapelas individuales que luce, Esteban Gaubeka, no pudo asistir a la cita por motivos laborales, pero contó con la mejor representación: su mujer, sus hijos y sus suegros: Aitziber Alonso, Luken, Eder y JokinAlonso y María José San Román.

También acudió con una de sus dos peques, llamada, Naia –que conquistó a todos los presentes con su alegría–, el olímpico Asier García, un auténtico fenómeno, modesto y admirable. En efecto, la gala tuvo más de un podio de ganadores. También estuvo ahí una representación mundial, literalmente, de la sokatira de la comarca. Aitor Ugarte, Itziar Ansoleaga y Ainhoa Ortega, embajadores de Urduliz, que participaron en el pasado Mundial de Getxo, en un momento imborrable. Allí estuvo también la familia Nogales-Fernández, de Berango, que ejemplifica una pasión deportiva común: Aingeru Nogales, Iñaki Fernández y sus hijas Izar y Odei.

El triatlón también latió con Hirubi Triatloi Sopela. Esti Tejeda, Ekain Araiz y Joseba Legarra asistieron a la entrega de premios en nombre de todo el equipo. Las mujeres del taller de costura solidaria de Getxo encandilaron a todo el público, al igual que Mariasun Ruiz Igartua, junto a su hijo Edu Arrarte. Mientras que los miembros de Gertuko despertaron muchas carcajadas a los asistentes con su simpatía. A apoyar a los premiados acudieron también José Manuel Moreno, de Acciona; Idoia Rodríguez, del Grupo Meuri; Janire Bijueska, del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia; Aritza Antolínez, de Viuda de Sainz; Koldo Nieto, de Ferrovial Servicios; Estibaliz Jauregi, de Laboral Kutxa; y la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Amaia Antxustegi. Y en representación de DEIA asistieron el director de Desarrollo, Kike Hermosilla, así como Iñigo Aspiunza, del departamento comercial; Joana Pérez, la precisión en la organización de la gala, y el periodista de DEIA Carlos Zárate.

La cita de ayer en Sopela reunió a campeones deportivos de los que elevan las emociones a la máxima potencia

La gala tuvo más de un podio de ganadores. Entre ellos, una representación mundial, literalmente, de la sokatira de la comarca


noticias de deia