Emprendedores de Getxo aúnan sinergias para sobreponerse a la crisis económica

Promueven una campaña para reivindicar el comercio de cercanía y su valor social como agente motor del municipio

01.11.2020 | 01:21
Emprendedores de Getxo se han unido para compartir experiencias y conocimiento con el objetivo de tratar de superar los estragos de la crisis sanitaria.

Nadie quiere imaginarse un pueblo sin tiendas ni negocios, es decir, sin porvenir. Por eso un grupo de emprendedores de Getxo ha impulsado una campaña para reivindicar la importancia del comercio de cercanía y su valor social como agente económico del municipio. Aunque la crisis sanitaria haya provocado un auténtico terremoto, se han unido para buscar sinergias, tender puentes y tratar de sobreponerse a la dura realidad económica.

Una red de colaboración impulsada por un grupo motor y tejida bajo el paraguas de Getxolan, el servicio de promoción económica del Ayuntamiento de Getxo, como agente dinamizador y enlace entre comerciantes y emprendedores. De este modo, después del confinamiento, con la reapertura de sus negocios, decidieron que era el momento de agradecer a todas esas personas que han seguido confiando en ellos durante esta larga travesía por el desierto y, al mismo tiempo, reivindicar un pueblo lleno de vida en el que las persianas no permanezcan cerradas para siempre.

Para ello realizaron un videoclip en el que ha participado una quincena de establecimientos de diversos sectores y que está enmarcado dentro de la campaña GetxoAktibatu, la red vecinal de intercambio de experiencias y conocimiento que ha configurado una gran comunidad digital.

"Queríamos reflejar que los grandes cambios empiezan por uno mismo y que juntos somos mejores", resume Josu Abeytua, experto en la gestión de viajes turísticos, emprendedor y encargado de la dirección de la campaña, cuyo tema musical ha sido compuesto por la cantante Raquel Onzain –Reitxel O–. "No hay Getxo sin ti/Ez dago Getxo zu barik. Aquí estamos para ti", es el estribillo con el que buscan remover conciencias, promocionar el sentido de pertenencia y poner en valor a los comercios más cercanos.

En este sentido, uno de esos comercios de toda la vida que han sabido reinventarse es Lindau Tejidos, ubicado en Algorta. Su responsable, Oriente Enríquez, explica el shock que le produjo ver que de un día para otro su negocio cerraba por el confinamiento. "La primera semana estuve con ansiedad. No sabíamos cuánto tiempo íbamos a tener que estar así", recuerda. El 10 de mayo volvió a la actividad pero durante ese tiempo, Ori, como le conoce la mayoría de su clientela, se centró en mejorar aspectos de su negocio para cuando pudiese volver a abrir. "Durante dos meses estuve formándome a través de Getxolan para tratar de mejorar aspectos relacionados con la digitalización de mi negocio, redes sociales, etc.", detalla. Un aprendizaje que le ha permitido dar un impulso a su página web y a la venta on line. "La otra vez nos pilló en fuera de juego, ahora creo que estamos más preparados", resume. Tramita pedidos por Internet y ha creado una comunidad virtual con sus clientes para informar y aconsejar sobre sus productos. "Desde el confinamiento ha empezado a coser más gente como forma de entretenimiento y para evadirse. Hemos perdido ventas en tema de disfraces y trajes de fiestas, pero también se venden más telas para hacer mascarillas", sostiene.

Sin conciertos

Quien también ha notado los estragos del covid-19 ha sido Reitxel O. El sector cultural ha sido uno de los más perjudicados debido a la cancelación de conciertos, festivales, etc. "Es importante proteger la cultura. La vida sin música no tiene sentido", subraya. Por eso quiere seguir con los ensayos de su grupo, trabajar en sus canciones y prepararse para cuando se pueda volver a bailar. Igual de complicado es el momento que vive el sector turístico. Josu Abeytua, responsable de Zona Norte representaciones turísticas, recuerda cuando el año pasado decía que "2020 iba a ser nuestro año y ha acabado siendo un drama". "Es el único sector en el que hemos seguido trabajando en pro de nuestros clientes a pesar de que cada gestión nos acercaba más a la ruina", lamenta. Durante el verano buscó nuevas posibilidades pero en estos momentos están "en KO técnico". "Estoy pendiente de realizar un análisis cuando pase el primer trimestre de 2021, pero hay que prepararse para otro año sin facturar", señala. No obstante, considera que una vez que se pueda volver a viajar sin restricciones habrá un boom y la gente "cada vez valora más la figura del asesor de viajes".

Otro de los sectores que también está pendiente de la evolución de la pandemia es el náutico, con mucho arraigo en Getxo. Héctor García, responsable de Polaris Nautika Eskola, explica que gracias al verano han "compensado" las pérdidas del confinamiento pero que ahora los cursos que imparten "están en el aire". Bien posicionados en redes sociales y con logística para afrontar una enseñanza on line, afirma que analizan "el día a día" pero cree que "hasta la primavera de 2021" no podrán retomar su actividad turística.