fiestas del municipio

Ermua homenajea a los abuelos mayores de la villa en sus Santiagos

Gaspar Acasuso y Belarmina Díez fueron premiados por su edad y después tuvo lugar la comida popular con 248 comensales

09.02.2020 | 10:38
Se entregaron los premios de los diferentes concursos del hogar del jubilado. Fotos: K. Doyle

Gaspar Acasuso y Belarmina Díez fueron premiados  y después tuvo lugar la comida popular

Ermua - Al mal tiempo buena cara. Esto es lo que pensaron ayer los mayores del hogar del jubilado de Ermua que quisieron participar activamente en las fiestas del municipio. Un año más, la programación de los Santiagos guardó sitio para este colectivo que se congregó en la plaza Cardenal Orbe para hacer la entrega de premios de los diferentes concursos organizados en el hogar del jubilado.

Paraguas en mano, fueron numerosos los vecinos que se animaron a acudir a la céntrica plaza a presenciar la tradicional entrega de reconocimientos. Antes de dar inicio al reparto, tuvo lugar uno de los momentos más esperados de la jornada con el tradicional nombramiento de abuelo y abuela mayor del pueblo. Y es que desde hace una década se homenajea en la plaza a las personas de más edad que sean socios del hogar del jubilado de Ermua. En la jornada de ayer Gaspar Acasuso (91 años) y Belarmina Díez (88 años) fueron los protagonistas. En el acto se consultó a los presentes por su edad. Desde 91, los años de Gaspar, hacia abajo se fue homenajeando a los aitites y amamas. "Este reconocimiento me ha hecho mucha ilusión; hace dos años le tocó a mi marido que tiene un año más que yo. En el hogar del jubilado nos lo pasamos bomba y tenemos un ambiente formidable", explicó agradecida por el honor recibido la burgalesa Belarmina Díez.

El abuelo y abuela mayor del pueblo subieron al escenario y recibieron su premio de manos del alcalde, Carlos Abascal, y los concejales José Luis Araujo y Beatriz Gámiz. Se trató de un vale para comer acompañados en un restaurante del municipio. Asimismo, a Belarmina se le entregó un ramo de flores y a Gaspar una txapela.

Tras este emotivo acto, los mariachis siguieron poniendo la banda sonora a una mañana en la que también se entregaron los premios de los diferentes concursos celebrados en el hogar del jubilado: cartas (mus, brisca, tute, escoba), dominó, petanca y rana. Los primeros de cada juego obtuvieron de premio una comida; y los segundos, embutido y una botella de vino. "Para dominar las cartas hay que jugar mucho y nosotros lo hacemos todos los días", aseguraron Juan López y Ricardo Hernández, que se impusieron en el campeonato de mus.

Otra de las parejas destacadas en las cartas fue la formada por Paco Escribano y Andrés Godoy que ganaron el concurso de brisca y tute y terminaron segundos también en la escoba. "Somos unos campeones. Este año lo hemos ganado casi todo cuando otros años no pasábamos de la primera ronda", explicó satisfecha la dupla ermuarra.

Tras la entrega de reconocimientos, la jornada se trasladó a la plaza del mercado donde 248 socios del hogar del jubilado disfrutaron de una comida popular. Los comensales disfrutaron de un rico menú compuesto por espárragos, langostinos, menestra de verduras, carrilleras y profiteroles con helado.

Los Santiagos de Ermua se despedirán hoy con el concurso de paellas en las categorías infantil y adultos. De 11.00 a 12.30 se repartirá el arroz en la plaza Cardenal Orbe.