La Torre Iberdrola ocupa el 92% de su espacio de oficinas en plena pandemia

La cifra de superficie con actividad le permite batir su récord, con más de cincuenta empresas ubicadas en alquiler

14.04.2021 | 00:53
Varios personas, ayer martes, junto a la puerta principal de la Torre Iberdrola, el rascacielos más alto de Euskadi.

"Creíamos que con la pandemia íbamos a tener muchas bajas entre nuestros clientes y ha sido al contrario: hemos batido el récord de superficie ocupada en la Torre Iberdrola". Así lo asegura Elena Lázaro, la directora del edificio de oficinas más alto y moderno de Bilbao, que tiene cubierto el 92% de superficie de los aproximadamente 50.000 metros cuadrados que ofrece al mercado terciario, con lo que marca su máximo histórico.

Son más de medio centenar las firmas que operan desde los 165 metros de altura del rascacielos de Abandoibarra tras la llegada reciente de dos nuevas empresas, Lantec Sistemas y Eurohelp. "Para el 1 de julio se muda también otra empresa", adelanta Lázaro para afianzar el tirón insospechado que tiene la torre en plena pandemia, y eso a pesar del auge del teletrabajo.

Como razones para el crecimiento del 4% registrado durante 2020, la directora explica que "aportamos espacios seguros con ventilación 100% exterior y tecnología sin contacto para la movilidad de las personas por la torre".

Esta subida en el espacio alquilado "puede parecer una cifra pequeña, pero es importante porque nuestros contratos son estables, un mínimo de cinco años, y eso es relevante por lo que supone de apuesta de futuro", reflexiona Elena Lázaro.

Un crecimiento generado con las tarifas de alquiler que ofrecía la torre en tiempos precovid. "Se decidió no rebajar las rentas porque los servicios que damos son de calidad y los clientes lo entienden y han respondido", puntualiza Lázaro.

La directora considera que la "oferta de oficinas está muy viejita en Bilbao y ha habido varias empresas que se han mudado de espacios buscando las opciones que ofrecemos a nivel de seguridad sanitaria". La experiencia le dice que "los directivos saben valorar la posibilidad de contar con unas oficinas fiables y aunque la crisis ha afectado a algunas empresas, que se han tenido que marchar, otras, como las del sector tecnológico, han crecido y necesitan más espacio".

Mitad de población en el edificio
 

Y eso que el teletrabajo ha entrado como elefante en una cacharrería durante la pandemia en la actividad laboral, sobre todo en las empresas de servicios. Eso ha supuesto que la Torre Iberdrola haya perdido "la mitad de nuestra población con respecto a antes de la pandemia, cuando había unas 2.000 personas cada día en la torre", detalla la responsable del edificio.

Lázaro considera que el trabajo de los empleados desde casa "es importante, ya que aporta mayor accesibilidad, pero no sustituirá a la labor en la oficina". Opina convencida que "ese ambiente que se crea, la creatividad que posibilita el trabajo en equipo, no se puede dar en remoto. Además, la productividad es mayor en modo presencial".

De hecho, comenta, las grandes tecnológicas estadounidenses –Google, Apple o Microsoft– están ya llamando a sus empleados a las oficinas con motivo del alto de índice de vacunación en el país norteamericano. Lázaro augura que "aquí, casi seguro, pasará lo mismo cuando vayamos alcanzando la inmunidad por las vacunas".

De todas formas, y mientras la normalidad vuelve, la torre está preparada desde un principio para el streaming y las reuniones on line. Oferta a sus inquilinos la celebración de los eventos digitales que necesiten, gracias al primer plató creado en Bizkaia para dicha actividad. Está ubicado en la planta 24, la seleccionada para acoger anteriormente todo tipo de celebraciones y reuniones presenciales, y que ahora aporta tecnología tanto para emisiones en directo como para montar contenidos para su difusión posterior. Este método ha conseguido que eventos de 25 asistentes consigan 7.000 conexiones en remoto. "Y es algo que ha venido para quedarse", indica Lázaro.

El edificio vasco de oficinas con más tecnología y servicios digitales por metro cuadrado dispone de una aplicación incluida en el servicio de aparcamiento, para solventar las dudas de movilidad que pudieran surgir entres sus clientes, por el que cada empresa optimiza la rotación y la asignación de plazas, según las necesidades de sus equipos. Esta novedad se suma a la tecnología anticontacto ya operativa antes de la pandemia, como los lectores de tarjetas de acceso, ascensores sin botoneras o lector de matrícula en el garaje subterráneo.

Al detalle

50.000 metros cuadrados para alquilar a empresas

La Torre Iberdrola ofrece alrededor de 50.000 metros cuadrados para alquilar, de los cuales tan solo están disponibles un 8% para copar su actividad empresarial.

Teletrabajo, sí; Presencia en la oficina, también

La directora del edificio considera que el teletrabajo ha venido para quedarse una vez el virus haya sido controlado, pero no va a sustituir a la personas en las oficinas por la química generada con la actividad presencial.

La cifra

1.000

El teletrabajo ha rebajado el número de empleados en la torre al 50%, quedándose en la actualidad en un millar las personas que cada día operan en el edificio ubicado en Abandoibarra.

La planta 25 ha sido tomada por las oficinas

Sin mirador para disfrutar Bilbao

Por necesidad. La demanda de oficinas obligó a la dirección de la Torre Iberdrola a tomar una decisión dolorosa: eliminar el mirador que abrió para visitantes en verano de 2019 en la planta 25. La torre habilitó ese nivel, a 115 metros de altura, para que los turistas pudieran subir y contemplar Bilbao desde una atalaya inigualable. La demanda del servicio arrancó con buenas cifras, teniendo en cuenta que las visitas solo se podían realizar durante los fines de semana y los días festivos para evitar interrumpir la actividad laboral del edificio. Evidentemente, con la pandemia la oferta desapareció y con el nuevo status quo de demanda de espacio terciario, el mirador será difícil que vuelva a activarse en el corto plazo.

"El teletrabajo es importante ya que aporta mayor accesibilidad, pero no sustituirá a la oficina"

Elena Lázaro

Directora de la Torre Iberdrola


noticias de deia