Balance de 2020

Los accidentes de tráfico descienden casi un 30% en Bilbao por el coronavirus y la baja de velocidad

Cuatro personas murieron en otros tantos atropellos en las calles de la villa

26.02.2021 | 12:39
La reducción de la velocidad a 30 kilómetros por hora desde noviembre se ha notado ya en la siniestralidad de la villa

Tiziano, Luciana, Benita y Mari Cruz fueron las cuatro víctimas mortales que hubo que registrar el pasado año como consecuencia de accidentes de tráfico en las calles de Bilbao. Fueron cuatro atropellos, la nota negra de un balance de siniestralidad vial que en 2020 fue muy positivo y disminuyó el número de accidentes en casi un 30% como consecuencia de la pandemia del covid-19 y la reducción de la velocidad en la villa a un máximo de 30 kilómetros por hora.

Así lo acaba de explicar la concejala de Seguridad Ciudadana, Amaia Arregi, que se ha mostrado satisfecha por ser "los resultados más bajos en siniestralidad de los últimos diez años". En concreto, en 2020 se produjeron 1.258 accidentes de tráfico con 406 con víctimas de algún tipo y 852 accidentes de chapa. Arregi ha confirmado que la rebaja de la velocidad a 30 kilómetros por hora ha influido en la disminución de la siniestralidad y alabó que los conductores cumplan cada vez más la restricción.

El jefe de la División de Seguridad de la Policía Municipal de Bilbao, José Julio González Zamanillo ha indicado que "la estrategia Bilbao 30 ha supuesto un cambio muy importante tanto para los ciudadanos como para la Policía Municipal" y ha concretado "con datos en la mano, que la velocidad se ha reducido en toda la ciudad".
Y aunque que parece que no, los que circulan a más velocidad son sancionados. Desde el 9 de noviembre del año pasado hasta el 22 de febrero último la Policía Municipal ha multado a 274 conductores por rebasar el límite de velocidad.

González Zamanillo desveló que "todos los días realizamos controles de velocidad dos por la mañana y dos por la tarde cambiando de calle todos los días para tener más presencia". De hecho, estas patrullas tienen una labor disuasoria que están ayudando a fomentar "un cambio de cultura al volante" en Bilbao indicó. Además, la Policía Municipal también usa un coche camuflado para confirmar un escenario más lento "a los que los conductores ya se están acostumbrando".

Por lo que respecta a los atropellos registrados, el 36% se produjeron por no respetar los pasos de peatones, un 20% por irrumpir en la calzada y un 15% por la distracción de los conductores.

En cuanto a los accidentes en general, la causa mayoritaria del siniestro fue la pérdida del control de vehículos en un 22% y la distracción al volante en un 22%. Curiosamente el 85% de los accidentes se produjeron en vías rectas (44,86%) o intersecciones (40,19%).