Casos cronificados y vulnerables

De las más de 3.700 plazas de alojamiento ofertadas en la CAV, el 28% están destinadas a mujeres

09.02.2020 | 18:25

Bilbao - En la asociación Bizitegi, donde conocen muy bien la realidad de las personas sin hogar, preocupan especialmente los perfiles más cronificados y los más vulnerables -mujeres y jóvenes, por ejemplo-, que además son cada vez demandantes más habituales de recursos y ayudas. En la CAV las personas sin hogar cuentan con más de 3.700 plazas de alojamiento y diversas asociaciones que trabajan para combatir la falta de un techo, sin embargo, el problema de la exclusión residencial requiere "respuestas específicas" adaptadas a los diferentes perfiles.

En la última reunión de la Comisión de Seguimiento de la Estrategia Vasca para Personas sin Hogar se analizó el cumplimiento de los nueve ejes de trabajo. En ella, Marian Olabarrieta, directora de Servicios Sociales del Gobierno vasco, destacó que "el esfuerzo, cuantitativo y cualitativo, y el trabajo conjunto de las administraciones vascas hace que seamos capaces de extender la atención a más personas en situación de exclusión gracias al desarrollo de una red interinstitucional con una capacidad mayor para aproximarse y proteger a las personas y responder a los nuevos perfiles, uno de los fines de esta estrategia".

El objetivo principal de la Estrategia es reducir de forma significativa -al menos en un 20%? el número de personas que duermen en la calle en los grandes municipios de la CAV. "Actualmente las instituciones vascas y el Tercer Sector Social dedican 47 millones de euros anuales a la atención a las personas sin hogar", indicó Olabarrieta. Según la encuesta de centros y servicios de atención a las personas sin hogar de 2018, la CAV es la comunidad autónoma con mayor número de plazas de alojamiento ofertadas -3.755-, superando a autonomías mucho más grandes o pobladas, como Madrid -2.294 plazas- o Andalucía -2.321 plazas-. En el conjunto del Estado se ofertaron 20.219 plazas para personas sin hogar que registraron una ocupación media del 89%. De todas ellas, aproximadamente una cuarta parte estaban destinadas a mujeres, un porcentaje que en Euskadi sube hasta el 28%. - B. S.

noticias de deia