Álvaro Saiz Bernuy Director de Sercotel Coliseo y Sercotel Arenal

“Durante la crisis hemos ido a ocupar, ahora la tendencia es subir el precio medio”

Álvaro Saiz Bernuy desgrana los planes de expansión de la cadena en Bilbao, donde en pocos meses pasarán a gestionar tres hoteles con la apertura del Sercotel Ayala

09.02.2020 | 16:35
Álvaro Saiz Bernuy posa en el comedor del Sercotel Coliseo. José Mari Martínez

Desgrana los planes de expansión de la cadena en Bilbao, donde en pocos meses gestionarán tres hoteles

Bilbao - En Sercotel Coliseo las bicicletas de alquiler que se ofrecen a los huéspedes en la entrada del hotel dejan entrever la voluntad de la cadena de acoplarse a una ciudad que apuesta por la movilidad ciclable de la misma forma que ellos apuestan por la ciudad. Tan seguros están del crecimiento sostenido de los visitantes en Bilbao -tanto que este año han subido la ocupación en torno a un 3-4% en verano- que pronto abrirán un establecimiento más. Además, han conseguido subir el precio medio de la habitación, todo un reto para los hoteleros.

¿En qué se basa el plan de expansión de Sercotel en Bilbao?

-Con la apertura de Sercotel Ayala Bilbao a principios del año que viene o a finales de este, si es posible, tendremos un total de tres hoteles bajo la modalidad de explotación en en la ciudad. Suponen unos 40 empleados y 196 habitaciones: 97 en Coliseo, 63 en Ayala y 36 en Arenal.

¿Por qué está Bilbao entre las apuestas de la cadena?

-La capital vizcaina constituye una de las ciudades más importantes a nivel estratégico. Apostamos por Bilbao acorde con el plan de crecimiento de la ciudad y su amplia oferta por la cultural y gastronomía. Es un destino referente en cuanto a turismo, pero también para el negocio. Bilbao se encuentra en el eje de nuestro plan de expansión motivado por la completa oferta de ocio y una fuerte oferta por el sector MICE (acrónimo en inglés que significa reuniones, incentivos, conferencias y exposiciones) que hay en la capital vizcaina.

¿Qué diferenciará al Ayala?

-Será un hotel similar al Coliseo, del que solo le separa una manzana. Será un cuatro estrellas con 63 habitaciones, lo más parecido a un hotel boutique. Tendrá su desayuno propio, su sala de reuniones? está enfocado al cliente vacacional individual y al cliente de negocios individual.

Cuando se anunció su apertura en 2017 aún no se conocían los planes de la Diputación para la Torre Bilbao Bizkaia, lo que ha conllevado más aperturas en la zona. ¿Es algo que les beneficia?

-Sí, beneficia a la ciudad. El número de establecimientos está creciendo acorde con el crecimiento de la ciudad. Todo lo que sea una competencia no desleal es bueno, siempre te obliga a estar al día, a trabajar por la excelencia para tus huéspedes.

¿Hay mercado para tantos hoteles proyectados?

-Esa es la eterna pregunta. Si estamos aquí es porque creemos que hay mercado, pero tenemos que estar siempre en la primera línea de salida para estar bien posicionados. En periodos de crisis el que menos sufre es el que está bien posicionado en la ciudad, como creemos que es nuestro caso. Tenemos periodos de ocupación muy buenos desde marzo hasta noviembre. Es en el resto de meses donde tenemos que adecuar nuestros recursos para salir adelante.

Hablaba de posicionamiento, ¿se refiere al emplazamiento de los hoteles o a la imagen que trasladan?

-Las dos cosas. La ubicación es uno de los factores más importantes en cuanto a lo que el huésped busca y, por otra parte, nos interesa mucho trabajar por la excelencia, por lo que nos preocupa el posicionamiento en las redes y la reputación on line.

El año pasado fue excepcional en cuanto a visitantes, ¿se están manteniendo las cifras?

-Hay un crecimiento sostenido a diferencia de otras ciudades. Soy optimista, y creo que va a seguir siendo así en los próximos años a pesar de lo que se empieza a decir.

En cuanto a las cifras de visitantes de verano, ¿qué balance realizan?

-Hemos superado lo que teníamos presupuestado en julio y agosto, en la línea de lo que ha sido la ciudad, que ha crecido en estos meses estivales.

El año pasado parecía insuperable.

-Con respecto al verano hemos crecido, pero otros meses no hemos conseguido las cifras de 2018 porque hubo eventos de magnitudes tremendas. Los hemos sustituido por más eventos de menor número de visitantes.

¿Manejan alguna cifra de crecimiento de este verano?

-Hemos experimentado en torno a un 3-4% de ocupación más, con un precio medio mayor.

Ese suele ser uno de sus objetivos, precisamente, el de incrementar el precio medio de las camas.

-Por supuesto. En los tiempos de crisis hemos ido a ocupar, ahora evidentemente la única tendencia posible era subir el precio medio, para eso hemos trabajado. Ahora creemos que no será tan fácil crecer, la actual situación económica proyecta otra cosa.

Y cuando se abran todos los establecimientos anunciados, ¿será posible mantener el precio medio?

-En función de cómo salgan al mercado los nuevos hoteles tendremos que replantear las tarifas.

Lleva muchos años trabajando en el sector en Bilbao. ¿Cómo lo ve actualmente?

-He percibido cambio excelente. Hemos pasado de ser una ciudad industrial a ser una ciudad de servicios con unas expectativas creadas que ni nosotros podíamos imaginar. Al final se han cumplido. Es una ciudad que, una vez que ha dado con la tecla, está trabajando muchísimo desde todos los ámbitos para que sea un referente turístico. El mayor cambio ha sido pasar de estar trabajando en hoteles donde vivíamos del cliente de negocios a recibir actualmente una diversidad de perfiles de clientes estupenda.

¿A qué retos se enfrenta el sector en Bilbao?

-Mantener esta tendencia alcista sostenida en cuanto al turismo, que esté controlada y sobre todo al reto de apostar por un turismo de calidad.