Gestión viaria

La implantación del peaje para camiones en Bizkaia será progresiva

Las Juntas Generales aprueban una proposición que busca el consenso con el sector

16.09.2021 | 12:36
Varios camiones circulan por la N-240 una de las carreteras donde se instalarán los arcos de pago de peaje

La comisión de Infraestructuras y Desarrollo Territorial de las Juntas Generales ha aprobado hoy una proposición no de norma en la que se insta a la Diputación a que la implantación de los peajes por uso de algunos corredores viarios a los transportes pesados se acometa de forma progresiva y con el máximo consenso posible tanto con el sector afectado como en el de otros colectivos sociales.

Una proposición planteada por el PNV y PSE, que ha incluido una enmienda de EH Bildu, y que incide en el planteamiento formulado por el ejecutivo foral en junio pasado de empezar a cobrar el uso de determinadas carreteras a los camioneros para que así se reequilibre el tráfico pesado por el territorio.

En la proposición se plantea solucionar las disfunciones actuales del tráfico de vehículos pesados en el eje norte-sur que componen la carretera N-240, la cual atraviesa el valle de Arratia, y la BI-625, que discurre cerca del rio Nerbioi; así como en el eje este-oeste que protagonizan la carretera N-636, por el alto de Kanpazar, y el corredor del Txorierri. A esta proposición solo voto no el PP, mientras que Elkarrekin Bizkaia se abstuvo. El resto de grupos votaron a favor.

UNANIMIDAD EN EL PLANTEAMIENTO


Durante el debate ha quedado patente de nuevo que hay unanimidad en el planteamiento del problema de desequilibrio que existe en las carreteras de Bizkaia y tiene al transporte pesado por protagonista, aunque no todos piensan igual en cuanto a las soluciones.

Desde el PP han dejado patente su más absoluto rechazo a la implantación de los arcos que cobrarán el tránsito de los camiones que circulen por varias rutas de Bizkaia, mientras que la abstención de Elkarrekin Bizkaia se ha basado en su acuerdo con la medida pero que tiene que ser implantada de forma más sosegada y sobre todo negociada con el sector de los transportistas.

Desde EH Bildu, su apoderado Raúl Méndez, se ha mostrado conforme pero requiriendo una mayor participación de todos los colectivos afectados y no solo los camioneros.

En la defensa de la proposición, Victor Trimiño, del PSE, ha puesto el énfasis en lo que este nuevo escenario viario supondrá para la reducción de la contaminación que genera el transporte pesado en la actualidad.

Por su parte, la jeltzale Irene Edesa ha asegurado que la próxima norma foral que aprobará la Diputación para crear este nuevo escenario "contará con todas las garantias jurídicas" que evite los problemas legales llegados de Europa que tuvo Gipuzkoa cuando implantó una medida similar hace varios años.

En el mismo debate también se trato otra proposición no de norma planteada por EH Bildu que recogía las dos peticiones del colectivo vecinal Lezama Bizirik, el cual solicitaba un informe a la Diputación sobre para la reducción de la velocidad en el corredor del Txorierri y otro estudio para determinar el impacto de eliminar o reducir los peajes en la Variante Sur Metropolitana para reducir el tráfico pesado por el mencionado itinerario. La propuesta fue rechazada al considerar desde los grupos junteros del PNV y PSE que el planteamiento ya se incluye en la proposición planteada por ellos.

noticias de deia