Sectores pujantes que transforman la imagen del Txorierri

25.03.2021 | 11:45
El Parque Tecnológico de Zamudio y el Cementerio de Derio conviven a la perfección con el paisaje verde que inunda toda la comarca.

Rodeando la capital vizcaina, este valle cuenta con grandes infraestructuras de transporte y empresariales dando cabida a numerosos polígonos industriales y a actividades relacionadas con la tecnología y la innovación

LA comarca del Txorierri ha experimentado en las últimas décadas una transformación paulatina cediendo protagonismo la industria tradicional a sectores pujantes como el tecnológico, la innovación o los servicios. Condicionado su paisaje por la presencia de polígonos industriales, numerosas empresas y centros educativos, la esencia de caseríos también es muy evidente. Pero además, su estratégica situación, próxima a la capital vizcaina, al Aeropuerto de Bilbao y al Parque Tecnológico de Bizkaia, le otorgan gran relevancia dentro del territorio.

Dotada de todos los servicios necesarios, la comarca que comprende los municipios de Erandio, Derio, Larrabetzu, Lezama, Loiu, Sondika y Zamudio dispone de todas comodidades propias de una de las zonas de mayor riqueza de Bizkaia. De todos ellos, Erandio constituye el mayor núcleo de población, donde la vida discurre entre Erandio Bekoa y los apacibles rincones y zonas de descanso ajardinadas de Erandio Goikoa, un lugar idóneo donde disfrutar de la naturaleza debido a su carácter rural.

El paisaje de Derio se caracteriza por una estampa compuesta de montes de escasa altitud, con un casco urbano de configuración moderna con varios edificios que merecen ser contemplados como la iglesia de San Cristóbal, fundada en el siglo X. Otro de los edificios eclesiásticos de valor es la Iglesia de San Isidro, así como la ermita de San Esteban.

Sin embargo, uno de los edificios más conocidos es el antiguo seminario que comenzó a construirse en los años 30 como hospital psiquiátrico, aunque tras la Guerra Civil se convirtió en seminario. Hace años que dejó de funcionar como tal, y, hoy por hoy, alberga numerosos servicios, oficinas, empresas, un hotel...

El Cementerio de Bilbao, considerada la necrópolis más importante del País Vasco, se ha convertido también en lugar turístico.

Sondika es otro de los bellos municipios que acoge el Txorierri. Tras un paseo por el núcleo urbano puede alcanzarse el collado de Artxanda, excelente mirador de la capital vizcaina y sus alrededores. El parque de Larrabarrena, con amplias zonas verdes, el palacio barroco Goiri Erdikoa, que data del siglo XVIII, el palacio Beike, declarado patrimonio artístico, las ermitas de Santa Cruz, San Martín y San Roque, el molino de Aixerrota del siglo XVIII y el puente romano son algunos de los lugares de interés para visitar.

En Zamudio, por su parte, localidad de marcado carácter rural que contrasta con la imagen que ofrece el parque tecnológico, el más importantes de Euskadi, conviven en el mismo espacio modernas empresas de avanzada tecnología y casas rurales tradicionales.

Es además lugar de paso del Camino de Santiago de una de las rutas de peregrinación a Compostela más antiguas, denominado Camino de Costa o Cantábrico, que comienza en Irún y transcurre paralelo al Mar Cantábrico.

Zamudio guarda un rico legado histórico formado por la iglesia de San Martín, la Torre Zamudio, el Solar de Cadalso, la Casa Consistorial del siglo XVIII y el molino de Artea. La iglesia de San Martín y la excepcional Torre Zamudio son otros reclamos de valor. Con un amplio calendario festivo, cabe destaca la feria agrícola y ganader.

Lezama se caracteriza por sus numerosas casas solares y torres de linaje que revelan raíces medievales como la casa de Basabil y Arechavaleta, y la casa solar de Oxangoiti. Sin embargo, son las instalaciones del club en Lezama las que año tras año atraen a numerosos seguidores del Athletic Club.

Pero de todos los municipios del Txorierri, Larrabetzu es uno de los más hermosos, con un casco histórico, declarado Conjunto Monumental, construido en base a patrones de estilo neoclásico. Los edificios que definen la plaza forman un bello conjunto arquitectónico; entre ellos, destaca el palacio de Ikaza, edificio del siglo XV y ubicado junto al ayuntamiento del municipio. A escasos metros se encuentra el palacio Anguleri, edificio cúbico de gran interés artístico y etnográfico por mezclar características del caserío y del palacio.

Loiu presume de ser la localidad que acoge el único aeropuerto de Bizkaia, siendo este el elemento dinamizador del proceso de industrialización que se ha desarrollado en la zona en los últimos años.

El barrio de Zabaloetxe representa el núcleo central, encontrando en su entorno la Casa Consistorial, el frontón, la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol (edificio que conserva elementos góticos) y el aula de cultura. Otro elemento que sorprende en las inmediaciones de la localidad son los molinos harineros. Entre los más reseñables el de Txitorreta, Errotatxu y Goiengo Errota, que sigue aún en funcionamiento.